Última hora:  
español>>Opinión

El sistema THAAD hará más dura la tarea de Seúl

Actualizado a las 08/05/2017 - 13:53
Palabras clave:THAAD
El sistema THAAD hará más dura la tarea de Seúl
El sistema THAAD hará más dura la tarea de Seúl

Foto de archivo muestra a los residentes de Seoungju con eslóganes durante una protesta contra la decisión del gobierno de desplegar el sistema de defensa anti-misiles THAAD de EE.UU. en Seongju, en Seúl, el 21 de julio de 2016. Las pancartas dicen "Nos oponemos desesperadamente al despliegue del THAAD". [Foto / Agencias]

Por Sun Xingjie

Beijing,08/05/2017(El Pueblo en Línea)-Aunque las elecciones presidenciales de Corea del Sur están a la vuelta de la esquina, los candidatos todavía están debatiendo cuestiones de seguridad en lugar de hablar de la recuperación económica y el empleo, porque el ganador tendrá la dura tarea de lidiar con el rompecabezas de seguridad en la península coreana.

El Sistema de Defensa Terminal de Área a Grasn Altitud de Estados Unidos, según informan, ya estáoperativo en gran medida, y la probabilidad de que Corea del Norte realice su sexto ensayo nuclear sigue siendo alta, ya que Estados Unidos amenaza con renunciar a la "paciencia estratégica".

Seúl necesita maniobras diplomáticas hábiles, y no armas "defensivas", para salvaguardar la seguridad nacional. Las perspectivas económicas de Corea del Sur tampoco son buenas. La reforma propuesta por la presidenta destituida Park Geun-hye hizo poco para romper la plutocracia, que sigue frustrando el crecimiento económico. En otras palabras, la paradoja de que un gobierno requiera suficientes votos, así como apoyo financiero para dirigir un país, podría seguir obsesionando a la nueva administración de Corea del Sur.

Las elecciones presidenciales de la República de Corea se celebran no sólo prematuramente, sino también en medio de temores de que un conflicto regional pueda estallar en cualquier momento. Al estar el THAAD listo para el combate dejará al nuevo presidente de Corea del Sur poco espacio para tomar decisiones estratégicas inmediatas. De hecho, Moon Jae-in del Partido Minjoo, el favorito en estas presidenciales, ha subrayado que la decisión final sobre THAAD debería dejarse al próximo gobierno.

La decisión de la administración de la presidenta Park de que THAAD puede contrarrestar la amenaza de Pyongyang (y la ratificación por parte del gobierno interino) dificultará que el nuevo presidente de Corea del Sur tome un rumbo diferente sobre la seguridad nacional.

En lugar de probar sus misiles balísticos, Pyongyang realizó su "mayor ejercicio de artillería" el 25 de abril para conmemorar el 85°aniversario de la fundación de su ejército. Dicho esto, Seúl simplifica las complejas cuestiones de seguridad y diplomáticas si pone sus esperanzas en el THAAD y su alianza militar con Washington para salvaguardar la seguridad nacional.

El principal riesgo de seguridad al que se enfrenta Corea del Sur es el programa nuclear de Corea del Norte, cuya supervivencia tiene mucho que ver con la estructura de defensa mixta del noreste de Asia. En lugar de trabajar estrechamente con China, parte importante en los esfuerzos de desnuclearización mundial, Corea del Sur ha decidido depender de su alianza militar con Estados Unidos y Japón para su seguridad nacional.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que quiere una resolución diplomática para el asunto de la península coreana a pesar de la advertencia de un conflicto "grande e importante" con Corea del Norte. En este contexto, Corea del Sur podría ayudar a resolver las disputas que rodean la cuestión nuclear de Corea del Norte.

El manejo pacífico de la cuestión nuclear es del interés de Seúl y Beijing, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha reiterado la fuerte oposición del gigante asiático a las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

El nuevo presidente de Corea del Sur puede tener un trabajo poco envidiable en el futuro, ya que la seguridad del país y la situación diplomática se acerca a un punto de inflexión, aunque queda esperanza yaç que la paciencia estratégica y las maniobras delicadas aún no se han agotado. En este sentido, reanudar el Complejo Industrial de Kaesong en esta ciudad fronteriza de Corea del Norte, reiniciar las visitas al Complejo Mount Kumgang de Corea del Norte y recalibrar las relaciones entre China y Corea del Sur son esfuerzos que valdrían realmente la pena para tratar de resolver el problema.

El autor es profesor asociado de la Facultad de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Jilin.

PTV videoMás

Robots son el futuro de la industria de la logística

EnfoqueMás

La generación joven de China cambia la frugalidad por el crédito