PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCultura-EntreSociedad-SaludVídeo

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:01:10.16:02

Cooperación, fundamento de más estrechas relaciones entre China y la UE

Por You Luo

Apenas despunta 2011 y ya los líderes chinos inician sus viajes por el mundo. Europa ha sido uno de los primeros destinos de las delegaciones oficiales de China, cuyos vínculos con la Unión Europea UE son hoy objeto de atención de la comunidad internacional.

La UE ocupa una posición importante en la política exterior de China. Aunque en los últimos años ha prosperado mucha ojeriza contra China en el ámbito de esa entidad regional, el Gobierno chino no ceja en sus esfuerzos mancomunados con los europeos por que los avances comunes constituyan la base sobre la cual se sostengan las relaciones China-UE, a la vez que apoya firmemente a Europa en su enfrentamiento a la crisis de la deuda soberana.

Aún permanece en la memoria colectiva el recuerdo de la gira que realizara el primer ministro chino, Wen Jiabao, por Europa, a partir del segundo día del Año Nuevo Lunar de China, en 2009, cuando el alto funcionario desembarcó en esa zona geográfica cargado de confianza, más que de efectivo, y predicó la sabiduría oriental, llamando a convertir la "crisis" en "oportunidad". En 2010, tras el estallido de la crisis europea de la deuda soberana, China fue el primer país en declarar su apoyo a las políticas de la UE y aunció que no reduciría su compra de bonos de Hacienda, con vistas a contribuir a estabilizar la zona del euro. "Europa fue, es y será uno de los principales mercados de inversión para las reservas de divisas de China," dijo entonces Wen Jiabao. Esta postura fue muy bien acogida por toda la zona. Según algunos medios de comunicación, una sola frase de China bastó para detener la caída en picada del euro.

Durante los últimos dos años, los intercambios China-UE han alcanzado niveles sin precedentes. De Bruselas, sede de la UE, a Beijing; de la cumbre del G20 a la Asamblea General de Naciones Unidas; del Foro Económico Mundial de Davos a la cumbre de la ASEM, hemos podido apreciar a los líderes chinos y a sus contrapartes de la UE trabajando juntos, imbuidos de serenidad, frescura, confianza y optimismo, según discuten formas de desarrollar las relaciones y buscar buenas políticas frente a la crisis.

En los intercambios sino-europeos de hoy predominan el diálogo, la coordinación y la cooperación. En respuesta a la crisis, ambas partes encauzan nuevas perspectivas para el desarrollo integral de la cooperación China-UE. Ejemplo de ello es que China cuenta por primera vez con los 27 estados miembros de la UE como destinos de inversión, donde hasta ahora ha colocado cerca de 1.400 empresas, creando puestos de trabajo asimismo para 15.000 empleados locales de la UE. Además, China se ha convertido por primera vez en el segundo mayor mercado de exportación para la UE. En los primeros 11 meses de 2010, el comercio bilateral superó los 430 mil millones de dólares, cifra que deberá ser rebasada cuando se tabule el total del año. Por primera vez también, China rubricó un acuerdo para intercambio de divisas por 3.500 millones de yuanes con los países europeos, creando un nuevo modelo de cooperación financiera entre las partes. La primera ronda de diálogo estratégico de alto nivel entre China y la UE se llevó a cabo con éxito. El convoy chino-UE supuso un primer esfuerzo conjunto contra la piratería en el Golfo de Adén. La UE participó por primera vez en una exposición universal fuera de la zona europea - la Expo de Shanghai. China y la UE celebraron por primera vez su Cumbre Cultural y muy pronto se estará celebrando el primer Año de Intercambio de Jóvenes de China y la UE .

La cooperación entre China y la UE no sólo promueve el desarrollo de ambas partes, sino que también ha hecho importantes contribuciones a la recuperación del crecimiento de la economía mundial y la reforma estructural de la gobernanza global. Como parte de la plataforma global de gobernanza económica del Grupo de los 20, China y la UE han mejorado la coordinación y el diálogo para promover las reformas de las instituciones internacionales, los sectores financieros y los sistemas monetarios internacionales, aumentando el poder de representación de los mercados emergentes y los cuerpos económicos en vías de desarrollo. En este proceso, los intereses comunes de China y la UE, lejos de disminuir, han aumentado, a la vez que crece la importancia de las relaciones bilaterales y se estabiliza la base de la cooperación mutuamente beneficiosa.

Por si fuera poco, tanto el XII Plan Quinquenal de China, como la Estrategia Europea de 2020, coinciden en colocar en sus prioridades el desarrollo científico, armonioso y sostenible y el crecimiento inclusivo, lo cual creará condiciones más favorables para la cooperación China-UE a largo plazo.

Aunque aún existe desequilibro en los niveles de comprensión y confianza mutuos, además de que perviven ciertos "ruidos" y fricciones sobre algunos temas, éstos sólo serán superados mediante la cooperación. La historia que las relaciones China-UE domuestra que la cooperación sirve a los intereses comunes y es también el fundamento desde el cual continuar profundizando los lazos entre ambas partes. (Pueblo en Línea)
10/01/2011


Noticias relacionadas
·Las dos caras del combustible nuclear
·La siempre precaria amistad con EEUU
·Y fumar no es un placer…
·Para bien del consumidor
·Cuando las armas avanzadas no son un lujo exclusivo
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh