PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludVídeoÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:05:16.17:18

Pakistán hace aportes notables a lucha antiterrorista

Por Fu Xiaoqiang

Tras la muerte de Bin Laden, EEUU y otros países occidentales han criticado a Pakistán por su inactividad y tolerancia en la lucha antiterrorista, obviando sus aportes y sacrificios a lo largo de los últimos diez años y atribuyéndose a sí mismos los éxitos en esta lucha. En realidad, como importante socio de EEUU en el combate antiterrorista, Pakistán ha tomado acciones concertadas y hecho notables sacrificios, indispensables para la lucha.

Pakistán ha pagado cara la participación en la lucha antiterrorista internacional. Tras el incidente del 11-S, abandonó el regimen de Talibán y comenzó a colaborar con EEUU en la lucha antiterrorista, gracias a lo cual EEUU se impuso al Talibán en Afganistán. En los últimos diez años, Pakistán ha trasladado unos 100 mil militares estacionados en la zona fronteriza oriental colindante con la India para combatir a los terroristas, abandonando así su tradicional estrategia de dar prioridad a la defensa contra la India. Por su parte, EEUU se muestra tolerante ante la expasión armamentista de la India.

Pakistán ha enviado tropas a las zonas tribales que se encontraban en estado de semiautonomía, lo que ha provocado conflictos con el tradicional régimen tribal, dando origen a revueltas sangrientas que han sumido al país en el abismo del terror y las represalias extremistas. Tras la subida de Barack Obama al poder, la zona oeste paquistaní se convirtió en campo de batalla antiterrorista. Las tropas paquistaníes han lanzado ataques contra los terroristas atrinchelados en seis de las siete zonas tribales, lo que constituye una ayuda significativa a EEUU.

Pakistán ha enviado unos 100 mil militares a combates antiterroristas, capturado y abatido más de 400 elementos de Al Qaeda y unos 1.000 extremistas, y trasladado importantes jefes terroristas a las autoridades estadounidenses, incluido Jalid Sheik Mohamed, uno de los presuntos autores del 11-S. Además, ofreció a EEUU muchas informaciones sobre las pistas de los terroristas, lo que contribuyó al descubrimiento del paradero de Bin Laden. Sin embargo, EEUU no ha dado un trato igualitario a Pakistán como su socio, sino que ha estado actuando a partir de sus propios intereses, e incluso mantuvo estricamente reservado su plan de búsqueda de Bin Laden.

En los 10 años de lucha antiterrorista, Pakistán sufrió pérdidas económicas directas e indirectas por valor de 100.000 millones de dólares, mucho más que la asistencia estadounidense de apenas 20.000 millones de dólares. Esta lucha también causó influencia negativa sobre el desarrollo social paquistaní y empeoró la situación de seguridad social del país, al producirse gran número de refugiados tribales víctimas del terrorismo. Desde 2004, los bombardeos de aviones sin piloto de EEUU han dado muerte y herido a numerosos civiles inocentes, aunque también han abatido a unos 1.000 terroristas. Ante la hostilidad contra EEUU provocada por estas atrocidades, las autoridades paquistaníes se enuentran sumidas en un atolladero.

Los medios estadounidenses no han criticado el unilateralismo de EEUU ni su violación de la integridad territorial paquistaní, sino que han criticado a Islamabad por su poca acción en la lucha antiterrorista. La prensa occidental debería evaluar en justicia los aportes paquistaníes y trabajar en bien de la seguridad y estabilidad regionales. (Pueblo en Línea)

15/05/16/2011

(El autor Fu Xiaoqiang es director del Centro de Lucha Antiterrorista adscrito al Instituto Chino de Relaciones Internacionales Modernas)

Noticias relacionadas
·¿Quién sustituirá a bin Laden?
·El diálogo entre China y EEUU por buen camino
·La democracia de base pone a prueba las capacidades de los idealistas
·La verdad es la mejor forma de evitar perjuicios
·Échenle la culpa a la urbanización
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh