Última hora:  
Español>>China

Reclamación de Japón por soberanía sobre Diaoyu Dao carecen efecto legal

Actualizado a las 26/09/2012 - 08:53
Un libro blanco chino revela las operaciones encubiertas de Japón para apoderarse de las Diaoyu Dao de China realizadas durante la guerra sino-japonesa en julio de 1894, señalando tales actividades secretas para usurpar las islas carecen de efecto legal en virtud del derecho internacional.
Palabras clave:

Un libro blanco chino revela las operaciones encubiertas de Japón para apoderarse de las Diaoyu Dao de China realizadas durante la guerra sino-japonesa en julio de 1894, señalando tales actividades secretas para usurpar las islas carecen de efecto legal en virtud del derecho internacional.

"Los documentos oficiales de Japón muestran que, desde la época de misiones de descubrimiento a las Diaoyu Dao realizadas en 1885 hasta la ocupación de las mismas en 1895, Japón se ha movido siempre en la sombra, sin revelar al público sus maniobras. Esto al final demuestra que la alegación de Japón de soberanía sobre las Diaoyu Dao carece de efectos jurídicos en virtud del derecho internacional", señala un libro blanco titulado "Diaoyu Dao, un territorio inherente a China".

El documento fue presentado hoy martes en Beijing por la Oficina de Información del Consejo de Estado de la República Popular China.

De acuerdo con el libro blanco, Japón aceleró la invasión y expansión externa después de la Restauración Meiji. En 1879 ocupó Ryukyu y le cambió el nombre por el de Prefectura de Okinawa. Poco después, comenzó a actuar en secreto para invadir y ocupar las Diaoyu Dao, incluyéndolas en su territorio al final de la guerra sino-japonesa de 1894-1895.

"Japón luego obligó a China a firmar el Tratado desigual de Shimonoseki, por el que ésta tenía que cederle la isla de Formosa (Taiwan), junto con las Diaoyu Dao, y el resto de islas adscritas o pertenecientes a la ya mencionada Formosa", dice el libro blanco.

En 1884, un japonés afirmó que desembarcó por primera vez en Diaoyu Dao y se encontró con que la isla estaba deshabitada. El gobierno japonés entonces envió misiones secretas de investigación de los hechos a las islas y trató de invadirlas y ocuparlas.

Las confabulaciones antes mencionadas por parte de Japón pusieron a China en alerta. El 6 de septiembre de 1885 (el día 28 del séptimo mes del undécimo año del reinado del emperador Guangxu de la dinastía Qing), el periódico chino Shen-pao (Noticias de Shanghai) informó que "Se han avistado recientemente banderas japonesas en islas al noreste de Taiwan, que revelan la intención de Japón de ocuparlas".

"Pero el gobierno japonés no se atrevió a hacer nada más por temor a la reacción de China", dice el libro blanco.

De acuerdo con el libro blanco, después de varias misiones de investigación clandestinas a las Diaoyu Dao, el gobernador de la Prefectura de Okinawa envió un informe en secreto al Ministro de Asuntos Internos, Aritomo Yamagata, el 22 de septiembre de 1885, confirmando que estas islas deshabitadas eran, de hecho, las mismas Diaoyu Tai, Huangwei Yu y Chiwe Yu nombradas en los registros de los mensajes de Chong-shan (Zhong Shan Chuan Xin Lu) y conocidas por los enviados imperiales de la corte Qing por sus viajes a Ryukyu, y pedía instrucciones, ya que tenía dudas en cuanto a si debía establecer o no símbolos de soberanía sobre las islas.

"En la actualidad, cualquier movimiento explícito como la colocación de símbolos de soberanía alertaría a la corte imperial Qing. Por lo tanto, es aconsejable no ir más allá de los estudios de campo e informes detallados sobre la orografía de las bahías, las tierras y otros recursos para el futuro desarrollo. Mientras tanto, vamos a esperar a que sea el momento propicio para iniciar la colocación de los símbolos de soberanía y de embarcarse en el desarrollo de las islas", dijo el entonces ministro de Exteriores japonés, Kaoru Inoue, citado por el Libro Blanco en su respuesta al entonces ministro japonés de Asuntos Internos, Yamagata Aritomo.

Kaoru Inoue también hizo especial énfasis en que "no es apropiado dar a conocer las misiones a las gacetas oficiales o a los periódicos". Al final, el gobierno japonés no dio su visto bueno a la solicitud de la Prefectura de Okinawa de marcar la soberanía sobre las islas chinas, indica el libro blanco.

El gobernador de la Prefectura de Okinawa volvió a someter el asunto a la aprobación del Ministro del Interior el 13 de enero de 1890, diciendo que las Diaoyu Dao y otras "antes mencionadas islas deshabitadas siguen sin estar bajo ninguna jurisdicción específica", y que "tiene la intención de ponerlas bajo la jurisdicción de la Oficina de las Islas Yaeyama".

El 2 de noviembre de 1893, el gobernador de la Prefectura de Okinawa solicitó de nuevo la aprobación para extender la soberanía japonesa sobre las islas chinas Diaoyu, pero el gobierno japonés no se pronunció.

El 12 de mayo de 1894, dos meses antes de que estallara la guerra sino-japonesa, las misiones secretas de investigación a las Diaoyu Dao lanzadas por la Prefectura de Okinawa llegaron a una conclusión final, de acuerdo con el libro blanco. "Desde que la policía de la prefectura inspeccionara la isla en 1885 (el año 18 de la era Meiji), no ha habido investigaciones posteriores. Como resultado, es difícil proporcionar informes específicos sobre ella ... Además, no existen registros antiguos relacionados con dicha isla o el folclore y las leyendas que demuestran que la isla pertenece a nuestro país".

"Los intentos de Japón de ocupar las Diaoyu Dao están claramente consignados en los Documentos Diplomáticos de Japón recopilados por el Ministerio nipón de Relaciones Exteriores", dice el documento, que señaló que la documentación pertinente evidentemente muestra que el gobierno japonés intentó ocupar las Diaoyu Dao, pero se abstuvo de actuar impetuosamente pues era plenamente consciente de la soberanía de China sobre las islas.

Japón se embarcó en la guerra sino-japonesa en julio de 1894. Hacia finales de noviembre de 1894, las fuerzas japonesas tomaron el puerto chino de Lushun (entonces conocida como Port Arthur), prácticamente firmando la derrota de la corte Qing.

Visto el nuevo panorama, el ministro japonés de Asuntos Internos, Yasushi Nomura, escribió al ministro de Relaciones Exteriores, Mutsu Munemitsu el 27 de diciembre, diciendo que "las circunstancias han cambiado", y pidiendo al gabinete una decisión sobre la cuestión del establecimiento de la soberanía sobre las Diaoyu Dao y su incoporación al territorio de Japón.

Mutsu Munemitsu expresó su apoyo a la propuesta en su respuesta a Yasushi Nomura el 11 de enero de 1895. El gabinete japonés aprobó una resolución en secreto el 14 de enero para "colocar" las Diaoyu Dao bajo la jurisdicción de la Prefectura de Okinawa, dice el libro blanco.

"Japón actuó siempre en secreto, sin hacer públicos sus movimientos. Ello demuestra también que sus alegaciones de soberanía sobre las Diaoyu Dao no tiene efectos jurídicos en virtud del derecho internacional", indica el libro blanco.

El 17 de abril de 1895, la corte Qing fue derrotada en la guerra sino-japonesa y forzada a firmar el Tratado de Shimonoseki, por el cual tenía que ceder a Japón "la isla de Formosa (Taiwan), junto con todas las islas adscritas o pertenecientes a ella".

Las Islas Diaoyu Dao fueron cedidas a Japón como "islas adscritas o pertenecientes a Formosa". En 1900, Japón rebautizó las Diaoyu Dao como "Islas Senkaku", agrega el libro blanco.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás