Actualizado a las 2010:01:08.14:20

Frenar la sobrecapacidad y estimular el consumo clave para la reactivación económica de China

Alimentada por el plan de estímulo y el crédito bancario, la economía china ha crecido a un ritmo envidiable el año pasado, teniendo en cuenta la grave situación de recesión en el resto del mundo.

Para que este crecimiento permanezca estable, el gobierno debe centrarse en recortar la sobrecapacidad industrial, y estimular el consumo doméstico en 2010.

Según el gobernador del banco central, Zhou Xiaochuan, en unas declaraciones a una revista financiera china, las entidades crediticias no deberían conceder préstamos a las industrias contaminantes ni a las que estén sobrecapacitadas, si no que deberían apostar por los proyectos de nuevas energías y por las industrias de importancia estratégica, así como por la creación de empleo.

Para contrarrestar el impacto de la caída de aproximadamente un 20 por ciento en las exportaciones chinas, provocada por la crisis financiera global, el gobierno implementó un paquete de estímulo de 4 billones de yuanes (587.000 millones de dólares), más otros 10 billones de yuanes en nuevos préstamos en 2009.

Estas medidas dieron fruto rápidamente, aumentando el crecimiento económico del país de un 6,1 por ciento en el primer trimestre a un 8,9 por ciento en el tercero.

Aun así siguen existiendo desequilibrios en la economía china a los que hay que hacer frente.

Será bastante difícil para el país asiático mantener un crecimiento estable este año, ya que las exportaciones, una fuerza motriz del producto interior bruto (PIB) del país, no muestran signos de que vayan a recuperarse próximamente hasta los niveles anteriores a la crisis, y los efectos de las políticas de estímulo del consumo parecen estar debilitándose gradualmente, dijo Zhang Xiaoqiang, viceministro encargado de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, máximo órgano de planificación económica del país, el pasado martes.

Al darse cuenta de que en el marco de la recesión mundial el consumo interno era clave para la recuperación económica de China, el gobierno ofreció subsidios para ayudar a los campesinos a comprar nuevos vehículos, electrodomésticos, y maquinaria agrícola, lo que, entre otras cosas, ha conseguido que China haya pasado a ser el mercado automovilístico No.1 del mundo en 2009, superando a EEUU.

De todas maneras el Centro de Información Estatal ha advertido que si el gobierno no desarrolla más políticas de incentivos, el aumento de gasto actual se convertirá en una falta de gasto en un futuro.

También ha recomendado al gobierno que aumente los salarios hasta un 45 por ciento del PIB (en los países desarrollados la cifra es de al menos el 50 por ciento), y que recorte los impuestos para que los consumidores dispongan de más dinero que gastar. (Xinhua)
08/01/2010

Noticias relacionadas
·Reguladores bancarios de EEUU advierten sobre riesgo de tasa de interés
·Acciones en EEUU tienen cierre mixto previo a reporte sobre empleo
·Supera importación de vehículos en Brasil exportaciones
·Se calcula que PIB per cápita de Beijing supere 10.000 dólares USA en 2009
·Pide China a empresas estatales prudencia en inversión en acciones y bienes raíces
 Más  
Noticias de PCCh