Actualizado a las 2008:05:21.14:59

Científicos desconcertados por ausencia de indicadores previos a terremoto en China

Algunos científicos se encuentran perplejos ante el inusual periodo de calma antes del devastador terremoto de 8.0 grados de magnitud que azotó el suroeste de China. Sin embargo, otros consideraron que ha habido indicadores anteriores que podrían haber sido advertencias sobre que un gran terremoto se avecinaba.

"No hubo indicadores sísmicos previos, el nivel de actividad de los sismos menores alrededor del epicentro fue baja durante bastante tiempo antes de que sucediera este devastador terremoto", aseguró Xiu Jigang, subdirector del Buró Sismológico de China.

El experto aseguró que no se presentaron tampoco anormalías en el comportamiento de animales, variaciones del nivel y aumento de la temperatura del agua subterránea y otros precursores típicos que pueden permitir la predicción de un terremoto de gran intensidad.

En internet, los ciudadanos chinos refirieron que cientos de miles de sapos migraban antes del 12 de mayo en Mianyang, una ciudad cercana al epicentro del terremoto en la provincia de Sichuan, y también indicaron formaciones nubosas inusuales en la provincia oriental de Shandong como precursores del terremoto.

Los expertos afirman que estos fenómenos podrían no estar relacionados con el terremoto.

"Existen razones más complicadas para el comportamiento anormal de los animales, y el agua subterránea. Un sismo es sólo una de ellas, además del cambio climático y las condiciones meteorológicas" aseguró Zhang Guomin, científico afiliado al Instituto de Investigación de Sismología del Buró Sismológico de China.

Otro experto del Buró, He Yongnian, afirmó que la formación de nubes fue apuntada por científicos japoneses como una manera de pronosticar terremotos, pero como muchos otros medios de predicción, no se encuentra totalmente maduro.

Además de todos estos indicadores, un satélite de Taiwan registró un dramático decenso en la densidad de la ionosfera sobre Sichuan antes del terremoto de Wenchuan, de acuerdo con un periódico taiwanés.

Dicho diario afirmó que el satélite de la provincia, el Formosa- 3, registró la densidad ionosférica en la atmósfera de 1.2 millones de partículas con carga eléctrica en unos 1.000 kilómetros cuadrados alrededor de Wenchuan, entre seis a 15 días antes del terremoto del 12 de mayo. Para el día 11 de mayo, la víspera del devastador sismo, la densidad ionosférica descendió hasta la mitad, hasta las 600.000 partículas cargadas, aseguró.

"No existe ninguna duda de que hubo antecedentes electrónicos", afirmó Gary Gilson, del Centro de Investigación Sismológica de la Universidad de Monash, en Melburne, Australia.

Aunque él afirma que usar los registros del satélite sobre los cambios ionosféricos para pronosticar terremotos podrían no resultar prácticos, ya que podría ser difícil procesarlos con rapidez.

El programa de predicción de terremotos de China, que nació junto con la fundación del Buró Sismológico de China en 1971, ha detectado exitosamente al menos dos grandes terremotos.

El buró realizó su primer pronóstico exitoso de corto plazo, 13 horas antes de que el sismo de 7.3 grados de magnitud en la escala de Richter sacudiera Haicheng, al nordeste de China, en la provincia de Liaoning, el 4 de febrero de 1975.

Se presentaron antecedentes sísmicos frecuentes así como otras anormalías que claramente apuntaban a que acontecería un terremoto, declaró el buró.

Posteriormente, en 1995, los científicos utilizaron varios antecedentes, incluyendo los indicadores sísmicos y la variación en los niveles y la temperatura del agua para advertir a las autoridades locales un día antes de que un intenso terremoto sacudiera el distrito de Menglian, al suroeste de la provincia china de Yunnan.

Sin embargo, los indicadores siguen siendo elusivos, ante la falta de una predicción de corto plazo antes del gran terremoto de 7.8 grados de Tangshan, en 1976. La predicción exitosa estuvo limitada en un mínimo porcentaje de terremotos, principalmente con frecuentes indicadores, aseguró He Yongnian.

"Los métodos que los científicos chinos utilizan en la predicción de terremotos son principalmente empíricos, aunque siguen siendo útiles" afirmó Gibson.

Algunos expertos chinos aseguran que la predicción de largo y mediano plazo son más efectivas que la de corto término.

El subdirector del Instituto de Geología del Buró Sismológico de China, Xiu Xiwei, indicó que la predicción a corto plazo se refiere a una advertencia de "tiempo, localización y magnitud de un terremoto" poco antes de que tenga lugar, lo que es un tema verdaderamente complejo.

"La predicción de terremotos sigue siendo un enigma para el mundo", declaró el subdirector del Centro de Redes Sismológicas de China, Zhang Xiaodong.

Sin embargo, el investigador afiliado al Instituto de Dinámicas de la Corteza Terrestre, perteneciente al Buró Sismológico de China, Qiu Zehua, afirmó que China podría ser capaz de progresar de manera sustancial en la predicción de corto plazo si pudieran instalarse más estaciones de monitoreo en las áreas propensas a los terremotos.

"Considero que existirán indicadores antes de un terremoto, pero aparecerán solamente en las áreas cercanas al epicentro. El problema es que nuestras estaciones de monitoreo se encuentran demasiado dispersas para observarlos, por lo que debemos enfocar nuestros esfuerzos en ciertas zonas relacionadas", dijo Qiu.

Investigadores en China, un país que ha sufrido el 33 por ciento de los terremotos del mundo durante el siglo XX, se están actualizando los estudios internacionales sismológicos. Para medir la intensidad del sismo de Sichuan, el primer reporte del Buró Sismológico de China estableció que la magnitud fue de 7.6 en la escala de Richter, luego del terremoto ocurrido el 12 de mayo.

Poco después esta medida se actualizó a 7.8 grados, basándose en una mayor cantidad de estadísticas provenientes de las estaciones de monitoreo. Luego, el Buró rectificó la magnitud hasta 8.0 el domingo, con las referencias de los observatorios extranjeros.

La cifra de magnitud fue actualizándose en ascenso luego de que los especialistas realizaran "mediciones detalladas y en tiempo real del terremoto de acuerdo con las prácticas internacionales", afirmó Luo Zhuoli, un experto del buró.

El sismo, que reclamó 40.075 vidas y dejó heridas a 247.645 personas según cifras presentadas hasta las 18:00 horas de ayer martes, causó también un tremendo daño en edificaciones, puentes y otras instalaciones públicas en un área de más de 100.000 kilómetros cuadrados. (Xinhua)
21/05/2008

Noticias relacionadas
·El terremoto de Sichuan no afectará los Juegos Olímpicos de Beijing
·China agradece sinceramente la solidaridad y la asistencia de la comunidad internacional
·Cooperación de energía China-Rusia "no dañará a otros países"
·Equipos de rescate alcanzan aldemas remotos en zonas afectadas por el sismo(video)
·Ban Ki-moon elogia la fortaleza de China ante el desastre(video)
 Más  
Noticias de PCCh