Bai Juyi, poeta popular de la dinastía Tang

 

chs-bjysqt.jpg (16942 bytes)

Bai Juyi (772846) nació en la ciudad de Taiyuan, provincia Shanxi. Más tarde se trasladó al distrito de Weinan, provincia Sha´anxi. En su juventud, su familia sufrió mucha miseria, llevando una vida errante, y por ello Bai se acercó más al pueblo conociendo sus sufrimientos y la vida social real.

A los 29 años de edad, logró un gran éxito en un examen imperial del más alto grado; a los 35 años, pasó a ser miembro de la Academia Imperial y hasta sirvió como ministro de Justicia en la corte. Sin embargo, poco después fue degradado y enviado a la prefectura de Jiujiang, provincia Jiangxi, para que se desempeñara como un mandarín local, lo que le implicó un duro golpe. El poema Balada de la Tañedora del Laúdfue compuesto precisamente en ese momento. Luego siguió trabajando como mandarín local en varios lugares, como por ejemplo prefectos de Hangzhou y Suzhou. Murió de enfermedad en Luoyang, provincia Henan y fue sepultado en la montaña Longmen.

En sus actividades literarias, se pronunció por que los artículos sean escritos para reflejar la actualidad y los cantos, compuestos para exponer la realidad. Como el lenguaje usado en su poesía era muy corriente, se dice que sus obras resultaron fáciles de comprender incluso para las ancianas. Las dos baladas, poemas narrativos, que daremos a conocer a continuación son dos obras maestras suyas y muy conocidas en China.

 

Los poemas de Bai Juyi

 

El Viejo Carbonero   --Denunciando  “las compras” de los mandarines

Balada de la Tañedora del Laúd
Balada de la Infinita Tristeza