Última hora:  
Español>>China

Exclusiva de China: Robo japonés de Islas Diaoyu ignora victoria contra fascismo, dice experto

Actualizado a las 24/09/2012 - 08:50
La "compra" y "nacionalización" japonesas de las Islas Diaoyu representan una burla a la victoria de la Segunda Guerra Mundial y de los acuerdos subsecuentes relacionados con Japón establecidos en la Declaración de El Cairo y en la Declaración de Potsdam, dijo hoy un experto.
Palabras clave:

La "compra" y "nacionalización" japonesas de las Islas Diaoyu representan una burla a la victoria de la Segunda Guerra Mundial y de los acuerdos subsecuentes relacionados con Japón establecidos en la Declaración de El Cairo y en la Declaración de Potsdam, dijo hoy un experto.

Li Guoqiang, subdirector del Centro de Investigaciones de la Historia Fronteriza y la Geografía de China, dependiente de la Academia de Ciencias Sociale de China, un importante grupo gubernamental de expertos, explicó cómo es que los dos documentos internacionales señalan los acuerdos relacionados con Japón después de la Segunda Guerra Mundial.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, China, Estados Unidos y Reino Unido, se reunieron en El Cairo, Egipto, para discutir la manera de abordar las consecuencias de la guerra y crearon una declaración el 1 de diciembre de 1943. En la declaración se dijo que todos los territorios que fueron robados a China por Japón, tales como el noreste de China, Taiwan y las Islas Penghu, debían ser restituidos a China.

"Japón también será expulsado de todos los demás territorios que haya tomado mediante la violencia y la codicia", se dijo en la Declaración de El Cairo.

La Declaración de Potsdam, emitida el 26 de julio de 1945 por los tres países, estipula que los "términos de la Declaración de El Cairo deben ser llevados a cabo y la soberanía japonesa debe ser limitada a las islas de Honshu, Hokkaido, Kyushu, Shikoku y dichas islas menores, según lo determinamos".

Los dos documentos se encuentran dentro de los principales logros contra el fascismo, pero costaron la vida de muchas personas, incluyendo la vida de chinos durante la guerra, dijo Li.

Sin embargo, en las últimas décadas, Japón ha negado este hecho y se ha negado a apegarse a los documentos, dijo Li, aunque prometió devolver las Islas Diaoyu y los islotes afiliados de Taiwan a China en el Instrumento de Rendición de Japón.

Una de las llamadas "razones" para que Japón ocupara las Islas Diaoyu es el Tratado de Paz con Japón (1951), conocido comúnmente como el Tratado de San Francisco, un "tratado" firmado por Japón, Estados Unidos y otros países, en el cual se coloca a las Islas Ryukyu, conocidas actualmente como Okinawa, bajo la administración fiduciaria de Estados Unidos, dijo Li.

Las Islas Ryukyu no incluyen a las Islas Diaoyu, las cuales son territorio chino.

Debido a que el Tratado de San Francisco fue firmado sin la presencia de la República Popular China, el gobierno chino lo considera como ilegal y se negó a reconocerlo.

En 1953, la Administración Civil de Estados Unidos de las Islas Ryukyu amplió de forma arbitraria su jurisdicción para incluir las Islas Diaoyu sin base jurisprudencial alguna para justificar esta acción.

En 1971, Japón y Estados Unidos firmaron la Reversión del Acuerdo de Okinawa, que incluía de forma arbitraria las Islas Diaoyu en los terroritorios y las aguas territoriales que serían devueltas a Japón.

El gobierno chino protestó y emitió una declaración para decir que era ilegal incluir de forma arbitraria las Islas Diaoyu y que no podía cambiar el hecho de que China posee las Islas Diaoyu, dijo Li.

"Fue una descarada violación de la soberanía territorial de China, lo cual no puede ser tolerado por el pueblo chino", dijo Li.

La transferencia ilegal de Estados Unidos de las Islas Diaoyu a Japón a través de acuerdos firmados en la sombra generó en ese momento indignación en el pueblo chino, así como una campaña mundial para defender las Islas Diaoyu, dijo Li.

"Japón siempre evita mencionar la Declaración de El Cairo y la Declaración de Potsdam en relación con el tema de las Islas Diaoyu, pero hace referencia al Tratado de San Francisco", dijo Li, y agregó que las "razones" de Japón no tienen fundamentos.

Japón también ha afirmado que en la antigüedad las Islas Diaoyu no tenían propietario. Li refutó esta afirmación y dijo que un gran número de datos históricos prueban que las Islas Diaoyu estaban en los registros de las dinastías chinas Ming (1368-1644) y Qing (1644-1912).

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás