Última hora:  
Español>>Cultura-Entretenimiento

Preocupa a lingüistas cubanos proliferación de nombres raros

Actualizado a las 06/05/2012 - 09:48
LA HABANA, 5 may (Xinhua) -- La proliferación de nombres propios raros, un fenómeno de las últimas décadas, despierta la preocupación de los lingüistas cubanos, señaló hoy el diario "Juventud Rebelde".
Palabras clave:

LA HABANA, 5 may (Xinhua) -- La proliferación de nombres propios raros, un fenómeno de las últimas décadas, despierta la preocupación de los lingüistas cubanos, señaló hoy el diario "Juventud Rebelde".

Nombres como Widayesi, que, según una joven que lo porta fue inventado por su mamá para que dijera la palabra sí en varios idiomas, han hecho sonar la alarma de expertos en lingüística, indicó un artículo del diario de las juventudes comunistas.

El rotativo dijo que tales nombres que proliferan en la isla causan reacciones que van de la extrañeza a la sonrisa, del completo asombro a la máxima carcajada.

"Juventud Rebelde" citó apelativos como Noslen, o sea Nelson al revés; Maybi, derivado de maybe, la palabra inglesa para quizás, y otros como Geysel, Yubielkis o Yamisel que no logran reflejar el género de la persona.

La investigadora Aurora Camacho Barreiro, estudiosa del fenómeno y miembro del Instituto Cubano de Literatura y Lingüística, explicó al diario que en Cuba hay cierta preferencia por generar nombres únicos, poco comunes.

En una escuela, antes de conocer a los niños, solo se tienen sus nombres. ¿Cuántos profesores no se encuentran ante la disyuntiva de que no saben el género? Ese es un problema serio, explicó la especialista.

La experta consideró que la extendida costumbre también perjudica la proyección de la personalidad y contribuye al daño moral en un individuo frecuentemente instado a explicar su nombre y a ofrecer toda una disertación de cómo se escribe, de dónde lo sacaron y quién lo inventó.

El uso de nombres tradicionales, como María, Pedro o José, está en franco retroceso en la isla, aunque no hay estadísticas oficiales al respecto.

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás