Actualizado a las 2008:11:11.13:51

La confianza es más importante que el oro

En lo que va del año la economía china ha pasado serias pruebas en muchos aspectos. En el contexto económico internacional, la crisis financiera se extiende continuamente, lo que ha provocado una disminución de la demanda externa y una ralentización evidente de las exportaciones. En el funcionamiento económico dentro del país, se ha registrado un descenso del ritmo de crecimiento del PIB, con una disminución del ritmo del crecimiento de los beneficios empresariales y de los ingresos fiscales, así como una depresión en el mercado del capital y en el sector inmobiliario. Estos factores se han presentado como desafíos para el desarrollo sereno de la economía del país.

El desarrollo económico no puede desligarse del apoyo de la confianza. Una actitud activa y una confianza firme son fuerzas importantes para superar las dificultades. Frente a una situación volátil de la economía que vivimos ahora, debemos contar con plena confianza. Con confianza tendremos corage, y con corage, tendremos fuerza. La confianza es más importante que el oro y la moneda.

Los aspectos fundamentales de la economía del país sigue siendo postivos, y esto es la base sólida para afianzar nuestra confianza. En los primeros tres trimestres, la economía china logró un crecimiento relativamente rápido hasta llegar al 9,9%. Este ritmo de crecimiento es más acelerado que las economías principales del mundo en el mismo lapso de tiempo, y es más alto que el ritmo medio registrado desde la reforma y la apertura del país. En septiembre, el margen del alza de los precios al consumo ha disminuido durante 5 meses consecutivos, lo que demuestra la eficacia evidente del control de la inflación. En cuanto a las exportaciones, a pesar de la disminución del ritmo de su crecimiento, en los primeros tres trimestres se registra aún un crecimiento a ritmo de 22,3%. Todo esto demuestra que la buena tendencia del desarrollo económico de nuestro país no ha sufrido cambios.

Las medidas oportunas, flexibles y prudentes en el reajuste y control macroeconómicos constituyen poderosas fuerzas para afianzar la confianza. En los últimos meses, frente a los nuevos camibos producidos en situación económica tanto en lo interno como en lo externo, el Comité Central del Partido Comunista de China ha actuado con perspicacia y rapidez, y ha adoptado una serie de medidas para impulsar el desarrollo económico en forma serena y acelerada, y éstas ya comienzan a dar resultados. Días atrás en su reunión regular el Consejo de Estado decidió aplicar la política financiera activa y la política monetaria de flexibilidad adecuada. Lanzó diez medidas importantes para ampliar aún más la demanda interna. El reajuste contundente en la política y las medidas enérgicas transmiten señales de la gran decisión para "asegurar el crecimiento", y para afianzar una vez más la confianza de la gente.

El gran potencial de desarrollo económico de nuestro país es la garantía segura para mantener la confianza duradera. La confianza dará su resultado sólo cuando se adoptan acciones. La trayectoria de los últimos 30 años de reforma y apertura demustra que cada reajuste económico conllevará progresos en la estructura sectorial, tecnologica e institucional, e impulsará el desarrollo económico hacia una nueva altura.   (Pueblo en línea) 11/11/2008

Noticias relacionadas
·IPC de China sube un 4 por ciento en octubre
·UE lista para ayudar a Islandia hasta solución de disputa por depósitos
·Piden banqueros españoles control y supervisión de finanzas mundiales
·Suben futuros de crudo por preocupación por crisis financiera
·Líderes confirman presencia en XVI Cumbre de APEC en Perú
 Más  
Noticias de PCCh