PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:08:12.17:14

¿Quién es el verdadero entrometido?

Por Li Luosha

EE.UU. debe dejar de politizar los asuntos comerciales con China y relajar su control sobre la exportación de productos de alta tecnología
La crisis financiera ha afectado profundamente las relaciones económicas entre China y EEUU, al constituir la base para los vínculos bilaterales. El desequilibrio comercial, el tipo de cambio del renminbi, los derechos de propiedad intelectual y la prohibición de las exportaciones se han incorporado a las fricciones entre ambos.

Los empeños de EE.UU en politizar los temas económicos e internacionalizar los domésticos se traducen en frecuentes afectaciones para sus vínculos económicos con China. A pesar de ello, algunos estadounidenses suelen responsabilizar a las diferencias políticas entre ambos sistemas por el actual desequilibrio comercial entre China y EEUU.
De hecho, uno de los principales factores que gravitan sobre el desequilibrio en el comercio chino-estadounidense es el estricto control impuesto por Estados Unidos a las exportaciones de productos de alta tecnología a China.

En junio de 2007, el Departamento de Comercio de EE.UU. emitió nuevas normas para restringir las ventas a China en ese sector, incluidas en ellas los Cambios e Interpretación sobre la Política de Control para la Exportación y Reexportación, la Nueva Autorización del Sistema de Usuario Final, y la Política Revisada de Licencias para Artículos que Requieren de Licencia para la Exportación antes de la Nueva Regulación, las cuales dificultaron aún más la exportación de productos de alta tecnología a China por parte de compañías de EEUU.

Hay 31 categorías de productos sujetos a control, incluyendo aeronaves y sus motores, sistema de navegación, rayos láser, fibras ópticas, uranio empobrecido y software. EE.UU. también aplica a China controles más estrictos que otros socios comerciales en los rubros de biotecnología, tecnología fotoeléctrica, nuevos materiales avanzados, armas y tecnología nuclear.

Este estricto régimen de control de exportaciones ha obligado a China a cambiar su enfoque de importación en estas áreas desde EEUU, para pasar a adquirirlos en Europa, Japón y otros países. El resultado ha sido un significativo decrecimiento en la proporción de importaciones de EE.UU. en el rápido crecimiento de la alta tecnología importada por China.

Bajo el pretexto de la seguridad nacional, EEUU también ha bloqueado la inversión de empresas chinas en su territorio en la industria de alta tecnología.

En 2005, la Corporación Nacional de China para la Prospección Petrolera de Plataforma (CNChPPP) intentó comprar Unocal, que entonces era la novena mayor empresa petrolera de EEUU, por $ 18.500 millones, pero al final el acuerdo no prosperó por la enérgica oposición de varios políticos de EEUU. En 2007, la firma de equipos de telecomunicaciones de China Huawei Technologies ofreció $ 2.200 millones para la compra de 3Com, pero varios miembros del Congreso afirmaron que el acuerdo era una amenaza para la seguridad nacional de EEUU, por lo que adoptaron una serie de acciones para echar por tierra el acuerdo. Finalmente, en febrero de 2008, Huawei se retiró.

En 2009, La Cía. de Materiales No-ferrosos del Noroeste de China intentó invertir $ 26.500 millones para comprar el 51 por ciento de Firstgold Corp., que daría lugar a la adquisición de los derechos de explotación de cuatro minas de oro de Nevada, pero bajo la presión del Gobierno de EEUU y los medios de comunicación, que afirmaron que las minas estaban cerca de instalaciones militares de EEUU, la oferta fue retirada el 21 de diciembre de 2009.

En 2010, la propuesta de adquisición de la Corp. Inversionista Tangshan Caofeidian de un 60 por ciento del capital social de las operaciones en fibra óptica de Emcore, fue retirada cuando el Comité de Inversiones Extranjeras de EEUU (CFIUS) expresó preocupación por la seguridad; en el mismo año el intento de Huawei Technologies de comprar activos y tecnología de 3Leaf fue retirado, cuando el CFIUS dijo que el acuerdo no procedía.

Como bien ha señalado Stephen Roach, profesor de la Universidad de Yale, al hablar en un seminario el año pasado: “EEUU ha aplicado políticas erróneas; los senadores de Washington han creado el mayor déficit presupuestario en la historia de EEEU. Y entonces culpamos a China.” (Pueblo en Línea)

12/08/2011

El autor es secretario general adjunto de la Sociedad China de Estudios de la Organización Mundial del Comercio.

Noticias relacionadas
·El golf o el agua
·Hora de tomar medidas
·Revueltas en el Medio Oriente: lo extrordinario se hace rutina
·Los 5 aspectos más llamativos de la ceremonia de apertura de los Juegos Mundiales Universitarios de Shenzhen
·Un espectáculo diferente
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh