Última hora:  
español>>Ciencia-Tecnología

Agente oral para recubrimiento intestinal podría tratar diabetes, señala estudio

Actualizado a las 12/06/2018 - 09:13
Palabras clave:

WASHINGTON, 11 jun (Xinhua) -- Investigadores estadounidenses desarrollaron un agente oral en píldoras que recubre temporalmente los intestinos y reduce los picos de azúcar en la sangre posteriores a las comidas, lo que lo convierte en un tratamiento posible para la diabetes.

Un estudio publicado hoy en la revista Nature Materials se indicó que una sustancia conocida como sucralfato, previamente utilizada en el tratamiento de las úlceras gastrointestinales, podría adherirse al intestino delgado de los ratones para luego disolverse en unas cuantas horas.

El equipo investigador de Brigham and Women's Hospital (BWH) modificó la sustancia para convertirla en un nuevo material que puede recubrir el intestino sin necesidad de ser activado por los ácidos gástricos.

El compuesto modificado, llamado LuCI (recubrimiento luminal del intestino), puede ser convertido en un polvo seco que puede encapsularse en una píldora, dijo Ali Tavakkoli, uno de los directores del Centro de Manejo de Peso y Cirugía Metabólica de BWH y uno de los autores del estudio.

"Empleamos un enfoque de bioingeniería para formular una píldora que tenga buenas propiedades de adhesión y que se pegue bien al intestino en un modelo preclínico. Un par de horas después, sus efectos se disipan", dijo uno de los autores del documento, Lee Yuhan, científico del área de materiales de la División de Ingeniería en Medicina de BWH.

El equipo encontró que, una vez en el intestino de los ratones, el LuCI puede recubrir el intestino y formar una barrera delgada que altera el contacto del nutriente y reduce la respuesta de la glucosa en sangre después de una comida.

Después de comer, los niveles de azúcar en sangre aumentan y pueden permanecer elevados durante algún tiempo. Pero una hora después de la administración de LuCI a los ratones, la respuesta a la glucosa había sido reducida en 47 por ciento.

El equipo encontró que esta respuesta es temporal y que tres horas más tarde, básicamente el efecto desaparece.

Ahora el equipo está probando el uso de corto y de largo plazo del LuCI en modelos de roedores diabéticos y obesos.  

Comentario

Noticias relacionadas:

PTV videoMás

Qingdao, la ciudad donde se ensamblan los trenes más rápidos de China

EnfoqueMás