Actualizado a las 2008:09:24.09:06

Rescate financiero en EEUU suscita incertidumbre global

Por Roberto Manríquez

La actual crisis financiera internacional, originada en Estados Unidos, ha suscitado gran incertidumbre en los mercados globales y nuevas interrogantes sobre sus efectos y probables resultados finales.

El anuncio del pasado viernes de un gigantesco "plan de rescate" del gobierno del presidente George Bush alentó a las principales bolsas en el mundo pero el optimismo se ha desvanecido conforme aumentan las dudas sobre sus verdaderos alcances.

A pesar del consenso en Estados Unidos de que el rescate financiero dará solvencia a los bancos en ese país, en el exterior persisten las dudas en torno a si la medicina y los plazos son los más apropiados para el enfermo.

El plan de Bush busca restablecer la confianza de los mercados globales, que acusan cuantiosas pérdidas en el año a causa de la crisis hipotecaria en Estados Unidos.

Una pregunta clave es si el rescate bancario por 700.000 millones de dólares permitirá superar la crisis en Estados Unidos debido al fuerte componente especulativo que tienen los remedios financieros en ese país y el exterior.

Otras interrogantes incluyen ¿será suficiente el monto para rectificar los errores cometidos? ¿Quiénes serán los beneficiados? ¿Cuál será el tipo de supervisión de estos fondos en el futuro? ¿En qué medida se desacelerará la economía estadounidense?

Ni el gobierno ni las autoridades financieras estadounidenses han dado respuestas convincentes a estas interrogantes, y, al parecer, todo dependerá de las características que adquiera el paquete tras su aprobación en el congreso en Washington.

Pero hay muchas preguntas más: ¿Por qué la Reserva Federal no adoptó medidas antes de la crisis? ¿Por qué las agencias clasificadoras de riesgo actúan cuando se ha desatado la crisis? ¿Por qué dos bancos de inversión pueden poner en jaque la estabilidad del sistema financiero global provocando el temido cierre del crédito mundial?

Un aspecto que agrava la búsqueda de una pronta solución es el alto déficit fiscal de Estados Unidos, que se agravó por los millonarios gastos ocasionados por la guerra de Irak.

De ahí, que la deseada recuperación económica dependerá de los nuevos incentivos en el sector bancario, pero con la fragilidad de que el gobierno estadounidense no controla a los especuladores de su país ni en el mundo.

Se ha hecho muy evidente que por ahora el sistema financiero estadounidense no se regulará automáticamente por el mercado.

En contra de su filosofía globalizadora, Estados Unidos necesitará una mayor intervención estatal en las finanzas internas para una mayor confianza en los mercados financieros local y exteriores.

En ese proceso, tanto la Reserva Federal (Banco Central) como la Secretaría del Tesoro (Hacienda) han actuado con mucha discrecionalidad, protegiendo e incluso capitalizando a algunas empresas y dejando quebrar a otras.

Esta intervención estatal en el libre mercado ha despertado dudas respecto del compromiso efectivo de Estados Unidos con una economía de mercado y con mercados relativamente abiertos, que lo había caracterizado históricamente.

El "plan de rescate", que seguramente será aprobado con modificaciones demócratas, tendrá un alto costo para los contribuyentes estadounidenses y hay dudas en cuanto a si el gobierno recuperará los fondos del rescate financiero.

De aquí que algunos analistas hablan que en Estados Unidos ocurrirá como en México, donde el gobierno privatizó las ganancias del rescate bancario y socializó las pérdidas.

La profundización de la crisis financiera influirá en el crecimiento de este año, no sólo de Estados Unidos y Europa, sino también de los países emergentes, a muchos de los cuales no les irá bien, entre ellos varios latinoamericanos. (Xinhua)
24/09/2008

Noticias relacionadas
·Empiezan China y Africa Occidental foro económico y comercial
·Residentes urbanos chinos son reacios a comprar vivienda, según encuesta de banco central chino
·Paulson pide a Congreso que apruebe plan de rescate financiero
·Bolsas chinas cierran con pérdidas superiores al 1,5 por ciento
·Bolsas chinas cierran con alzas superiores al cuatro por ciento
 Más  
Noticias de PCCh