Nuestro sitio  | Ayuda  | Mapa del sitio  | Archivo    
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO
 
Actualizado a las 13:57(GMT+8), 01/08/2000
China  

La Ciencia y la Tecnología Militares de China Avanzan a Pasos Agigantados

A China le costó sólo un par de años desarrollar los helicópteros, pasando de los comunes a los armados, tal como se mostró en el desfile militar celebrado con motivo del 50 aniversario de la proclamación de la República Popular. En cuanto a algunas armas pequeñas, se logra producir en seis meses desde su puesta en la agenda de desarrollo.

China ha tenido éxito en el desarrollo de algunas armas de alta tecnología, conocidas como armas letales del ejército chino.

"La ciencia y la tecnología militares de China en su conjunto figuran entre las primeras filas del mundo. Los chinos estamos llenos de confianza en el nivel científico y tecnológico de nuestras fuerzas armadas", dijo Cui Changqi, subdecano de la Universidad de Defensa Nacional en vísperas del 73 aniversario del Ejército Popular de Liberación de China (EPL). Expresó el 26 de julio a este reportero que "la ciencia y la tecnología militares de China se hacen cada vez más fidedignas".

Las "guerras locales de alta tecnología" producidas en el mundo constituyen uno de los temas que más interesan a los integrantes del ejército chino. La Guerra del Golfo ocurrida docena de años atrás y la Guerra de Kosovo que tuvo lugar hace poco tiempo son los ejemplos típicos que ellos suelen discutir y estudiar.

Estas guerras locales muestran que la ciencia y la tecnología militares desempeñan, sin duda alguna, un papel de creciente importancia.

"Para bombardear un puente era necesario enviar más de diez aviones para hacer decenas de asaltos antes de la década de 1960, y, lo que es más, se solía sufrir pérdidas al cruzar la red de defensa antiaérea del adversario. Hoy día, sin embargo, uno o dos aviones equipados con bombas dirigidas por rayo láser pueden cumplir la tarea mediante uno o dos ataques, con una eficiencia de seguridad y un porcentaje de precisión mucho mayores."

Con este simple ejemplo Cui Changqi explicó la importancia de la ciencia y la tecnología militares.

"En el campo de batalla de una guerra local de alta tecnología se emplean grandes cantidades de armas y equipos de tal tecnología, lo que acarrea una serie de profundos cambios en la forma y el método de las operaciones y una fisonomía completamente nueva de la guerra." Pero, en su opinión, los factores que deciden el desenlace de una guerra son muy complicados, por lo que no se debe poner énfasis unilateral en el efecto de la ciencia y la tecnología.

La Universidad de Defensa Nacional es la institución suprema de enseñanza superior del EPL. Cui Changqi, que ha servido muchos años en la institución, es un experto en misiles, la navegación aérea y espacial, las operaciones, especialmente las operaciones conjuntas. Es, además, miembro de la Comisión de Ciencia Militar de China y miembro del comité de evaluación para el otorgamiento de premios a la ciencia y tecnología de armas y equipos del ejército.

Hace algunos decenios, el ejército chino derribó con misiles tierra-aire cinco aviones U-2 de EE.UU., realizando en la historia de las guerras del mundo la hazaña de derribar aviones en combates reales con proyectiles tierra-aire. Esta es una página gloriosa en la historia militar de China, de la que Cui Changqi se siente orgulloso. Cui, entonces un oficial técnico común, participó en esas operaciones, que parecían inconcebibles.

"La alta tecnología no es un mito; lo han testimoniado, por ejemplo, los U-2 derribados en aquel momento y los aviones furtivos estadounidenses echados abajo esta vez en Kosovo", puntualizó Cui.

China ha dedicado enérgicos esfuerzos a elevar el nivel de su ciencia y tecnología militares. "La Comisión Militar Central ha lanzado la consigna de 'formar un poderoso ejército mediante el desarrollo científico y tecnológico'; en la actualidad, incluso el entrenamiento recibido por un soldado recién alistado apunta a la guerra de alta tecnología".

La construcción realizada durante decenios ha echado una base sólida para la ciencia y la tecnología militares de China y ha contribuido a preparar un numeroso personal; el contenido científico y tecnológico de las armas y equipos se viene incrementando, y la capacidad de China para el desarrollo independiente de la ciencia y la tecnología militares también se ha elevado gradualmente. En lo que se refiere a las armas convencionales, China va delante en el mundo. En líneas generales, las armas y equipos son desarrollados y producidos por China misma, lo que puede verse es la exhibición del desfile en ocasión del 50 aniversario de la Nueva China.

China posee un numeroso personal dotado de creatividad en la ciencia y tecnología militares, que está organizado fundamentalmente en dos sistemas: el de la industria de defensa nacional y el del ejército. Cui Changqi alegó que en años recientes las instituciones de investigación científica y las fábricas pertenecientes al sistema de la industria de defensa nacional han visto un notable crecimiento de su vigor y la reforma de dicha industria ha traído una estructura más razonable y un mecanismo de mayor flexibilidad.

Un grupo de instituciones de investigación científica e institutos y universidades del ejército chino están haciendo contribuciones a la modernización de las fuerzas armadas. Al mismo tiempo, el porcentaje de oficiales y soldados técnicos en las fuerzas de combate se incrementa de año en año; son los que manipulan directamente las armas y equipos. El ejército chino es sobresaliente en el mundo por su aptitud de dominar las nuevas técnicas y equipos.

La Universidad de Defensa Nacional es una de las escuelas y universidades para mandos supremos encargadas de entrenar mandos de altos rangos y oficiales del estado mayor. Después de la Guerra del Golfo, la Universidad abrió de inmediato nuevos cursos de alta tecnología militar pertinente, y, junto con el cumplimiento del programa de "formar un poderoso ejército mediante el desarrollo científico y tecnológico", ha tomado como uno de sus objetivos el entrenamiento de mandos militar-técnicos. Cui Changqi dijo que algunos equipos para el entrenamiento de simulacro de combate usados por los oficiales de la Universidad de Defensa Nacional son, de hecho, productos de alta tecnología de primera clase desarrollados por China misma.

Actualmente, algunos medios de guerra de alta tecnología han sido puestos en el programa de batalla del ejército chino. Cui Changqi se muestra muy optimista respecto al futuro desarrollo de la ciencia y la tecnología militares de China.

27/07/2000








En esta sección
 

A China le costó sólo un par de años desarrollar los helicópteros, pasando de los comunes a los armados, tal como se mostró en el desfile militar celebrado con motivo del 50 aniversario de la proclamación de la República Popular. En cuanto a algunas armas pequeñas, se logra producir en seis meses desde su puesta en la agenda de desarrollo.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea