Songzhuang, donde Cristo dio las tres voces y mil artistas respondieron (2)
En las afueras de un Beijing pródigo en cosmopolitismos, atascos de tráfico y contaminación galopante, una aldehuela que aún rezuma aromas de labrantío acoge hoy uno de los experimentos más vibrantes de la escena artística china
Songzhuang, donde Cristo dio las tres voces y mil artistas respondieron (3)
Songzhuang, donde Cristo dio las tres voces y mil artistas respondieron (4)
Songzhuang, donde Cristo dio las tres voces y mil artistas respondieron (5)
Songzhuang, donde Cristo dio las tres voces y mil artistas respondieron (6)
El artista por su obra