Actualizado a las 2007:12:19.09:24

Especial: Suben costos de la soja en Brasil y precios del grano siguen recalentados

Los altos precios mundiales de la soja se mantendrán en el mediano plazo, justo cuando los productores de Brasil se quejan de alzas de 10 por ciento en los costos de producción, que serán traspasadas al mercado, según análisis difundidos el día 18.

Brasil es uno de los custro principales productores y exportadores mundiales de soja, con una cosecha récord este año de 57,55 millones de toneladas (7,8 por ciento por encima de 2006) y exportaciones por valor de 10.810 millones de dólares hasta noviembre, según datos de la patronal Confederación Nacional de Agricultura (CNA).

Un análisis mensual del prestigioso Centro de Estudios en Economía Aplicada (CEPEA) de la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz, de la Universidad de Sao Paulo, prevé que los productores brasileños podrían estar frente otra cosecha récord con precios altos.

"El movimiento alcista está sujetado a la menor producción mundial y la mayor demanda por soja en grano y aceite de soja, en especial por parte de China", señaló el estudio del CEPEA.

También menciona la caída del dólar frente a las otras monedas y la disparada del precio del petróleo que favorece la sustitución de hidrocarburos por otras fuentes energéticas.

Por ejemplo en Brasil el aceite de soja es la principal materia prima para fabricar 'biodiesel' de origen vegetal, que será mezclado a razón de 2,0 por ciento con el diesel del petróleo de manera obligatoria a partir del 1 de enero.

En noviembre pasado las cotizaciones de la soja en la Bolsa de Chicago alcanzaron los niveles más altos de la historia, equivalentes a 24,30 dólares por saco de 60 kilos.

Hoy martes el saco era cotizado en 24,48 dólares en el puerto de embarque de Paranaguá, estado de Paraná (sur).

Los precios para embarques en abril y mayo -meses considerados pico en la comercialización de la soja de Brasil- estaban en 24 dólares, según los cálculos de CEPEA.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la cosecha mundial de soja 2007/08 debe disminuir en 6,3 por ciento respecto a la temporada anterior, mientras el consumo global debe crecer 4,0 por ciento y se espera una reducción de 20,5 por ciento en los inventarios internacionales del grano.

"El resultado de tal escenario ha sido los récords históricos de precios para la soja y derivados. Además de la mayor demanda y menor oferta, los precios de la soja también encuentran soporte en los efectos indirectos del mercado financiero y de otros productos básicos", señala CEPEA.

Entre los derivados de la soja, los precios del aceite se mantienen en alza constante desde diciembre de 2005 en la bolsa de Chicago y en noviembre sobrepasaron los 1.000 dólares por tonelada por primera vez en la historia.

Los precios de la harina residual -un subproducto usado para elaborar alimentos concentrados para ganado- están en 320 dólares la tonelada, contra 210 dólares en noviembre de 2006 (alza de 52 por ciento).

En el mercado interno brasileño, medidos en reales, los precios tanto de la soja y el aceite también están en niveles históricos.

Según organizaciones empresariales brasileñas, esto ha provocado fuertes aumentos en el costo de los alimentos animales -que serán transferidos al mercado interno y externo en 2008- de carne cerdo, de pollo, huevos y leche.

"Muchos agentes creen en alzas todavía más fuertes en las cotizaciones internas y externas de la soja en los próximos meses", señalan los investigadores Vania Di Addario y Rogerio Alves, del CEPEA.

Pero eso sólo va ocurrir si entre otros factores son confirmadas adversidades climáticas en América del Sur, si hay una mayor demanda internacional por activos agrícolas debido al agravamiento de la inestabilidad del mercado financiero de Estados Unidos. "En caso contrario debe ocurrir un movimiento a la baja", señala.

En las bolsas de mercaderías los contratos futuros agrícolas se han convertido en un atractivo instrumento "refugio" de inversión especulativa, en medio de la crisis del mercado inmobiliario estadounidense, según otros analistas económicos.

Pero los productores brasileños también dicen enfrentar su propia crisis de rentabilidad.

Según la CNA ha aumentado 40 por ciento el precio del herbicida Glifosfato, usado en los cultivos de soja transgénica, lo que le ha restado competitividad a esta variedad frente a la tradicional, en los estados productores del Centro-Oeste de Brasil.

"El alza del Glifosfato hizo que por primera vez la soja transgénica perdiera competitividad con relación a la convencional", afirmó el superintendente de la CNA, Ricardo Cotta Ferreira.

El costo del fertilizante a su vez subió el 30 por ciento, lo que también contribuye al aumento promedio del 10 por ciento en los costos totales del cultivo de soja, según la CNA, que hoy divulgó estudios sobre maíz, café y ganadería.(Xinhua)
19/12/2007

Noticias relacionadas
·MERCOSUR e Israel firman TLC
·Gigante petrolera de China se asocia con Chevron para explotar campo de gas
·Aerolínea nacional de EAU patrocinará el GP de F1 de Abu Dhabi
·Corea del Sur: SK Telecom lanzará servicios de Internet-TV
·Jóvenes africanos niegan que el crecimiento de China suponga una amenaza
 Más  
Noticias de PCCh