PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2012:01:05.11:24

Científicos mexicanos estudian beneficios de oscuridad tenue en bebés prematuros

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estudian los efectos del ciclo luz-oscuridad en bebés nacidos prematuramente, con el fin de lograr la pronta recuperación y estabilidad fisiológica de los menores, informó el día 4 la principal institución académica mexicana.

"Mediante la exposición al proceso, establecido con un simple e inofensivo artefacto que simula una pantalla de tela, los neonatos sanos mostraron tolerancia al alimento y un notorio aumento de peso, suficiente para que los pediatras consideren su alta médica", explicaron los investigadores Carolina Escobar y Manuel Angeles Castellanos.

"En los hospitales, las condiciones de luz artificial provocan eventos de desincronización que atentan contra la salud. No hay alternancia entre la luz-oscuridad que permita una señal temporal hacia el cerebro", explicó Angeles Castellanos.

Por otra parte, cuando los bebés están en el útero se encuentran en condiciones de oscuridad tenue, donde reciben información temporal de la madre a través de dos hormonas: la melatonina y cortisol, y de esta manera, el ritmo del no nato se sincroniza con el de la madre, explicó el especialista de la UNAM.

Sin embargo, si se rompe esa unión biológica, por parto u otra causa, las señales endocrinas se pierden y el bebé se ve ante el reto de adaptarse al medio, agregó.

"Si no hay señales temporales específicas, tardará en adaptarse aproximadamente dos meses, tiempo en que los pequeños sanos consolidan el sueño y hay buena liberación de hormonas", dijo Angeles Castellanos. De acuerdo con el investigador, este fenómeno se acentúa en los bebés nacidos prematuramente que permanecen en las unidades de los cuidados intensivos neonatales (UCIN), sin señales temporales y bajo la luz constante.

Por ello, en la investigación científica que encabezan los expertos de la UNAM se aplicó el ciclo luz-oscuridad utilizando unas pantallas de tela que disminuyeron los periodos de luz intensa (249 luxes) a oscuridad (27 luxes).

Este método, refirió Angeles Castellanos, fue significativo porque los bebés sujetos a la luz constante, en comparación con los expuestos al ciclo, retrasaron su recuperación. Para el día 21 del estudio, estos últimos empezaron a egresar porque tenían el peso adecuado para reunirse con la madre.

Al hacer el análisis de la causa por la que los bebés crecieron o ganaron peso, los investigadores concluyeron que la exposición adecuada a la luz estimula la maduración del sistema cardiaco y, por tanto, también algunas señales o vías de señalización; por ejemplo, podría ser a través de la melatonina.

Tras saber de las ventajas médicas y administrativas de este proceso, instituciones públicas y privadas se han interesado en replicarlo, comentó Angeles Castellanos.

Se inició un estudio multicéntrico donde podrían participar los hospitales de la Ciudad de México "ABC", "20 de noviembre" y "Manuel Gea González", así como los hospitales de Pochutla, "De la Niñez" y "Aurelio Valdivieso", en el estado de Oaxaca (sur).(Xinhua)
05/01/2012

 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh