Portada | China | Economía | Mundo | Iberoamérica | Opinión | Ciencia Deportes | Cultura | Sociedad | Viaje | Fotos | PTV | Tips

español>>Ciencia-Tecnología

El cohete Falcón Heavy dispara el interés de los científicos chinos

Pueblo en Línea  2018:02:09.09:30

Tesla Roadster vuela a bordo del cohete Falcón Heavy. [Foto: Reuters]

Por Zhao Lei

Beijing,09/02/2018(El Pueblo en Línea) - El exitoso vuelo de prueba del cohete estadounidense Falcón Heavy, por ahora el portador más poderoso del mundo, ha proporcionado experiencia al sector espacial de China, que se esfuerza por diseñar su propio cohete súper pesado, indicaron expertos de la industria.

El cohete Jumbo de 23 pisos, que llevó a bordo un coche deportivo Tesla Roadster eléctrico como carga simulada, despegó desde el Centro Espacial Kennedy, situado en Cabo Cañaveral, Florida, a las 3:45 de la tarde de este miércoles.

El gigantesco vehículo de lanzamiento propulsado por 27 motores, fue desarrollado y construido por la empresa Space Exploration Technologies, popularmente conocida como SpaceX, y ha sido considerado como un nuevo hito del esfuerzo espacial estadounidense, así como una notable victoria para el magnate de la tecnología Elon Musk, director general de SpaceX y Tesla.

Muchos científicos, investigadores e ingenieros que trabajan para los programas espaciales de China expresaron sus felicitaciones por el éxito de Falcón Heavy, definiéndolo como una emocionante noticia para la industria espacial mundial.

Yang Yuguang, investigador principal de la Corporación de la Industria Aeroespacial de China, declaró a China Daily que los trabajadores chinos del sector aeroespacial aprecian el espíritu de innovación y creatividad de SpaceX y están decididos a seguir explorando sus propios caminos hacia el éxito.

"El rápido ascenso de SpaceX no puede ser replicado por China porque la NASA le ha concedido un nivel de apoyo sin precedentes, que va desde la infraestructura y la tecnología hasta la experiencia acumulada", añadió. "Es por ello por lo que han sido capaces de crecer tan rápido. A diferencia de ellos, tenemos que acumular experiencia y tecnología propia".

Sin embargo, algunos de los enfoques técnicos de la empresa estadounidense pueden ser considerados por los investigadores chinos como una referencia, indicó Yang, especialmente lo que respecta a la producción y optimización de motores de cohetes.

El experto chino destacó que el vuelo de prueba de este miércoles terminó bien, a pesar de los grandes riesgos potenciales debido a que SpaceX parecía tener prisa en concretar la misión.

"Debemos ser más constantes y más estables en el desarrollo y la prueba de nuestros cohetes de nueva generación y tratar de minimizar los riesgos", acotó.

Por su parte, Pang Zhihao, investigador de vuelos espaciales tripulados de la Academia de Tecnología Espacial de China, subrayó que los diseñadores de cohetes chinos podrían aprovechar la experiencia de sus homólogos de SpaceX a la hora de desarrollar los cohetes chinos súper pesados.

Pang también explicó que el cohete Heavy utiliza 27 motores, una práctica evitada por los diseñadores de cohetes de todo el mundo debido a la complejidad técnica y los altos riesgos, por lo que este audaz intento de SpaceX podría abrir una nueva puerta en la concepción de este tipo de cohetes.

Shu Chang, director ejecutivo de tecnología de OneSpace, una empresa privada china que construye cohetes de transporte, aseguró que en comparación con los gigantes de la industria como SpaceX, las empresas chinas privadas del sector aeroespacial son inexpertas y deben trabajar contra reloj para ponerse al día.

"Las empresas privadas se atreven a innovar, afrontar retos y también son buenas para mantener bajos los costos. Cualquier competidor global del sector aeroespacial no tendrá un poder real si no cuenta con empresas privadas competitivas que mantengan un papel irremplazable a la hora de estimular la innovación y mantener el control de los costos", insistió el empresario.

Shu también señaló que los diseñadores chinos de cohetes podrían beneficiarse de la experiencia de SpaceX en la gestión corporativa y de proyectos.

Las observaciones de Shu están en sintonía con los criterios de Wang Yanan, redactor jefe de la Revista del Conocimiento Aeroespacial. Wang afirmó que el gobierno chino debe considerar la posibilidad de abrir a empresas privadas los programas espaciales que son financiados por el Estado como los vuelos espaciales tripulados y las exploraciones lunares.

"El gobierno no necesita preocuparse por la confidencialidad y competencia de las empresas privadas, ya que estarán vinculadas a políticas y contratos. Su participación aumentará la eficiencia y reducirá los costos en esta industria", concluyó Wang. 

(Web editor: Rosa Liu, Rocío Huang)

Comentario

Noticias

Fotos