PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:08:09.13:55

Las angustias de la humanidad


El desierto de Atacama en Chile, llamado el más seco del mundo, ha sufrido de tormentas de nieve en las últimas semanas.

Por Zhang Hong

El mundo de hoy no vive en paz.

Últimamente las noticias relacionadas con fenómenos meteorológicos extremos aparecen con frecuencia: en Corea del Sur se han registrado las mayores tormentas en los últimos cien años; cerca del 18% de los EE.UU. ha sido afectado por sequías inusuales o extremas durante el mes de julio; el desierto de Atacama en Chile, llamado el más seco del mundo, ha sufrido de tormentas de nieve en las últimas semanas… Según datos revelados por una aseguradora en Munich, Alemania, durante la primera mitad del 2011, las pérdidas económicas causadas por desastres naturales en todo el mundo ascienden a los 265 mil millones de dólares, cifra que supera la de todo el 2005. Hasta ahora se pensaba que ese año había sido el “más caro” en la historia, en cuanto a desastres naturales.

Algunos dicen que la Tierra está enfadada y que es su venganza frente al abuso desenfrenado de los recursos naturales por parte de los seres humanos. Y de este mal se tiene que hacer cargo. Quizás, se podría decir que esta venganza de la naturaleza fue provocada inconscientemente por los hombres y su afán por ampliar su espacio vital. Sin embargo, en el mundo de hoy, muchos desastres fueron causados de manera intencional.


Foto de archivo: Hiroshima,atacada por la bomba atómica


Hace 66 años, durante un 6 de agosto, mientras la Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin, una enorme explosión en Hiroshima, Japón, estremeció al mundo. Se trataba de la primera vez en la historia de la humanidad que se utilizaban armas nucleares en el combate. De hecho, esta bomba nuclear simbolizaba la delicada relación entre los seres humanos y la tecnología. Los seres humanos, al disfrutar de los adelantos tecnológicos, también se dieron cuenta de que la tecnología era “un arma de doble filo”. Por ejemplo, las armas nucleares. Se ha dicho que, si bien no se sabe cómo se combatirá la Tercera Guerra Mundial, seguramente la Cuarta Guerra Mundial se combatirá solamente con piedras y palos. La razón es muy sencilla: las armas que posee el hombre, son capaces de destruir la Tierra más de una vez.

Por supuesto, estamos en un periodo de paz, no podemos ver el estallido de una Guerra Mundial a corto plazo. Sin embargo, esto no quiere decir que todos pueden pasar una vida en paz. Los países de Oriente Medio y del Norte de África, poseedores de petróleo, todavía siguen viviendo en disturbios. A la vista de las armas modernas, la vida humana parece cada vez más vulnerable. Lo más amargo de una guerra es la gente inocente. Las organizaciones humanitarias han llamado la atención sobre la gran cantidad de refugiados. En su búsqueda por la supervivencia, ponen la esperanza en cualquier lugar. ¿Dónde podrán vivir en paz?

Recursos, no importa cómo, pero para sobrevivir se necesitan recursos. La imaginación humana ha creado Transformers y Avatar, entre otras películas. Incluso en estos mundos imaginarios, la lucha por los recursos sigue siendo el tema principal. Se dice que mientras exista un Estado, todo tipo de conflictos de intereses no se detendrán. Esta frase se podría cambiar por: mientras existan distintos grupos de interés, nunca habrá paz absoluta sobre la Tierra.

Los seres humanos ya han vivido en este planeta por cientos de miles de años. Junto con la expansión humana, la relación de los hombres y la tierra se vuelve cada vez más tensa. Además, uno de los principales problemas que no hemos podido resolver hasta ahora son las contradicciones entre los hombres. Quizás ya sería tiempo para buscar soluciones a estas problemáticas.(Pueblo en Línea)

09/08/2011


Noticias relacionadas
·Mercados bursátiles desconfían de EE.UU. y Europa
·EE.UU. y Europa deben cargar con la responsabilidad política de reactivar la economía mundial
·La prensa necesita autocorrección
·Lecciones para no olvidar
·Más escándalos en el museo
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh