Última hora:  
Español>>Cultura-Entretenimiento

Sorgo Rojo de Mo Yan, De libros a éxitos de taquilla

Actualizado a las 12/10/2012 - 11:10
Las obras de Mo Yan han tenido un éxito relativo en la pantalla grande.
Palabras clave:Zhang Yimou,Mo Yan,Premio Nobel,Sorgo Rojo
De libros a éxitos de taquilla

Pekín, 12/10/2012(El Pueblo en Línea)- La historia cinematográfica de Mo Yan comenzó con una explosión. En 1986, Mo publicó la novela corta Sorgo Rojo y un año más tarde la película recogió el premio Oso de Oro en el 38º Festival de Cine de Berlín.

El salto de sorgo rojo catapultó al estrellato tanto al cineasta Zhang Yimou como a Mo Yan. Ambos han reconocido la contribución del otro a su éxito mutuo.

Para Mo, “sin la película, sólo habría sido conocido en círculos literarios”.

Sin embargo, la experiencia también expuso su ignorancia sobre el cine como forma de arte independiente de la literatura. Cuando Mo vio por primera vez a Gong Li en el set, no se dejó impresionar.

“Parecía una universitaria, sin ningún rastro de la protagonista que me había imaginado para el papel”, dijo. “Arruinaría la película”, pensó.

Además, el largo guión que había ayudado a adaptar de su propio trabajo, fue reducido por Zhang a sólo “siete u ocho páginas”. El resultado final, por supuesto, lo tomó por sorpresa. La escena nupcial de cinco minutos saltaba de la página a la pantalla con imágenes impactantes y una energía inolvidable.

“Y estaba tan equivocado con respecto a Gong Li”, dijo.

No obstante, otra película de Zhang sobre otra novela de Mo Yan terminaría en un fracaso abismal. Tiempos Felices (2000), basada en una obra de Mo, recibió críticas mixtas, tanto dentro como fuera de China.

Otro proyecto fallido con Zhang Yimou fue Vellón de Algodón, que Mo escribió específicamente para él. “Pensé en Gong Li cuando estaba trabajando en la historia, en sus gestos y su manera de hablar”, dijo. También situó una escena crucial en un campo de algodón, a sabiendas de la predilección de Zhang por los colores vibrantes.

Pero a Zhang no le gustó. También tenía escenas de la Revolución Cultural (1966-1976) que eran campos de minas potenciales para la censura. El guion fue recogido más tarde por un cineasta taiwanés, pero la película no resultó famosa.

A otras obras de Mo les fue mejor en la pantalla. Nuan (2003) está ambientada en la China rural, pero en lugar del abandono bacanal típico del estilo de Mo, la historia es delicada y tenue, rasgos más conocidos de su director, Huo Jianqi.

Mo siempre creyó que sus mejores obras como Pechos Grandes y Caderas Anchas, La vida y la muerte me están desgastando y Pena del Sándalo estaban hechas para el cine. En la Feria del Libro de Shanghai del 2010 se lamentó de que ningún cineasta tuvo la visión para adaptar estar historias y dijo que estaba más que dispuesto para hacer de guionista.

El consenso es que las obras de Mo tienen demasiado sexo explícito y violencia para ser aceptables en la pantalla grande.

PTVMás

Entrevista a Gonzalo Gutiérrez Reinel, Embajador de Perú en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás