Nuestro sitio | Ayuda | Mapa del sitio | Archivo 
   CHINA
   ECONOMIA
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
 
Actualizado a las 11:03(GMT+8), 02/09/2002
Mundo  

Ordenan captura de jefe de FARC por matanza de Bojaya

La Fiscalía colombiana ordenó el sábado la captura de un jefe de las FARC, bajo cargos de dirigir el atentado que el pasado dos de mayo victima a 119 campesinos en una iglesia de Bojaya, departamento del Choco.

El dirigente del frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Yoberman Sánchez Arroyave, es acusado por la Fiscalia de terrorismo, homicidio, empleo de métodos de guerra ilícitos, rebelión, así como destrucción de bienes y lugares de culto.

Según la institución, Sánchez dirigió el ataque con bombonas de gas cargadas de explosivos contra la iglesia, en cuyo interior se habían refugiado unas 200 personas para huir de los enfrentamientos sostenidos ese día entre las FARC y paramilitares en el poblado, situado 600 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Además de los 119 muertos, la mayoría mujeres y niños, al menos otros 100 lugarenos resultaron heridos, asunto por el que la Fiscalía anunció que también investiga al líder máximo de las FARC, Pedro Antonio Marin, alias "Manuel Marulanda".

La matanza de Boyaja ha sido considerada la mayor masacre del siglo en el conflicto armado de este país y de ella una comisión de Naciones Unidas responsabilizó a las FARC, a los paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), así como al gobierno y al Ejército colombianos, por negligencia. (Xinhua)

02/09/2002






En esta sección
 

La Fiscalía colombiana ordenó el sábado la captura de un jefe de las FARC, bajo cargos de dirigir el atentado que el pasado dos de mayo victima a 119 campesinos en una iglesia de Bojaya, departamento del Choco.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea