Última hora:  
español>>Economía

El mercado mundial de diamantes vive una profunda crisis

Actualizado a las 06/08/2019 - 15:51
Palabras clave:Diamante

[Foto:Xinhua/Feng Dapeng]

Luxemburgo, 06/08/2019 (El Pueblo en Línea) -El mercado mundial de diamantes está en una profunda crisis: los líderes de la industria reportan constantemente disminución de las ganancias. Una de las razones principales es que el mercado está saturado de piedras pequeñas y baratas, destaca RT.

El exceso de materias primas y la crisis de sobreproducción ha afectado gravemente a toda la industria: las empresas se ven obligadas a repensar sus propias estrategias, ajustarse a las nuevas condiciones e incluso cerrar minas enteras.

Las ventas del consorcio multinacional De Beers durante los últimos seis meses se redujeron en 500 millones de dólares, mientras el precio promedio por quilate cayó un 7 %. La compañía reconoce que el problema proviene de la sobreabundancia en el mercado de diamantes en bruto, los altos niveles de piedras sin vender y la guerra comercial que se vive actualmente entre Washington y Beijing, que crea riesgos de incertidumbre, reporta Bloomberg.

Debido a estos factores, De Beers tiene la intención de reducir su producción para rebajar el número de piedras preciosas en el mercado. En 2018, la mulltinacional vendió un total de 35 millones de quilates. El objetivo para este año es de 31 millones de quilates.

En el caso del monopolio estatal ruso Alrosa, sus ventas en el segundo trimestre del 2019 cayeron un 22 %. En una entrevista con Vedomosti, el presidente del consorcio, Serguéi Ivanov, aseguró que en el transcurso de 7 años el mercado perderá alrededor de 15 millones de quilates de diamantes, es decir, más del 10 %.

Las caídas de ganancias se registraron también en la empresa australiano-británica Rio Tinto Group, que vio cómo su beneficio neto cayó un 6 % en la primera mitad del año. La compañía ya ha anunciado ajustes significativos en sus operaciones, destacando especialmente el cierre de la mina de diamantes de Argyle, en el oeste de Australia, considerada la más grande del mundo.

El exceso de piedras ya ha afectado la producción de materias primas: solo en la primera mitad de 2019, la producción de diamantes cayó un 4 % a nivel mundial. El cierre de la mina más grande del mundo resultará definitivamente en una reducción de la producción. Por ello, los competidores de Rio Tinto tratarán también de aumentar la eficiencia en sus negocios.

De Beers, por ejemplo, ya ha dejado de hacer concesiones a sus socios, rompiendo así el antiguo “sindicato del diamante”.

Se trataba de uno de los clubes más exclusivos del mundo, conocido a lo largo de los años como 'el Sindicato', la Organización Central de Ventas o la Empresa comercial de diamantes (Diamond Trading Company). reseña Bloomberg. Durante más de un siglo, De Beers ha vendido la mayoría de su producción a un número selecto de clientes, entre los que se hallaban las joyerías más importantes del mundo, como Tiffany & Co., Graff Diamonds o Signet Jewelers Ltd.

Bajo el amparo de contratos a largo plazo, De Beers les vendía a estas compañías sus piedras por debajo del valor de mercado en subastas cerradas en Botsuana, haciendo que este 'sindicato' fuera rentable para todos. El sistema se originó en la década de 1890 y estaba diseñado para beneficiar tanto al minero como al cliente, que recibía los diamantes a un precio reducido.

Sin embargo, el colapso de los precios de los diamantes hizo que De Beers ya no pudiera mantener estos atractivos precios para sus socios, y, por el contrario, el gigante mundial de diamantes empezó a ofrecer piedras a las joyerías a precios inflados. Esto enfureció lógicamente a sus antiguos socios y el “sindicato” se vino abajo.

Otra razón es el cambio en los hábitos de consumo de los ciudadanos ricos. En primer lugar, los diamantes tienen fuertes competidores en el segmento del lujo, desde dispositivos de última generación hasta autos deportivos y yates.

En segundo lugar, las personas adineradas ya no buscan enfatizar su propio éxito con productos tan ostentosos, según un estudio de Bain & Company yAntwerp World Diamond Centre. Además, los llamados millennials y la generación Z, que están ganando poder adquisitivo, no están interesados en la adquisición de diamantes.  

Comentario

Noticias relacionadas:

PTV videoMás

EnfoqueMás