Última hora:  
Español>>Economía

Empresas buscan mejorar su reputación en el extranjero

Actualizado a las 23/07/2012 - 17:01
Muchos productos chinos son considerados desde antaño como baratos, pero de mala calidad
Palabras clave:extranjero,marcas chinas,reputación
Empresas buscan mejorar su reputación en el extranjero

Pekín, 23/07/2012(El Pueblo en Línea)-No es una carrera sino un maratón a lo que se enfrentan los fabricantes chinos para poder deshacerse de las marcas Made in China con la mala reputación. Además se necesita una continua innovación y nuevas estrategias de marketing para mejorar la reputación de las marcas chinas, dijeron analistas.

Desde zapatillas y calcetines hasta productos electrónicos como ordenadores personales, los productos fabricados en China están por todos los rincones del mundo. Ganan el primer puesto en los mercados por su cantidad y variedad, pero también reciben la peor reputación por su "bajo precio y baja calidad".

Esta percepción molesta a algunos fabricantes con sede en China que operan a nivel mundial, lo admitan o no.

El Grupo Haier, una de las compañías más exitosas de China de electrodomésticos y productos electrónicos en todo el mundo, reveló un hecho vergonzoso en un informe del Financial Times: la mayoría de sus clientes internacionales no saben que es una empresa con sede en China.

Haier, con sede en Qingdao, provincia de Shandong, es la mayor productora de electrodomésticos del mundo. Sus ingresos el año pasado alcanzaron los 23.7 mil millones de dólares de EE.UU, lo que supone un 7,8 por ciento del mercado mundial en ese sector. 26 por ciento de sus ingresos provienen del extranjero.

Li Pan, director gerente de la división en el extranjero de Haier, dijo a un periódico británico: "No lo negamos, pero no vamos a hacer hincapié en ello".

De hecho, algunos de los productos de la multinacional están fabricados en instalaciones que la empresa tiene en el extranjero.

Pero evitar el delicado tema no ayuda a resolver los problemas. Mejorar la imagen general de los productos made-in-china en el mundo ayudaría también al crecimiento sostenible de las marcas chinas, según argumentaron los analistas.

Andrew Phillips, vicepresidente de la empresa de investigación Gartner en Pekín, dijo que las empresas con sede en China deben explorar y exportar productos electrónicos con bajo precio a países desarrollados para ganar mercado y presencia.

Tomemos como ejemplo los teléfonos móviles. China es el fabricante de teléfonos móviles más grande del mundo. En 2011, el país vendió más de 1.130 millones de teléfonos móviles, lo que representa cerca del 71 por ciento de la cantidad total mundial, según el Ministerio de Industria y Tecnología. La cifra sólo alcanzó el 19 por ciento en 2001 y el 40 por ciento en 2006.

La mayoría de los teléfonos móviles fabricados en China se venden en el extranjero. Más del 90 por ciento de las marcas chinas están dirigidas a clientes que prefieren gastar poco en estos dispositivos, dijo Sun Wenping, secretario general de la Asociación de Comunicación Móvil de Shenzhen. Shenzhen es la mayor base de producción de teléfonos móviles en China, tanto por el transporte como por ser la sede de empresas como Huawei Technologies, ZTE y TCL.

"Muchos empresarios chinos eligen meticulosamente los productos con precios más competitivos para la exportación", dijo Phillips en Gartner. "Incluso si las empresas tienen productos mucho mejores y más caros en sus catálogos, éstos sólo están disponibles en China".

Pero impulsar una marca fuera de China no depende necesariamente de un alto volumen de ventas de exportación. Las marcas chinas están inevitablemente asociadas a la baja calidad (fuera de China) y los productos de bajo coste para consumidores que desean gastar poco tienden a reforzar este problema, dijo.

Con el fin de cambiar la mala imagen de los productos made-in-China, Phillips sugiere que los fabricantes chinos seleccionen sus productos más fiables, y no los más baratos.

"La frase en inglés Made in China debe aludir a otras cualidades que no sean sólo el bajo precio del producto ", dijo.

Cada vez más empresas chinas que sueñan con poder lanzar sus propias marcas y hacerse un hueco en el mercado mundial se han hecho eco de la idea de Phillips, comenzando a introducir productos de alta calidad en el mercado extranjero.

Huawei Technologies y ZTE, dos fabricantes con sede en Shenzhen de productos electrónicos, están dedicando enormes recursos para la producción de teléfonos móviles, y han empezado a lanzar modelos de teléfonos móviles de alta gama que compiten con los iPhones de Apple y la serie Galaxy de Samsung Electronics.

Huawei presentó su primer Smartphone (teléfono móvil con conexión a internet y aplicaciones), el Ascend P1 (con sistema operativo Android) en abril de este año con la esperanza de atraer la atención de los clientes de todo el mundo. La compañía lo publicitó en varios eventos, e invirtió mucho dinero en anuncios en ciudades como Londres y Nueva York contratando a un diseñador de BMW para que colaborase en el diseño de sus teléfonos móviles siguiendo los gustos de los compradores extranjeros.

Huawei incluso patrocinó la Supercopa Italiana 2011 por una cantidad de 100 millones de yuanes para atraer la atención de los aficionados al fútbol, tanto nacionales y europeos hacia sus teléfonos móviles.

"Estamos planeando dirigirnos a otros tipos de clientela. El smartphone de gama alta mejorará la reputación de Huawei ", dijo Wang Weijun, presidente en China de Huawei Device Ltd. Co

ZTE, el quinto mayor vendedor de teléfonos móviles del mundo en 2011 y cuarto mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo en 2011 según el registro de ventas, también ha comenzado a producir smartphones de gama alta con el fin de impulsar la marca en el país y sobre todo en el extranjero.

He Shiyou, vicepresidente ejecutivo de ZTE, dijo que la compañía tiene como objetivo duplicar las ventas de teléfonos smartphones este año a más de 30 millones de dólares. El porcentaje de los smartphones de gama alta también se duplicará.

Mientras tanto, algunas empresas chinas están explorando otros medios para publicitarse, como los que ofrecen internet, incluyendo redes sociales como Facebook y páginas web de vídeos como YouTube, para dar a conocer sus productos. Haier lo ha hecho en YouTube para cinco países europeos este año. Los visitantes pueden ver 50 vídeos sobre los productos Haier.

Para problemas de post-venta, Phillips de Gartner aconseja que las marcas chinas establezcan centrales locales de atención al cliente y reparación para arreglar productos defectuosos o rotos.

Añadió: "Para el cliente, esta facilidad es muy importante, lo que se reflejaría enormemente en el aumento del número de ventas y la consiguiente expansión de la marca en el mundo".

Fuente:China Daily

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás