Nuestro sitio  |Ayuda  |Mapa del sitio  |Archivo  
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  lA VOZ DEL
       LECTOR

  ORGANOS ESTATALES
  DIRIGENTES DEL ESTADO
  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO

LA POBLACION Y EL DESARROLLO DE CHINA EN EL SIGLO XXI

                             II.   Situación Actual y Perspectiva

5. A partir de la década de los 70, sobre todo después de la aplicación de la política de reforma y apertura al mundo exterior, China estableció políticas demográficas para controlar el crecimiento poblacional y elevar la cualidad de la población. Desde entonces, la planificación familiar, quedó implantada como política fundamental del Estado. El gobierno chino estimula el matrimonio y la procreación tardíos y aboga por que una pareja tenga un solo hijo y planifique razonablemente el nacimiento de su segundo hijo conforme a leyes y reglamentos. Esta política también se aplica a las minorías étnicas. Todas las provincias, regiones autónomas y ciudades directamente subordinadas al gobierno central han elaborado políticas concretas de acuerdo con la situación local.

6. El gobierno chino concede mucha atención al problema de la población y el desarrollo, y lo ha puesto en su agenda de trabajo como parte importante del plan general para el desarrollo económico y social. Siempre enfatiza que el crecimiento demográfico debe adaptarse al desarrollo económico y social y concordar con la utilización de los recursos naturales y la protección del medio ambiente. Desde los anos 90 del siglo 20, el gobierno central celebra conferencias una vez al ano sobre la población y el desarrollo para analizar importantes asuntos, elaborar políticas y medidas de gran significado. El gobierno organiza y coordina a las dependencias correspondientes y agrupaciones de masas para que cumplan conjuntamente el programa de población y planificación familiar, vinculando estrechamente la planificación familiar  con el desarrollo económico, con la eliminación de la pobreza, con la protección de la ecología, con la utilización razonable de los recursos, con la popularización de la educación cultural, con el desarrollo de servicios de salud, con el mejoramiento de la seguridad social, con el elevamiento de la posición social de las mujeres, etc, a fin de solucionar definitivamente los problemas de población y desarrollo.

7. Tras cerca de 30 anos de esfuerzos, China ha logrado encontrar vías con características nacionales para manejar integralmente el problema demográfico y ha establecido gradualmente sistemas de reajuste de la población y de administración de la planificación familiar, los cuales concuerdan con las exigencias de una economía de mercado, y han logrado notables éxitos en materia de población y desarrollo. Tanto los derechos a la supervivencia y al desarrollo como los derechos económicos, sociales y culturales de los ciudadanos han mejorado mucho.

- El crecimiento demográfico está bajo control efectivo. La natalidad y el índice de crecimiento demográfico natural que en 1970 era de 33.43 por mil y 25.83 por mil, respectivamente, se redujeron a 15.23 por mil y 8.77 por mil en el ano 1999, y la tasa total de nacimientos ha descendido al nivel inferior a la tasa de regeneraciones, colocando a China entre los países de más baja natalidad. A pesar de su economía menos desarrollada, China ha logrado en un corto plazo una transformación histórica del modelo de reproducción demográfica pasando de la situación de alta natalidad, baja mortalidad, alto crecimiento poblacional, a ser de baja natalidad, baja mortalidad y bajo crecimiento demográfico.

- La economía nacional ha registrado un desarrollo acelerado, el poderío integral de la nación ha aumentado enormemente y el nivel de vida del pueblo ha mejorado considerablemente. La política de planificación familiar ha reducido en más de 300 millones de personas la población actual. Eso significa que hay más de 300 millones de personas menos en todo el país, lo cual significa para el Estado y la sociedad un gran ahorro de recursos en la crianza. Se ha aliviado la presión que ejerce una cantidad excesiva de  pobladores sobre los recursos naturales y el medio ambiente, y se ha impulsado el desarrollo económico y el mejoramiento del nivel de vida del pueblo. Se ha cumplido con anticipación la meta estratégica de duplicar el producto nacional bruto del ano 1980. La vida del pueblo ha alcanzado en general un nivel de comodidad. En las zonas rurales de China, la población en pobreza que aún vivía sin suficientes alimentos y ropa, disminuyó de más de 250 millones de personas a finales de la década del 70 a 34 millones a finales de 1999. Respecto de la población total del campo ese porcentaje bajó del 33% a alrededor del 3%. El problema de los alimentos y el vestido para la población en pobreza en las zonas rurales ha sido básicamente resuelto.

- Se ha logrado notables éxitos en la educación y la salud. Hasta finales del ano 2000, se ha alcanzado la meta de popularizar la educación obligatoria de 9 anos y erradicar el analfabetismo entre los jóvenes y adultos de mediana edad. El número de universitarios por cada 10 mil personas de la población ascendió de un promedio de 8.9 personas en 1978 a 32.8 en 1999. El acceso a servicios primarios de salud está garantizado para todos. La mortalidad entre las mujeres embarazadas y parturientas ha bajado del 94.7 por 100 mil en 1990 al 56.2 por 100 mil, mientras que la tasa de maternidad en hospitales llegó en 1999 al  66.8 por ciento. En el mismo ano, la esperanza de vida de la población llegó a un promedio de 71 anos de edad , alcanzando ya el nivel de los países medianamente desarrollados.

- La posición social de las mujeres ha registrado una notoria mejoría, los derechos de los ninos están garantizados y las condiciones de vida de los ancianos han experimentado un constante mejoramiento. Actualmente, más de la tercera parte del personal administrativo y técnico en las instituciones y empresas estatales son mujeres. En 1999, las mujeres ocuparon el 46.5% de toda la población que tenía trabajo. Este porcentaje fue superior al promedio mundial que ese ano fue de 34.5%, y los ingresos de las mujeres reprentaron el 80.4% de los del sexo opuesto. La mortalidad entre los ninos menores de 5 anos de edad fue de 42? en 1998, un descenso de 31.8% en comparación con 1991. En 1999, la tasa de matrícula de ninos en edad escolar llegó al 99.1% y la proporción de alumnos promovidos a ciclos de secundario llegó a 94.4%. Y entre las tasas de vacunación planificada para ninos menores de 1 ano, la de la vacuna BCG fue de 97.8%, de la vacuna contra la poliomielitis, fue de 97.4%, la contra tos ferina, difteria y tétanos, del 97.8% y la contra sarampión, del 97.5%.  En 1999, cerca de 3 millones de empleados jubilados se acogieron al sistema de seguro básico de vejez. Sumaron más de mil las entidades de bienestar social auspiciadas por el Estado, mientras que cerca de 40 mil casas para ancianos eran patrocinadas por entidades colectivas.

- Toda la sociedad ha adquirido mayor conciencia sobre la cuestión demográfica: controlar el crecimiento demográfico es benéfico tanto para un desarrollo armonioso entre la población y la economía, la sociedad, los recursos naturales y la protección del medio ambiente como para un desarrollo sostenible; hay que controlar la natalidad en vez de adoptar una actitud de no intervención; Al tratar de solucionar el problema demográfico, no sólo hay que preocuparse por la cantidad de la población, sino también poner énfasis en el mejoramiento de su cualidad y de la salud reproductiva, de la calidad de vida y del bienestar del ser humano a fin de lograr un desarrollo integral de la gente; El problema poblacional es en esencia un problema de desarrollo, que podrá ser definitivamente resuelto sólo cuando se logre el desarrollo integral en los aspectos económico, social y cultural. Al mismo tiempo, los conceptos tradicionales de la gente sobre matrimonio, procreación y mantenimiento de la vejez han experimentado cambios radicales. La tradicional mentalidad acerca del matrimonio y la procreación en edad temprana, de tener más hijos para más fortuna y de preferir hijos varones que hijos mujeres, está siendo sustituida gradualmente por conceptos más científicos, civilizados y avanzados como los de matrimonio y procreación tardíos, menos hijos pero de mejor calidad, igualdad entre hijos varones y mujeres. Hay cada día más parejas que por propia iniciativa acatan la planificación familiar. La edad media del primer casamiento de las mujeres en edad fecunda se elevó de los 20.8 anos en 1970 a los 23.57 en 1998, y el porcentaje de las mujeres casadas en edad fecunda que usan uno u otro método contraconceptivo llegó al 83%. El número promedio de miembros de una familia se redujo de 4.84 personas en 1971 a 3.63 en 1998.

- La cooperación y los intercambio internacionales en el ámbito de población y desarrollo se han expandido incesantemente. China está plenamente consciente del significado trascendental que representa la solución de su propio problema de población y desarrollo para la promoción de la paz y el desarrollo mundiales, y se ha comprometido a acatar y poner en práctica los principios y contenidos básicos acordados en las conferencias internacionales sobre la población. Después de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo celebrada en 1994, el gobierno chino ha adoptado una serie de medidas para cumplir el "Plan de Acción " de la conferencia. En los últimos anos, China ha mantenido fructífera cooperación con la Fundación de la ONU para la Población, con la Organización Mundial de Salud, la Federación Internacional de Planificación Familiar y otras organizaciones internacionales, así como con gobiernos y organizaciones no gubernamentales de diversos países en las áreas de salud reproductiva,   educación de adolescentes y jóvenes, contraconcepción de emergencia, participación de hombres en la planificación familiar, etc. El éxito del programa de población y planificación familiar en China ha aportado experiencias útiles para muchos otros países y es reconocido cada día más por la sociedad internacional.

8. En las próximas décadas, el problema de población y desarrollo en China entrará en una nueva etapa histórica. Si se mantiene estable la baja natalidad, la población de China pasará gradualmente de un crecimiento lento a un crecimiento cero, y la suma total de la población descenderá lentamente después de haber tocado el punto máximo. Si se aprovecha la oportunidad histórica que significa el descenso de la natalidad, la reducción de la taza global de crianza social, y la abundancia de recursos de manos de obra, se debe realizar grandes esfuerzos para desarrollar la educación, la ciencia y la tecnología, aumentar las inversiones sociales, y elevar el nivel del ahorro, con lo cual se sentará una firme base para un crecimiento económico acelerado, para el aumento del poderío nacional y un desarrollo armónico y sostenible entre la población y la economía, la sociedad, los recursos naturales y el medio ambiente. Mientras tanto, una sólida base de recursos materiales es también proporcionada por el establecimiento y mejoramiento del sistema de economía de mercado socialista, y el desarrollo sostenido, rápido y saludable de la economía nacional.

9. El gobierno chino está consciente de que las contradicciones entre la población y el desarrollo aún son agudas en China, con muchas dificultades y desafíos por enfrentar. La población seguirá incrementándose durante un periodo bastante largo, con un crecimiento neto de más de 10 millones cada ano en los próximos decenios; eso ejercerá grandes presiones sobre la economía, la sociedad, los recursos naturales, el medio ambiente y el desarrollo sostenible; será difícil cambiar fundamentalmente en corto plazo la situación de baja cualidad de la población en su conjunto, que no está a la altura del rápido desarrollo de la ciencia y la tecnología; el gran aumento de la población económicamente activa ofrece alta presión sobre el empleo; la conversión del país en una sociedad envejecida en momentos en que su economía todavía no está desarrollada, dificulta aún más los esfuerzos por establecer un sistema completo de seguridad social; la existencia durante largo tiempo de un desarrollo económico y social desequilibrado entre distintas regiones hace que las tareas de erradicar la pobreza sean más duras; el incremento de los flujos de población, la migración de la población rural hacia las ciudades y la redistribución poblacional en distintas zonas están afectando el tradicional sistema de administración económica y social, así como las políticas demográficas conexas; durante el proceso de mejoramiento del sistema de una economía de mercado socialista, van a asomar poco a poco diversas contradicciones y problemas, y aún existe la complejidad que enfrenta el problema de población y desarrollo.  



Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea