PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:11:18.15:48

Triángulo estratégico emergente

Rusia, la India y China están persiguiendo metas comunes en cuanto a sus políticas internacionales y desarrollo económico.

En lo que constituye el paso más reciente para impulsar la cooperación trilateral en una variedad de campos, los ministros de Asuntos Exteriores de China, Rusia y la India se reunieron durante dos días la semana pasada en Wuhan, capital de la central provincia de Hubei.

Décima de su tipo, la reunión fue muestra de la profundización de lazos trilaterales entre Beijing, Moscú y Nueva Deli.

Debido a la influencia cada vez mayor de estos tres países en los asuntos regionales y del mundo, la cooperación entre ellos les ofrece nuevas oportunidades de desarrollo.

Estos tres miembros de lo que se ha dado en llamar grupo BRIC (Brasil, Rusia, la India y China), abarcan en su conjunto al 40 por ciento de la población global, con un Producto Interno Bruto combinado de más del 15 por ciento del total mundial. Los tres también gozan de una posición geopolítica particularmente ventajosa, junto a una abundancia de recursos laborales y naturales, así como algunas ventajas científicas y tecnológicas. La localización geográfica de las tres naciones también facilita la profundización del intercambio triangular.

Los tres son economías emergentes, enfrascadas en elevar su estatus internacional, a la vez que comparten numerosos puntos de vista sobre temas internacionales y abogan por reformas al actual orden mundial. También enfrentan tareas acuciantes comunes, como la lucha contra el extremismo religioso, el separatismo étnico y el terrorismo internacional. Para todos, la cooperación económica y comercial es plataforma importante para que sus asociación estratégica trilateral eche raíces.

El concepto de “triángulo estratégico” fue idea original del ex primer ministro ruso Evgueni Maxímovich Primakov, quien la expresó en 1998, durante una visita a la India. Aunque su planteamiento generó poco entusiasmo en ese entonces, China, Rusia y la India han comenzado a reconocer la importancia de realzar sus lazos triangulares para salvaguardar sus intereses en el comienzo del nuevo siglo, especialmente tras las guerras desatadas por EEUU en A