Portada | China | Economía | Mundo | Iberoamérica | Opinión | Ciencia Deportes | Cultura | Sociedad | Viaje | Fotos | PTV | Tips

español>>China

La base de China en Yibuti no tiene como fin la expansión militar

Xinhua  2017:07:14.08:20

Botes que transportan personal militar de China salen de Zhanjiang, en la provincia de Guangdong, en el sur de China, el 11 de julio de 2017. Ellos establecerán una base de apoyo en Yibuti. El establecimiento de la base del Ejército Popular de Liberación (EPL) en Yibuti fue una decisión tomada por las dos naciones después de negociaciones amigables y de acuerdos basados en los intereses en común de los pueblos de los dos países, dijo la armada del EPL. (Xinhua/Wu Dengfeng)

BEIJING, 13 jul (Xinhua) -- La base de apoyo que China acaba de abrir en Africa, cuyo propósito es respaldar operaciones de suministro, no es un puesto castrense construido para incrementar la presencia militar del país asiático ni desempeñar un papel disuasorio en la región.

El martes, China estableció en Yibuti la que es su primera base en el extranjero en medio de una gran atención mundial. La instalación, sin embargo, parece que ha causado cierta preocupación y algunos medios extranjeros la han descrito como un puesto militar establecido por el país en el océano Indico para beneficiar sus propios intereses en la competencia entre grandes potencias.

Este tipo de interpretaciones e inquietudes carecen totalmente de fundamento.

La base de Yibuti no tiene nada que ver con carreras armametistas ni expansiones militares y China no tiene intención de convertir este puesto logístico en un punto de apoyo militar.

Como algunos analistas políticos han dicho, la relevancia de la decisión china de abrir una base en Africa no debería ser ni infravalorada ni exagerada.

China es tan solo la última nación en establecer una base en Yibuti, país que aloja ya una enorme base militar estadounidense así como instalaciones militares de Francia y Japón.

Así pues, la base china no debería ser considerada como una amenaza dado que todos esos países ya tienen sus instalaciones navales en la región.

El puesto no se ha creado para el despliegue estratégico de las fuerzas militares chinas, sino para ejecutar las misiones de ayuda humanitaria, de pacificación y escolta que China lleva a cabo en Africa y Asia Occidental.

Como el Ministerio de Relaciones Exteriores chino ha dicho, Beijing ha enviado buques al golfo de Adén y a las aguas frente a las costas somalíes en misiones de escolta desde 2008. Durante esas operaciones, los efectivos chinos se enfrentan a un sinfín de dificultades para reponer alimentos y combustible, y Yibuti ha ofrecido apoyo logístico en múltiples ocasiones.

Enfrentada a la abrumadora tarea que supone la gobernación y el crecimiento económico del país, China ha estado apegada a la realidad y ha sido pragmática, y lo último que necesita es animadversión y especulaciones infundadas.

El último propósito de los empeños chinos para reforzar su poder militar es garantizar su propia seguridad, y no buscar hegemonías ni controlar el mundo. Si tiene esto presente, el resto del mundo comprobará que su comunicación con China es mucho más eficaz.

(Web editor: Rosa Liu, Rocío Huang)

Comentario

Noticias

Fotos