Actualizado a las 2010:02:26.13:45

Mercados nacional y exterior ponen a prueba gestión macroeconómica de China en 2010

Los mercados nacional e internacional pondrán a prueba la gestión macroeconómica de China en 2010, dijo hoy viernes el ministro encargado de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), Zhang Ping.

La política fiscal y monetaria del país tendrá que pasar una dura prueba este año dadas las "incertidumbres", dijo Zhang.

"En lo que se refiere a la política monetaria, si los bancos continúan dando facilidades para pedir préstamos, pueden generar inflación. Sin embargo, si el gobierno restringe la política monetaria demasiado pronto, la economía podría volver a caer en la recesión", dijo Li Daokui, director del Centro Chino de Investigación sobre Economía Mundial, adscrito a la Universidad Tsinghua con sede en Beijing.

El año pasado, los bancos chinos otorgaron la cantidad sin precedentes de 9,6 billones de yuanes (1,4 billones de dólares) en préstamos, prácticamente el doble que en 2008 y casi la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) del país en 2009.

Por miedo al aumento de los préstamos pendientes y a la aparición de burbujas de activos, los reguladores bancarios han empezado a desacelerar el ritmo de la concesión de créditos este año. El Banco Popular de China, el banco central del país, subió la proporción de reserva de depósitos en 0,5 puntos a principios de febrero en un intento de reducir la actividad crediticia.

Según el banco, los nuevos préstamos se situaron en los 1,39 billones en enero tras registrar una disminución interanual de 230.000 millones de yuanes. El presidente de la Comisión Reguladora de la Banca de China, Liu Mingkang, informó de que el gobierno tiene previsto reducir el suministro de créditos a 7,5 billones de yuanes (cerca de 1,1 billones de dólares) en 2010.

Una inversión pública excesiva genera debilidad en la inversión privada y un exceso de suministro en industrias como la del acero, indicó el viceministro de la CNDR, Zhang Xiaoqiang.

"Existen incertidumbres respecto a la reestructuración del modelo de crecimiento económico y los planes de estímulo fiscal", añadió Tang Min, vicesecretario general de la Fundación de Investigación de Desarrollo de China.

El gobierno central asignó unos 924.300 millones de yuanes a gasto público el año pasado, 503.800 millones de yuanes más que en 2008, según el ministro de Hacienda, Xie Xuren.

Para hacer frente a los desafíos actuales, las políticas fiscales se centrarán en el estímulo al consumo y en el desarrollo de nuevos sectores económicos como el de las nuevas energías, dijo Xie durante la Conferencia Económica Central, celebrada el mes pasado en Beijing.

Xie afirmó que el gobierno aumentará el precio de compra de los productos agrícolas y reducirá los impuestos sobre la adquisición de electrodomésticos para promover el consumo en las zonas rurales.

China recortó los impuestos en más de 500.000 millones de yuanes el año pasado, una medida que ayudó a estimular el consumo. Las ventas de automóviles, por ejemplo, alcanzaron los 130 millones de unidades, con un aumento del 38,5 por ciento respecto al año anterior, según el ministro.

Para desarrollar las nuevas industrias, el gobierno subvencionará a las empresas de alta tecnología que necesiten pedir préstamos y les reducirá los impuestos, aseguró Xie.

Además de los desafios a los que se enfrenta dentro de sus propias fronteras, China también debe hacer frente a la incertidumbre que continúa dominando el mercado internacional.

Zhen Liansheng, investigador del Instituto de Economía y Política Mundial de la Academia de Ciencias Sociales de China, predijo que la crisis financiera global y la crisis de deuda soberana en Europa reducirán la demanda de exportaciones chinas, predijo

Las exportaciones netas reducirán la tasa de crecimiento del PIB en 0,5 puntos porcentuales este año, según las estimaciones del Centro de Ciencias de la Predicción de la Academia de Ciencias de China.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, las exportaciones netas provocaron una disminución del 44,8 por ciento (3,9 puntos porcentuales) en el crecimiento del PIB en 2009. Las exportaciones cayeron un 16 por ciento anual para quedarse en 1,2 billones de dólares, mientras que las importaciones se redujeron en un 11,2 por ciento para situarse en 1,01 billones de dólares. (Xinhua)
26/02/2010

Noticias relacionadas
·Críticas de EEUU sobre tipo de cambio de RMB tiene motivos ocultos: Experto singapurense
·Bernanke dice que Fed investigará intercambios con Grecia
·Envía Chile 23% de sus exportaciones a China
·Compañía china confirma cancelación del plan para comprar la estadounidense Hummer
·Cierran Hummer para evitar error de Toyota
 Más  
Noticias de PCCh