ChinaEconomía-FinanzasMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecnologíaDeportesCultura-EntreSociedad-SaludVídeo

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:12:23.17:05

China a las Coreas: ¡No olvidéis que sois hermanos!

Tanto la República Popular Democrática de Corea (RPDC) como la República de Corea (RC) son vecinas geográficas de China, que considera a sus respectivas poblaciones como hermanos de los chinos. Huelga decir que China se opone a cualquier conflicto bélico entre las partes, entre otras consideraciones, por el deterioro que el mismo supondría para el desarrollo económico de la propia China.

Por lo tanto, en aras de animar a nuestros hermanos coreanos a vivir en paz y amistad, y en el interés de nuestra propia seguridad, tenemos que expresar sin rodeos nuestro sentir, tanto a la RPDC y como a la República de Corea. Ambos países deben valorar la paz y hacer sus mayores esfuerzos por evitar una tragedia nacional, teniendo en cuenta lo imprescindible de la paz para que prevalezca un ambiente favorable a la construcción de países como China y otros vecinos.

Los pueblos de la RPDC y la República de Corea son parte de una misma familia étnica, la gran familia coreana, por lo que están estrechamente relacionados entre sí por lazos de sangre. La península de Corea fue dividida por los designios de una gran potencia tras la rendición de los invasores japoneses al final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945. Por lo tanto, los pueblos desean la reunificación de la península de Corea, como anhelo justo y legítimo.
En este contexto histórico, sin embargo, esta causa no podrá avanzar mediante el uso de la fuerza. Intentos en ese sentido no sólo no han logrado alterar el mapa de la Península, sino que han generado calamidades para nuestro país, lamentablemente.

En junio de 1950, China se vio obligada a enviar a sus "Voluntarios del Pueblo" para ayudar a Corea y proteger la patria, pagando un alto precio en sacrificios. Además, la guerra afectó asimismo en gran medida nuestra seguridad y capacidad de desarrollo. Con motivo del armisticio, las denominadas "Fuerzas de Naciones Unidas" y la RPDC negociaron la delimitación de las aguas en la frontera occidental entre las dos Coreas, sin que llegaran a acuerdo alguno. Posteriormente, las "Fuerzas de Naciones Unidas" unilateralmente definieron las fronteras marítimas - llamada la "línea fronteriza septentrional" (LFS), una frontera marítima que la RPDC nunca ha reconocido.
El Gobierno de la República de Corea estaba plenamente consciente de las serias diferencias que sobre la LFS mantenían el Norte y el Sur, pero a pesar de ello no se detuvo a la hora de bombardear las aguas en disputa, a pesar de la fuerte oposición de la RPDC, en un hecho realmente sorprendente. Tal provocación, lejos de obligar a la otra parte a modificar su posición, no hizo más que arrojar leña al fuego. China se opone firmemente a tales acciones. La República de Corea debe valorar la situación general por encima de todo y detener las acciones extremadamente peligrosas, como la referida, para bien de la seguridad de ambas partes.

La RPDC disparó decenas de proyectiles de artillería a la isla Yeonpyeong, en poder de República de Corea, cerca de su frontera marítima en disputa frente a la costa oeste de la Península, el 23 de noviembre, con el saldo de un soldado surcoreano muerto y 13 personas heridas. Este incidente fue realmente impactante. La parte china lamenta profundamente la pérdida de vidas en la República de Corea. Por su parte, la RPDC también debe conceder gran importancia a esta situación, hacer uso de la moderación y poner fin a sus acciones de alto riesgo contra el personal de la otra parte, para bien de la seguridad de ambos.

La RPDC y la República de Corea han tenido repetidos conflictos armados en las aguas frente a la frontera occidental intercoreana y, en fecha reciente, se ha producido una escalada de conflicto, para profunda preocupación de la sociedad china. Tomamos nota de que la RPDC y la República de Corea insisten en sus respectivas posiciones sobre la controversia, y observamos también que los dos países tienen sus respectivos conceptos de soberanía y justicia, pero no por ello dejamos de exhortar a ambas partes a prestar atención a la situación general.

¿A qué nos referimos con situación general? Ante todo, partamos de que ambos pueblos son compatriotas, y que ambas partes deben otorgar a sus habitantes más posibilidades de paz. ¿Y no es acaso muestra de justicia proteger el medio ambiente de la destrucción, de modo que se preserve un ambiente pacífico que permita la construcción? Por otra parte, un entorno parcial deberá subordinarse al medio ambiente global, así como la justicia parcial quedará supeditada a la gran justicia.

A pesar de la frágil paz alcanzada entre la RPDC y la República de Corea, a raíz de la firma del armisticio de la Guerra de Corea, ambas emprendieron sus respectivos senderos de desarrollo socio-económico y evitaron enfrentamientos graves durante el último siglo y medio. Apoyamos los esfuerzos realizados por los gobiernos de la RPDC y la República de Corea y de sus pueblos por salvaguardar su soberanía respectiva. Creemos que los gobiernos y pueblos de ambos lados quieren la paz, y creemos que la prevención de conflictos es el código de acción que ambas partes tienen que respetar.

El pueblo coreano y el chino son como dedos de una misma mano. Por esta razón es que decimos a los Hermanos: La guerra no es un juego; el costo de la guerra supera toda imaginación y va más allá de lo que pueda permitirse cualquiera de las dos partes. Por lo tanto, los dos países deben tratarse con sensatez y en espíritu de fraternidad, con el fin de resolver las diferencias a través de consultas. China está dispuesta a unirse a otras naciones del mundo para hacer todo lo posible por conseguir la unidad fraterna y la erradicación de las diferencias entre la RPDC y la República de Corea.(Pueblo en línea)
23/12/2010

Noticias relacionadas
·Vehículos públicos, información “privada”
·¡Cese la violencia contra nuestros niños!
·Veredictos al alcance del público
·Aplaudamos moderación norcoreana
·Asociación automotriz se pasa de rosca
 Más  
Noticias de PCCh