Actualizado a las 2007:12:26.08:30

Tatuaje facial, una polémica tradición de la etnia china Dulong, a punto de desaparecer

Lape Nannie, una mujer de 98 años, tiene la preocupación de que con su muerte desaparezca una imagen misteriosa: la mariposa azul tatuada en su cara que la ha acompañado desde su infancia.

Ella es una de las últimas 38 mujeres con tatuaje facial del grupo étnico Dulong, conocido como "la tribu del tatuaje facial".

Según los expertos, la población del grupo, concentrado principalmente en el valle del río Dulong, situado en la suroccidental provincia china de Yunnan, era de menos de 6.000 habitantes en 2006, y sigue disminuyendo rápidamente.

"En realidad espero que la gente recuerde las mariposas tatuadas en nuestras caras después de que hayamos muerto", dice Lape Nannie, que vive en su distrito natal de Gongshan.

Al mirar detenidamente su tatuaje se puede notar que en sus mejillas fueron dibujadas las alas de una mariposa, en su naríz al cuerpo, y en su frente, las antenas.

Lape Nannie, quien mide sólo 1,50 metros de altura y pesa 35 kilos, tiene seis hijos, de los cuales el más joven ya tiene 48 años.

Las labores del campo, a las que se dedicó durante la mayor parte de su vida, le dejaron como herencia constantes dolores en su espalda y estómago. Sin embargo, los sentidos de la vista y el oído están en un nivel destacable si se tiene en cuenta su edad.

Ella no puede ya recordar cuándo y por qué se hizo el tatuaje. Pero lo que asegura que nunca podrá olvidar es la sensación al momento de hacer el grabado. "Ese día éramos tres niñas del mismo poblado. Y parecía que las tres nos íbamos a morir de dolor", dice.

Peng Yiliang, especialista en culturas étnicas, dice que las mujeres de Dulong solían hacerse el tatuaje facial a los 12 ó 13 años, en parte para señalar que ya habían llegado a la pubertad, y en parte como un "documento de identidad", porque los dibujos tatuados variaban según los diferentes grupos a los que pertenecía cada adolescente.

Todavía sigue siendo una polémica si el tatuaje era considerado como una belleza en la época antigua. "Algunos dicen que era como un adorno que embellecía aún más a las mujeres, mientras que otros dicen que el verdadero objetivo era hacerlas menos atractivas para evitar que fueran secuestradas", explica Peng.

Según el experto, generalmente se empleaba la mariposa como la imagen del tatuaje debido a que, de acuerdo con la creencia de la etnia Dulong, las almas de los muertos se convierten en este insecto. "El tatuaje se hacía con agujas de bambú y tintas fabricadas a base de cenizas", cuenta.

"La elaboración de un tatuaje facial duraba entre siete y ocho horas, y las mujeres a las que se les aplicaba debían pasar por lo menos cinco días sin lavarse la cara para asegurarse de que la imagen se mantendría intacta", dice Peng.

A partir del año pasado, el experto empezó a conservar los datos de 61 mujeres con este tipo de tatuajes, con la esperanza de preservar uno de los rasgos más característicos de esa única cultura, aunque la mayoría de ellas han muerto y la mayor tiene ya más de 100 años.

Peng sostiene que el tatuaje facial, abolido en 1967, es como un "fósil viviente" que sirve para estudiar el origen del grupo étnico y su cultura, y que por lo tanto vale la pena preservar sus imágenes "a través del uso de las tecnologías modernas".

Dulong fue uno de los grupos étnicos con menor población de las 56 etnias chinas.

El último censo llevado a cabo en 2000, mostró que por entonces quedaban alrededor de 7,200 habitantes del grupo Dulong, de los cuales más de 5.800 vivían en Yunnan.

El mayor habitat del grupo se encuentra en el aalle del río Dulong, flanqueado por dos montañas de 4.000 metros de altura sobre el nivel de mar. Su comunicación con el mundo exterior suele ser cortada por la nieve durante seis meses al año.

Hasta los años 50, los habitantes practicaban formas primitivas de producción agrícola, y rezaban a dioses y fantasmas en caso de sufrir enfermedades o desastres naturales, y también en ocasiones importantes.

En los últimos 20 años, con la llegada de los turistas al lugar, donde se encuentra una gran variedad de especies de pájaros y plantas, los habitantes locales han empezado a adaptarse a la vida moderna.

Yang Ping, una joven nativa del grupo Dulong, recibió la pregunta sobre el tatuaje facial con una carcajada. "Qué sentido tiene arruinar tu cara así? No sólo es doloroso sino feo. Además, dudo que aún quede algún artista de los que elaboraban esos tatuajes", dice Yang.

La joven, de 22 años, contó que abandonó su distrito natal y se fue a trabajar a Kunming poco después de terminar la escuela secundaria, a los 15 años. (Xinhua)
26/12/2007

Noticias relacionadas
·Rusia lanza cohete con satélites navegadores en la punta
·10 grandes adelantos científicos y tecnológicos de 2007 en el mundo
·El Ministerio de Defensa de Inglaterra dará a conocer 160 archivos estrictamente confidenciales sobre UFO
·Los científicos estadounidenses encuentran células madre embriónicas en la piel
·Cachorro de tigre del sur de China goza de buena salud
 Más  
Noticias de PCCh