Última hora:  
Español>>Opinión

Un poco menos de lujo

Actualizado a las 19/09/2012 - 16:11
Hay indicios de que el interés de los chinos por las marcas de lujo podría estar disminuyendo.
Palabras clave:

Pekín, 19/09/2012(El Pueblo en Línea)- Hay indicios de que el interés de los chinos por las marcas de lujo podría estar disminuyendo.

La empresa británica de moda Burberry ha emitido una advertencia sobre sus resultados, la señal más clara hasta el momento de que el menor crecimiento económico en China y la crisis de deuda en Europa están frenando la demanda de ropa y complementos de lujo.
La compañía informó de que prevé un beneficio anual subyacente en torno a la parte baja de la banda de previsiones.

Esa noticia provocó una caída del 19 por ciento de las acciones de la empresa y arrastró también a rivales, entre ellos LVMH.

China ha sido uno de los motores del boom en las marcas de lujo, pero las acciones de estas empresas se han tambaleado en los últimos meses por las preocupaciones sobre la crisis de deuda soberana en Europa y la desaceleración económica en China y otros mercados emergentes.

Morgan Stanley dijo en un comunicado que la advertencia de Burberry es la primera noticia decepcionante de una empresa europea de artículos de lujo.

Las acciones de LVMH y PPR bajaban un 4 por ciento, mientras que la suiza Richemont perdía un 3 por ciento.

Burberry dijo que las ventas comparables no registraron crecimiento en las 10 semanas al 8 de septiembre, que supone el grueso de su segundo trimestre financiero, con relación al mismo período del año precedente. Las ventas totales crecieron el 6 por ciento, casi en su totalidad por la nueva apertura de tiendas.

Esas cifras suponen una caída desde el crecimiento de las ventas del 14 por ciento del primer trimestre y un alza del 6 por ciento de la facturación comparable.

Las previsiones de beneficio bruto en el año que finaliza en marzo de 2013 eran de entre 407 y 451 millones de libras y una media de 433,21 millones, según un sondeo de Reuters realizado entre 18 analistas.

¿Ha acabado el boom?

Según las estadísticas de Bain & Company, una consultoría con sede en Boston, las ventas anuales en el mercado de lujo de China continental pasaron de 7 mil millones de euros (casi 9 mil millones dólares) en 2009 a 13 mil millones euros en 2011. Si incluimos el consumo de las personas de Hong Kong, Macao y Taiwán, las ventas totales en el mercado chino el año pasado fueron de 23 mil millones de euros, sin contar los 15 mil millones de euros gastados anualmente en bienes de lujo por los clientes chinos que vienen del extranjero.

Muchas marcas de lujo llevan estudiando el mercado del Continental un tiempo, y han anunciado planes para abrir nuevas tiendas en todo el país. Sin embargo, las estadísticas indican que el mercado se ha vuelto menos acogedor.

La marca de joyas honkonesa Chow Tai Fook Jewellery Co. dio a conocer en julio que las ganancias de la compañía en el primer trimestre del año aumentaron un 16 por ciento, un crecimiento mucho menor al 61 por ciento registrado en 2011.

"En los últimos 12 meses, el mercado de lujo iba cada vez a más, pero con las inquietantes noticias que los consumidores leen día tras día en los medios, muchos de ellos están prestando mucha atención a lo que gastan y prefieren ahorrar más en previsión a una posible crisis en China ", dijo Tye Simon, director ejecutivo de Ipsos, en un comunicado.

Zhou Ting, director del Instituto Fortune Character, una consultoría especializada en productos de lujo, dijo al Global Times que existen varias razones por las las ventas de marcas de lujo han descendido este año, incluyendo la actual desaceleración económica y el mayor esfuerzo del gobierno por frenar la corrupción.

Más cautela

El crecimiento económico de China se desaceleró a un 7,6 por ciento en el segundo trimestre de 2012.

Y durante las últimas dos semanas, los bancos extranjeros han rebajado sus previsiones de crecimiento para la segunda mayor economía del mundo: UBS Securities redujo su pronóstico de crecimiento económico para China a un 7,5 por ciento, Goldman Sachs a 7,6 por ciento y Barclays a 7,5 por ciento.

"En medio de la desaceleración económica, los consumidores de productos de lujo prefieren guardar su dinero en lugar de gastarlo", dijo Zhou.

Zhou también señaló que un reciente escándalo sobre bolsos falsos de Hermes había ganado mucha atención y una mayor preocupación de la gente acerca de la existencia de imitaciones casi idénticas a un precio mucho menor.

La policía francesa desarticuló en junio una red de contrabando de bolsos falsos de Hermes, y detuvieron a 12 sospechosos en París y Lyon. Según un comunicado de Hermes, algunos de los bolsos falsificados estaban a punto de ser vendidos en China, uno de sus principales mercados.

Zhou también señaló que los funcionarios del gobierno en la actualidad no se atreven a comprar lujos ni aceptar regalos de lujo, debido a las recientes críticas de los funcionarios públicos visto con ropa de primeras marcas o relojes.

Por otra parte, el Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China anunció el mes pasado que el país pondrá en marcha un plan de cinco años para acabar con la corrupción después del próximo 18 º Congreso del PCCh.

Zhe Lin, profesor anti-corrupción de la Escuela del Comité Central del Partido, dijo al Global Times que los crecientes esfuerzos para luchar contra la corrupción también están frenando la compra de artículos de lujo en el país.

Lucha contra la corrupción

Después de haber sido fotografiado sonriendo en el lugar de un accidente de autobús en la provincia de Shaanxi a finales de agosto, Yang Dacai, director de la oficina local de supervisión de la seguridad, fue visto por muchos internautas en diferentes fotos subidas a la red llevando hasta 11 relojes de lujo diferentes, lo que aumentó las sospechas de corrupción.

La oficina disciplinaria de la provincial de Shaanxi más tarde puso en marcha una investigación oficial sobre las posibles infracciones de Yang.

"La venta de artículos de lujo tienen una estrecha relación con la corrupción, porque la gente a veces da regalos de lujo para sobornar a funcionarios", dijo Lin.

Lin dijo que la solicitud de presupuestos de los gobiernos con más detalles y más transparentes, así como los recortes del gasto público, han puesto los funcionarios bajo más presión para reducir sus gastos en objetos de lujo.

El precio de Feitian Moutai, un licor chino de gama alta, cayó hasta un mínimo de 1.519 yuanes (240 dólares de EE.UU) por botella en agosto, de 2.600 yuanes que costaba en diciembre del año pasado. Algunos han dicho que el aumento del precio Moutai en los últimos años se ha debido a su importante papel como regalo a personalidades importantes y en banquetes oficiales.

Sin embargo, Zhou Ting, un experto en artículos de lujo, dijo que el número de presuntos funcionarios corruptos es relativamente pequeño en comparación con el mercado de lujo chino, por lo que el hecho de que compren o acepten regalos de lujo no va a influir en el índice de ventas de este sector".

Cai Sujian, jefe del Instituto Chino de Lujo, dijo al Global Times que él sigue siendo optimista sobre el desarrollo de la industria del lujo en el país.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás