Actualizado a las 2010:01:22.09:35

Economía de China cumple objetivos anuales pero preocupaciones persisten

La economía china recuperó un crecimiento de dos dígitos el cuarto trimestre del año pasado, consiguiendo superar el objetivo gubernamental del 8 por ciento de crecimiento anual.

Pero los economistas han advertido que los crecientes temores ante la inflación, y el riesgo de burbujas en el mercado presentan retos para una recuperación sostenida.

El producto interior bruto (PIB) creció un 8,7 por ciento en 2009, después de que se registrara un aumento de un 10,7 por ciento en el último trimestre del año, según anunció el Buró Nacional de Estadísticas (BNE) hoy jueves.

"China se ha convertido en la primera en salir de la recesión económica mundial con una típica recuperación en forma de V", dijo Ma Jiantang, director del BNE, en rueda de prensa.

Ma ha atribuido la recuperación al paquete de estímulo gubernamental, así como a la política fiscal proactiva, y a una política monetaria moderadamente flexible.

El mercado bursátil de Shanghai ha reaccionado a los datos con cautela, creciendo un 0,22 por ciento, para cerrar en 3.158,86 enteros hoy jueves.

Para combatir la peor recesión global de los últimos 80 años, el gobierno chino implementó un paquete de estímulo de 4 billones de yuanes, con un fuerte gasto en la expansión de infraestructuras, como carreteras y ferrocarriles, para compensar la caída del 16 por ciento en el volumen de las exportaciones, derivada del descenso de la demanda de productos chinos que acompañó a la recesión.

Las entidades comerciales crediticias del país concedieron 9,59 billones de yuanes (1,4 billones de dólares) en préstamos, casi el doble que el año anterior.

El prometedor clima económico hizo que la bolsa de Shanghai creciera un 80 por ciento en 2009.

"Al crecimiento de dos dígitos le siguió una recuperación de las exportaciones, así como una sólida producción industrial el pasado mes de diciembre", dijo Zhuang Jian, un economista del Banco Asiático de Desarrollo.

La producción industrial con valor añadido protagonizó un crecimiento del 11 por ciento anual en 2009, gracias al aumento del 18,5 por ciento del pasado mes de diciembre. Por otro lado, ese mismo año, la inversión en activos fijos urbanos registró un crecimiento de un 30,5 por ciento interanual.

Las ventas al por menor aumentaron un 16,9 por ciento en 2009, después de ajustar los cambios de precio, y solo en diciembre la cifra fue del 17,5 por ciento.

El dinámico consumo fue provocado en parte por los 13 millones de automóviles vendidos el año pasado, que colocaron a China a la cabeza de la lista de productores mundiales de vehículos, por encima de EEUU, gracias a los subsidios y a los incentivos relativos a los impuestos implementados por el gobierno chino.

El BNE también revisó y reeditó la cifra de crecimiento del primer trimestre de 2009, de 6,1 a 6,2 por ciento. En cuanto a la del tercer trimestre, se reajustó la cifra ofrecida anteriormente de 8,9 a 9,1.

Ma no ofreció más detalles sobre las cifras del PIB, pero prometió que se harán públicas a final de mes, cuando hayan sido completamente revisadas. También añadió que la economía mantendrá un crecimiento económico estable y relativamente rápido en 2010.

Después de que China superara a Alemania como el mayor exportador del mundo a finales del año pasado, las exportaciones volverán a ocupar su papel en el crecimiento del PIB este año, junto con la inversión y el consumo.

A pesar de que la recuperación económica de China se está asentando de una manera sólida, Ma afirmó que la incertidumbre sigue rodeando el desarrollo de la economía China, ya que la recuperación global no se sustenta en terreno firme.

El BNE informó de que el índice de los precios al consumidor aumentó un 1,9 en diciembre, el segundo mes consecutivo de crecimiento después de que la cifra positiva de noviembre acabara con nueve meses de descenso. El índice de precios al productor también terminó con un periodo de descenso de 10 meses, con la subida de un 1,7 por ciento el pasado mes de diciembre.

Ma dijo que las cifras en aumento son también un indicador de que hay que prestar atención a los cambios en los precios, y a las burbujas de activos.

"Debemos ceñirnos a la política económica y coordinar de una manera eficaz la relación entre el mantenimiento del crecimiento económico, el reajuste de la estructura económica, y la administración de las expectativas de inflación, para prevenir las subidas de precios repentinas", dijo Ma.

Las desorbitadas cifras de créditos han avivado los temores de que el dinero de los préstamos haya sido empleado en los mercados de propiedades y bursátiles, inflando las burbujas de activos.

El precio de la vivienda se ha elevado un 24 por ciento, hasta los 4.695 yuanes por metro cuadrado en 2009, la cifra más alta en los últimos 15 años.

Para prevenir el exceso de liquidez y la inflación, el gobierno ya ha comenzado a poner freno lentamente al crecimiento de los créditos.

Con esta intención, el banco central de China ha elevado la rentabilidad de los bonos a un año, y ha subido la tasa de reserva de depósitos bancarios en 0,5 puntos porcentuales.

"Aunque las previsiones para la inflación de los precios al consumo de 2010 son relativamente suaves, en comparación con las de 2007 y 2008, picos en los precios de los alimentos y en las importaciones suponen riesgos que podrían cambiar esta situación", asegura Jing Ulrich, presidente de valores y productos de China de JP Morgan Chase .

Ulrich dijo que es improbable que la inflación se manifieste en 2010, ya que el conjunto de demanda doméstica no es suficiente para provocarla.

También explicó que la sobrecapacidad industrial debería impedir que los fabricantes hagan que el incremento del precio de las materias primas revierta en los consumidores.

Xiong Peng, un analista del Banco de Comunicaciones, predijo que el aumento de las tasas de interés no se materializará hasta el segundo trimestre, sin embargo añadió que el banco central ajustará el ratio de reservas bancarias obligatorias más a menudo durante el primer trimestre, para mantener una expansión monetaria equilibrada.

Según Ulrich, las autoridades tienen más confianza ahora en el panorama que presenta la demanda nacional que hace un año, por lo que están recortando algunas de las medidas de estímulo más agresivas implementadas hasta el momento.

"Pero todavía existen riesgos para la recuperación, y por ello la estrategia de salida de la crisis debería ser gradual" afirmó.

Ma recalcó el interés de China en la reestructuración económica, subrayando la necesidad de mejorar la calidad y la eficiencia del crecimiento.

La producción interior bruta totalizó 33,5 billones de yuanes en 2009, acortando su distancia con Japón, la segunda economía más grande del mundo, después de EEUU.

De cualquier manera, China sigue siendo un país en desarrollo con 150 millones de habitantes viviendo por debajo de la línea internacional de la pobreza de un dólar al día.

"Deberíamos tener esto en mente", Dijo Ma. (Xinhua)
22/01/2010

Noticias relacionadas
·Gobierno y banqueros de Venezuela niegan crisis financiera
·China podría convertirse en mercado preeminente de comercio de aire y agua, según CCE
·PIB per cápita de Beijing supera 10.000 dólares USA
·Brecha entre ingresos urbanos y rurales de China se ensancha pese a recuperación económica
·Primer consorcio tecnológico de Costa Rica promoverá servicios en Estados Unidos
 Más  
Noticias de PCCh