PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:11:21.14:26

Cátedra de Estudios Mexicanos da impulso a la enseñanza de literatura hispánica en China

Por Rocío Huang

Los estudiantes de la Facultad de Español y Portugués de la Universidad de Pekín y los aficionados a la literatura mexicana residentes en Beijing tuvieron la suerte de realizar un viaje de exploración a la narrativa mexicana de los siglos XIX y XX gracias al Dr. Rafael Olea Franco, profesor del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México.
En el marco del programa titulado “Cátedra de Estudios Mexicanos”, Olea ofreció tres conferencias que tuvieron lugar los días 11, 16 y 18 de noviembre en la Universidad de Pekín, enfocadas respectivamente en tres escritores prominentes de México: Juan Rulfo, Carlos Fuentes y José Emilio Pacheco.
En la última conferencia, Olea analizó detalladamente la novela Las Batallas en el Desierto de José Emilio Pacheco, destacándola como la obra representativa de la literatura urbana de México. Gracias a la interpretación maravillosa del Dr. Rafael Olea Franco, la novela, que resumía los dolores sociales durante los procesos de la urbanización, la modernización y la globalización, provocó un gran impacto entre los oyentes chinos, quienes se vieron identificados en la actualidad como participantes en el mismo proceso del que antes no eran totalmente conscientes.


El Doctor Rafael Olea Franco pronunció discurso en la Universidad de Pekín el 18 de noviembre.

La “Cátedra de Estudios Mexicanos” es un proyecto de intercambio académico entre la Universidad de Pekín y El Colegio de México, destinado a la promoción de estudios mexicanos en China y abarca un amplio espectro de disciplinas humanísticas como literatura, historia y estudios culturales. El programa fue iniciado el año pasado y el evento actual es la segunda edición.
Con el rápido desarrollo de las relaciones comerciales entre China y los países hispanohablantes, la enseñanza del español ha experimentado un enorme impulso en China y se prosperaba durante los últimos años. Hasta el momento el número de universidades donde se han establecido carreras de español ha superado las 40, mientras que en el año 2000 sólo había aproximadamente 10. Además de los centros educativos formales, numerosas instituciones de enseñanza también ofrecen cursos de diferentes duraciones y niveles. Los exámenes DELE (Diplomas de Español Como Lengua Extranjera), ya cuentan con más de 500 participantes cada año en China.
Sin embargo, la explosión de la cantidad de estudiantes de español no necesariamente lleva consigo una mejor calidad de los estudios hispánicos, ya que la mayoría de las carreras se dedican a la traducción e interpretación práctica entre el chino y el español, además de técnicas de comunicación comercial.
Según manifestó al Diario del Pueblo, la Doctora Wang Jun, decana de la Facultad de Español y Portugués de la Universidad de Pekín, es cada día más difícil mantener la seriedad y la profundidad de los estudios de literatura en medio de una sociedad frívola y utilitaria. Por esta razón, Wang considera que la Cátedra de Estudios Mexicanos constituye una buena oportunidad de aprendizaje y entendimiento para los estudiantes chinos y también significa un impulso a la enseñanza de la literatura hispánica.
La Facultad de Español de la Universidad de Pekín, una de las universidades más prestigiosas de China, es una de las pocas que pone especial énfasis en los estudios e investigaciones de la lengua y literatura en idioma castellano. Cada año recluta un número reducido de estudiantes para asegurar alta calidad de enseñanza y estudios, a pesar del obvio aumento de la demanda de especialistas en este idioma.
Por su parte, el Dr. Rafael Olea Franco también expresó al Diario del Pueblo sus preocupaciones por un fenómeno semejante en México. En su opinión, en la nueva generación de jóvenes se percibe una tendencia de perseguir intereses materiales y “pierden reflexiones históricas”, citando como ejemplo las fechas tradicionales apenas recordadas por los jóvenes.
Al concluir su primera visita a China, Olea opinó que la enseñanza de español y los estudios hispánicos en China “van por muy buen camino” y son “sorprendentes” para él, porque los alumnos chinos dominan muy bien ese idioma y saben hacer preguntas muy profundas, aunque algunos de ellos experimentan una brecha entre la comprensión y la pronunciación. Por último, coincidió con la Profesora Wang Jun en la conclusión de que la comunicación y los intercambios académicos son muy importantes y muy fructíferos para ambas partes.
【1】 【2】 【3】 【4】 【5】

Noticias relacionadas
·Erotismo sobre las tablas (3)
·Erotismo sobre las tablas (2)
·Erotismo sobre las tablas
·Examen universitario sigue siendo un sueño para inmigrantes internos
·"Inception" en vivo en Changsha (6)
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh