Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan, vive actualmente un boom económico, con grandes inversiones de empresas multinacionales de la talla de Intel, Motorola y Microsoft, a pesar de las devastadoras consecuencias del terremoto del 12 de Mayo, que si bien devastó gran parte de la provincia, dejó más o menos ilesa su capital.

Los orígenes de la ciudad se remontan a hace más de dos mil años, a la dinastía Han, aunque para encontrar algún vestigio de la antigua Chengdu es necesario rascar hondo. La pequeña callejuela conocida como “el callejón estrecho”, en el corazón de la antigua Chengdu, es uno de los últimos vestigios de la antigua ciudad, pero las antiguas casas han sido derribadas y se han reconstruido réplicas de las mismas, por lo que, aunque todo parece antiguo, es de nueva construcción. Además, las casas han sido además convertidas en negocios (tiendas, restaurantes y bares) y la zona está siendo promocionada como atracción turística.
Los callejones de Chengdu

En la ciudad de Chengdu, una calle antigua de la dinastía Qing se ha conservado hasta hoy día: es el Kuan Xiangzi, o Callejón Amplio, que da nombre, junto con el Templo Daci y el Templo Wenshu a uno de los tres barrios más conocidos de Chengdu.

Fotos