PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:08:12.17:11

Hora de tomar medidas

Las filtraciones de petróleo en la bahía de Bohai han durado dos meses. La incapacidad del operador de las plataformas petrolíferas, Concon Phillips (COPC), para proporcionar la información largamente esperada, ha dado pie a la preocupación pública por la contaminación. Las partes involucradas deben esforzarse por resolver los problemas tan pronto como sea posible.

El desastre ha planteado muchas preguntas que aún no han recibido respuesta.
De acuerdo con la Ley de Protección del Medio Marino, que fue revisada en 1999, la multa administrativa máxima por contaminación a causa de la exploración de petróleo en alta mar es de 200.000 yuanes (30.300 dólares). La Administración Estatal Oceánica (AEO) indicó a principios de julio que ésta era el única base jurídica para imponer una sanción administrativa a COPC.

Sin embargo, la ley también estipula que la AEO tiene derecho a representar al país para reclamar indemnización a un contaminador. Es urgente que el Gobierno organice inmediatamente, o encomiende a un tercero, llevar a cabo una evaluación creíble y científica del costo ambiental de la fuga de crudo, así como los costos materiales y de tiempo que serán necesarios para restaurar la normalidad del medio ambiente marino.

De acuerdo con COPC, se han derramado más de 1.500 barriles de petróleo en 3.400 kilometros cuadrados de mar, mucho peor que la situación reportada por la AEO a principios de julio. Las inusuales y duras críticas de la AEO a COPC a principios de agosto, probablemente preludien una acción legal en procura de una indemnización más cuantiosa. La cantidad de petróleo derramado y el daño que la msima ha causado al medio ambiente son dos factores cruciales para determinar la magnitud de la indemnización.

Sólo cuando China haya desarrollado plenamente su legislatura y supervisión marinas a tenor de las convenciones internacionales, los operadores extranjeros se adherirán estrictamente a las normas de la nación.

Como mayor mercado de inversión extranjera del mundo, China ha experimentado diversas etapas en la atracción de empresas foráneas durante los últimos 30 años. En un primer momento abundaban las condiciones favorables de todo tipo en cuanto a políticas, normas e incluso leyes, en un intento por atraer capital extranjero y tecnologías avanzadas.

China debe dejar de poner en peligro su medio ambiente, recursos naturales, mano de obra, impuestos y el sistema legal, como forma de atraer a empresas extranjeras y nacionales.

Lo que realmente atrae a los inversores de calidad es un mercado justo y bajo escrutinio satisfactorio, apoyado en leyes bien diseñadas y respetadas. China debe participar en el mercado global con un sistema jurídico completo totalmente desarrollado.(Pueblo en Línea)

12/08/2011

Noticias relacionadas
·Revueltas en el Medio Oriente: lo extrordinario se hace rutina
·Los 5 aspectos más llamativos de la ceremonia de apertura de los Juegos Mundiales Universitarios de Shenzhen
·Un espectáculo diferente
·Análisis: ¿Puede España seguir obteniendo financiación en los mercados?
·Análisis: ¿Puede España seguir obteniendo financiación en los mercados?
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh