Nuestro sitio | Ayuda | Mapa del sitio | Archivo 
   CHINA
   ECONOMIA
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
 
Actualizado a las 10:52(GMT+8), 21/03/2003
Mundo  

Reacciones mixtas de países de Asia-Pacífico ante ataque contra Irak

Los países de la región de Asia y el Pacífico han tenido reacciones mixtas en el primer día de la guerra encabezada por Estados Unidos contra Irak.

En Nueva Zelanda, la primera ministra, Helen Clark, reiteró la oposición de su gobierno a la guerra y su compromiso a respaldar los esfuerzos internacionales para ayudar al pueblo iraquí cuando termine el conflicto.

"Quisiera decir de nuevo, para que quede constancia, que este gobierno no ayudará a una guerra para la que no había justificación en este momento", dijo la jefa de gobierno.

Clark indicó que su gobierno reiteró su "profundo pesar" de que el proceso diplomático no haya sido capaz de seguir su curso.

"Al término de este conflicto, que deseo que sea corto, la comunidad internacional debe estar dispuesta a contribuir con la reconstrucción de Irak, y proporcionar la ayuda humanitaria", dijo Clark.

El canciller camboyano, Hor Namhong, advirtió de que una guerra dirigida por Estados Unidos contra Irak puede cambiar el modelo político del mundo y provocar más complot terrorista.

Por su parte, la presidenta filipina, Gloria Arroyo, manifestó su esperanza de que la guera "sea quirúrgica, corta y rápida".

Filipinas "forma parte de la coalición de la buena voluntad que ha dado respaldo político y moral a las acciones para liberar a Irak de armas de destrucción masiva", dijo Arroyo.

En Seúl, el presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, reiteró el respaldo de su gobierno a la guerra dirigida por Estados Unidos contra Irak en un discurso público.

Roh explicó que Corea del Sur tomó esta posición en vista de " los intereses nacionales, la alianza surcoreano-norteamericana y la prevención de la proliferación de armas de destrucción masiva".

"La guerra es un resultado inevitable, ya que los esfuerzos diplomáticos norteamericanos fracasaron previamente", dijo Roh, quien agregó que "cooperaremos con nuestro aliado en el área de asistencia a los refugiados, ayudando a los países vecinos de Irak ".

En Canberra, el senado australiano votó el jueves urgiendo el regreso de las tropas australianas que se encuentran en el Golfo.

Según se informó, esta ha sido la primera ocasión en que Australia ha enviado tropas a una guerra sin el respaldo del Senado.

Por otro lado, Paquistán lamentó el ataque contra Irak.

"Lamentamos que la guerra no haya podido ser detenida. Hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano para prevenirla", dijo el ministro de Información de Paquistán, Sheikh Rashid.

No obstante, Pakistán, como miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, "continuará con sus esfuerzos diplomáticos en busca de una conclusión rápida de la guerra", indicó.

"Tenemos simpatía hacia el pueblo iraquí", subrayó, agregando que "el Consejo de Seguridad de la ONU no aprobó la guerra. Se trata de una decisión de Estados Unidos". (Xinhua)

21/03/2003




En esta sección
 

Los países de la región de Asia y el Pacífico han tenido reacciones mixtas en el primer día de la guerra encabezada por Estados Unidos contra Irak.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea