PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:07:20.15:46

Victoria futbolística japonesa obliga a reflexión china

Por Dao kou

La arrolladora victoria de Japón en la VI Copa Mundial Femenina de Fútbol en Alemania ha conmovido a China, ante el empuje demostrado en el certamen por las balompeditas niponas. El hecho de que la selección china no haya clasificado para las finales de la Copa Mundial nos ha obligado a reconocer el colapso completo del fútbol chino. Si las victorias logradas por las futbolistas chinas antaño podían ocultar parcialmente la precaria situación del deporte rey en casa, actualmente los hinchas locales han finalmente aceptado la decepción total.

Según las estadisticas, actualmente en China solo hay unas decenas de balompedistas, en contraste con los varios cientos de miles de aficionadas a este deporte en Japón. Esto explica por qué el fútbol chino se encuentra tan deprimido hoy. Hace 20 años, cuando el fútbol femenino comenzó a ganar terreno en el mundo, las atletas chinas se anotaban éxitos en su práctica. El haberse impuesto al subcampeón de la Copa Mundial Femenina de Fútbol en dos ocasiones demuestra la posición del equipo chino a escala mundial. Sin embargo, su retroceso es sorprendente. En solo diez años, el equipo femenino de fútbol chino ha caído a la segunda categoría en Asia, después de la República Popular Democrática de Corea, Corea del Sur y Japón. Pero hoy mismo no hay conciencia real en China de por qué su fútbol ha colapsado.

La ciega persecución de medallas en los juegos deportivos mundiales y el descuido hacia la preparación de las novatas han causado efectos desastrosos. Los directores de cultura física y deportes a diversos niveles han dedicado denodados esfuerzos para lograr y ostentar los éxitos que sustenten su prestigio. Por ejemplo, antes de las competencias mundiales, fijan un calendario a las futbolistas y sus entrenadores, desatendiendo las condiciones concretas. No premeditan en lo más mínimo su preparación rutinaria. ¿Cómo podrán completar entonces las futbolistas las metas que los directores han delineado a su antojo? Hay que dejar la práctica de hacer preparativos en el último momento. Hay que desechar las ilusiones de conquistar medallas olímpicas y competencias mundiales sin preparativos necesarios y de largo alcance. Es imperativo crear condiciones necesarias para que más chicas jueguen al fútbol y convertirlo en un deporte sano para el robustecimiento físico y psíquico de los jóvenes chinos. De esta manera, llegará el día en que las futbolistas chinas estén capacitadas para competir en el escenario mundial. ¡No repitamos la estúpida práctica de estropear las cosas con entusiasmo excesivo!

Hasta la fecha los directores de la Asociación China de Fútbol y los autodenominados expertos siguen empeñados en sus interminables polémicas sobre a qué país debemos imitar, ¿La ex Yugoslavia, España o Portugal? Hay que aprender del vecino cercano, Japón, cuyas experiencias bastan para nuestro aprendizaje.

Los directores del fútbol chino debe abandonar las ilusiones de perseguir exclusivamente éxitos poco realistas. Hay que dedicar diez años o más a la preparación de jóvenes futbolistas, y después, les tocará fijarse metas para imponerse en las competencias asiáticas y clasificarse para los Juegos Olímpicos. No es hora de concebir nuevas metas inalcanzables, mientras se continúa descuidando la preparación de los novatos. (Pueblo en Línea)

20/07/2011

Noticias relacionadas
·El trasfondo social del escándalo de las escuchas telefónicas
·Construyamos un Nuevo Tíbet más rico y armonioso
·Diario del Pueblo: Sin Partido Comunista de China, no habría nuevo Tíbet
·¿Llegó el “Munich” de EEUU?
·Escuelas de China continental deben reformarse si quieren competir
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh