Última hora:  
Español>>Ciencia-Tecnología

Doctores chinos regeneran el tejido facial utilizando células madre

Actualizado a las 20/09/2012 - 14:33
(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Médicos de Shanghai dieron a conocer el éxito de una novedosa tecnología que, por medio de las células madre, usa la propia piel de personas con serias desfiguraciones en el rostro para darles una nueva cara.
Palabras clave:
Doctores chinos regeneran el tejido facial utilizando células madre

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Médicos de Shanghai dieron a conocer el éxito de una novedosa tecnología que, por medio de las células madre, usa la propia piel de personas con serias desfiguraciones en el rostro para darles una nueva cara.

Se trata de una alternativa a la cirugía que se usa en Occidente, en la cual los doctores trasplantan el rostro de un donante fallecido al paciente que lo necesita, indicó el periódico Shanghai Daily.

El tejido desarrollado con esta nueva tecnología es física y psicológicamente mejor aceptado por los pacientes y no supone problemas éticos, aseguraron la víspera galenos del Hospital del Pueblo Número 9 de Shanghai.

Más de 60 pacientes se han beneficiado de las ventajas de esta avanzada técnica desde que los doctores comenzaron a utilizarla, incluyendo siete personas que necesitaban un complejo cambio de rostro o grandes cambios faciales.

En seis de estos siete pacientes la reconstrucción fue un éxito, mientras que en el otro no pudieron regenerar la piel sobre la parte muerta del rostro, señalaron los médicos.

Entre los beneficiados por la nueva tecnología hay mujeres que tenían el rostro desfigurado por el ácido sulfúrico que les salpicó, personas que perdieron su nariz en una pelea y otros a los que el fuego les causó graves quemaduras en el rostro.

La técnica consiste en remover algunos vasos sanguíneos de la pierna del paciente para reconstruir un pequeño tejido y trasplantarlo sobre la parte del cuerpo en la que crecerá el nuevo rostro, normalmente en la parte superior del tórax del afectado.

Entonces los doctores usan un dilatador para expandir la piel como una pelota sobresaliente e inyectan células madres del propio paciente para ayudar al crecimiento de una piel fuerte y estimular el crecimiento de los vasos sanguíneos.

Los huesos blandos que forman la estructura facial, como la nariz y la mandíbula superior, en línea con el propio esqueleto facial del paciente, son implantados entonces bajo la nueva piel facial.

Finalmente, el nuevo rostro es trasplantado sobre la parte desfigurada. La nueva cara, delgada y compuesta por una sola pieza de piel viva, se unirá con los músculos faciales, dándole así a su dueño una expresión facial natural y la mayor flexibilidad posible.

“Todo el procedimiento puede durar de seis a ocho meses”, precisó Li Qingfeng, líder en el desarrollo de esta tecnología.

Zhang Disheng, uno de los pioneros de la cirugía plástica en China, afirmó que la nueva tecnología representa una gran mejora en comparación con los trasplantes de cara de donantes fallecidos y puede ser definido como cambio de cara al estilo chino.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás