Nuestro sitio  | Ayuda  | Mapa del sitio  | Archivo    
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO
 
Actualizado a las 15:41(GMT+8), 31/01/2001
China  

Fuego de suicidio, otro crimen de la secta Falun Gong


Seguidores de Falun Gong quemados reciben tratamiento médico
La Agencia de Noticias Xinhua, el principal servicio de noticias de China, publicó el martes 30 un

reportaje especial dando una explicación detallada sobre los intentos de suicidio de siete practicantes de Falun Gong en la Plaza Tian'anmen, en el centro de la capital china, el 23 de enero.

La tragedia demostró una vez más la naturaleza perjudicial de Falun Gong y sirvió de alarma para aquellos obsesionados con este culto.

Cinco practicantes de Falun Gong, incluida una niña de 12 años de edad, se remojaron con gasolina y prendieron fuego a sí mismos a alrededor de las 2:40 PM en la víspera de Año Nuevo Lunar de China. Una practicante murió al instante y los otros cuatro resultaron heridos en los intentos de suicidio. La policía de guardia se precipitó a rescatarlos e inmediatamente envió a

los heridos a un hospital local.

Engañados por las maliciosas falacias de Li Hongzhi, fundador de la secta Falun Gong, siete practicantes conspiraron el espantoso fuego de suicidio en la Plaza Tian'anmen. Dos fueron descubiertos y fracasaron en sus intentos de suicidio.

A las 2:41 PM, un hombre de unos 40 años de edad, sentado con las piernas cruzadas en la Plaza Tian'anmen, vertió el líquido de una botella verde sobre su cuerpo. De repente, su cuerpo se desató

en fuegos y estuvo cubierto con humo espeso. "Falun Dafa es obligatorio para todos", estuvo gritando a voz en cuello el hombre.

Pocos minutos después, cuatro mujeres que se encontraban no lejos del hombre prendieron fuego a sí mismas. Los fuegos, reforzados por el viento de invierno frío, se extendieron

inmediatamente, convirtiendo a las mujeres en bolas de fuego llameante en horribles gritos.

"?Tío, ayúdeme! gritó una niña baja y débil en el fuego cuando la policía se arrojó hacia ellas.

Casi simultáneamente, en el lado nororiental de la plaza, una mujer sacó una botella de plástico de Sprite, bebió un bocado del líquido y lo vertió sobre su cuerpo. Los policías de guardia, al

oler un fuerte olor de gasolina, se arrojaron para quitar su encendedor y le impidieron que se quemara.

La mujer siguió gritando: "Déjenme subir al cielo".

Al lado oeste de la plaza, la policía descubrió que un hombre llevaba dos botellas llenas de gasolina atadas a su cuerpo, y le impidió que se quemara.

La policía tardó un minuto y 30 segundos en apagar el fuego sobre las cuatro mujeres. Sin embargo, una mujer murió y las otras tres resultaron gravemente heridas.

Tres ambulancias de emergencia del Centro de Primeros Auxilios de Beijing llegaron al sitio después de menos de siete minutos y llevaron a los heridos al prestigioso Hospital Jishuitan de

Beijing.

Se formó un equipo de rescate, compuesto por médicos de buena fama. Se prepararon cuadras especiales para la vigilancia de 24 horas. Se enviaron cerca de 10.000 mililitros de plasma y varios

miles de mililitros de sangre a las salas de operación.

Gracias a los esfuerzos de los médicos, todos los heridos pasaron la etapa de shock.

La investigación policial mostró que las siete personas que intentaron suicidarse provinieron de la ciudad de Kaifeng, en la provincia central china de Henan. Todos fueron fanáticos

practicantes de Falun Gong.

La mujer muerta, llamada Liu Chunling, había sido obsesionada con Falun Gong y persuadió e influyó a su hija de 12 años de edad, Liu Siying, para perseguir el culto.

Wang jindong, el organizador, empezó a practicar Falun Gong en 1996. Wang, su esposa y su hija llegaron a la plaza Tian'anmen el 19 de diciembre de 2000 para propagar Falun Gong con banderas.

Hao Huijun, una maestra de música de una escuela secundaria en Kaifeng, ha llegado a ser silenciosa y obsesionada con el culto desde 1997 cuando empezó a practicar Falun Gong.

Influida por Hao, su hija de 19 años de edad, Chen Guo, quien estudiaba Pipa, un antiguo instrumento musical de cuatro cuerdas, en Beijing, también practicó Falun Gong y fue obsesionada con el culto.

Liu Baorong, un obrero de fábrica textil, quien dejó su puesto debido a una herida resultante de un accidente de trabajo en 1984, empezó a practicar Falun Gong en 1995.

"Li Hongzhi dijo con frecuencia en su 'escritura' y discursos que aún había algunas personas que no 'salieron'. Si yo no pude 'salir', no podría realizar 'nirvana'," dijo Liu, quien creyó que

para obtener "nirvana" tuvo que subir al cielo.

Liu Yunfang, de 57 años, fue una obrera en una tienda de pinturas en Kaifeng. Dijo que planeó prender fuego a sí misma para cultivar sus capacidades física y mental según las reglas de Falun Gong.

Liu explicó que no fue capaz para quemarse debido a que no ha llegado a un cierto nivel.

Estos siete practicantes discutieron cuándo y dónde tendría lugar el fuego de suicidio. Y cada uno tuvo dos encendedores en caso de que uno no funcionara al punto.

Con botellas de gasolina, cuchillas y encendedores, los siete practicantes de Falun Gong llegaron a la plaza Tian'anmen en taxi. La plaza estuvo cerrada temporalmente en la mañana por actividades y ellos acordaron quemarse en diferentes lugares a las 2:30 PM.

"Gracias a la policía, fueron ellos quienes me salvaron", recordó Liu Baorong.

Los parientes y profesores de Chen Guo se sintieron muy pesarosos cuando conocieron la tragedia. Ella fue una excelente estudiante en la escuela y actuó en Singapur cuando tenía sólo 12

años de edad.

Empezó a practicar Falun Gong en 1996 y se hizo cada día más silenciosa cuando su padre murió en 1998. Escribió una carta a sus profesores cuando ellos trataron de ayudarla, diciendo que Falun Dafa fue "la ciencia más misteriosa en el mundo", y "mi vida fue creada por Dafa".

Liu Baorong dijo que ellos seleccionaron la plaza Tian'anmen debido a que había un rumor de que una vieja practicante en el noreste de China mostró en su sueño las palabras "registro para

seguidores de Dafa" escritas en la tribuna de Tian'anmen.

"Falun Gong ha traído desgracia al país y al pueblo", dijo ella,"otros practicantes deben despejarse al conocer la verdad detrás del fuego".

La niña de 12 años sufrió severas quemaduras en su cara, cabeza y manos. Aunque en dolor y enceguecida, describió la belleza del "paraíso" a las enfermeras: todo el "mundo" fue hecho de oro - los caminos, los pájaros e incluso la gente.

La estudiante de 19 años sufrió shock por la quemadura cuando fue enviada al Hospital Jishuitan. "Lamento mucho", dijo, "deseo ejecutar Pipa en el futuro".

Los médicos dijeron que Chen, una estudiante de música en Beijing, ya no puede tocar Pipa, un antiguo instrumento musical de cuatro cuerdas, debido a que sus dedos fueron dañados mucho

por el fuego.

Li Chi, un médico jefe del hospital, dijo que todavía es temprano para decir que todos los heridos ya están fuera de peligro. Ellos tendrán que recibir operaciones en el futuro. El fuego

hizo que todos estos heridos llegaran a ser físicamente incapacitados. Algunos de ellos no podrán vivir apoyándose en su propia fuerza en el futuro.



31/01/2001






En esta sección
 

La Agencia de Noticias Xinhua, el principal servicio de noticias de China, publicó el martes 30 un



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea