Nuestro sitio | Ayuda | Mapa del sitio | Archivo 
   CHINA
   ECONOMIA
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
 
Actualizado a las 09:50(GMT+8), 04/04/2003
Sociedad  

Logra China avance en derechos humanos

China ha logrado un avance enorme en su causa de derechos humanos durante los últimos 13 años, dijo en un artículo la revista "Derechos Humanos", publicada por la Sociedad para Estudios sobre los Derechos Humanos de China.

Titulado "Desarrollo de la Causa de Derechos Humanos de China en los Trece Años Pasados", el artículo cita un gran número de estadísticas y hechos para demostrar los logros en la causa de los derechos humanos.

China ha alcanzado un desarrollo sostenible y rápido en su economía nacional y ha logrado una mejoría sustancial en la garantía de los derechos a la subsistencia y desarrollo, indica el artículo.

El producto interno bruto (PIB) de China ha crecido desde 1989 a un índice promedio anual de 9,3 por ciento. En el 2002, el PIB de China rompió por primera vez la marca de los 10 billones de yuanes (cerca de 1,21 billones de dólares), convirtiendo a China en la sexta mayor potencia económica del mundo. La cifra fue seis veces mayor que la de 1989.

Gracias al impulso de desarrollo de su economía nacional y a la constante mejora en su ambiente de inversión, China se ha vuelto sumamente atractiva para los inversionistas de todo el mundo.

China tuvo un ingreso de 51.000 millones de dólares en inversión externa directa (IED) el año pasado, en sustitución de Estados Unidos como el mayor receptor de IED entre todos los países del mundo, dice el artículo.

También se han registrado grandes avances en los ingresos de los residentes urbanos y rurales de China, lo que ha resultado en un consumo significativamente mayor y en una mejor calidad de vida, agrega el artículo.

De 1990 al 2001, los ingresos per cápita de los residentes rurales registraron un incremento real de 62 por ciento, y los ingresos disponibles de los residentes urbanos llegaron a más del doble.

De regreso a 1989, el consumo tenía el objetivo principal de satisfacer las necesidades básicas de la población, cuyo gasto se destinaba antes que nada a alimentos, seguidos por ropa y vivienda.

El gasto de los residentes en superación personal y disfrute de la vida ha crecido año tras año. Las computadoras y autos privados han llegado a las casas de la población en números crecientes.

El Estado ha otorgado gran importancia a la asistencia a las regiones subdesarrolladas en su tarea de acabar con la pobreza a través del desarrollo y de ayudar a los ciudadanos que viven por debajo de la línea de la pobreza a mejorar su nivel de vida.

En el 2001, un total de 29 millones de residentes rurales ó 3,2 por ciento de la población rural del país, fue clasificado como afectado por la pobreza, 73 millones menos que en 1989.

El artículo indica que China ha realizado esfuerzos activos para promover la civilización política, y los derechos civiles y políticos de los ciudadanos han sido garantizados en una forma efectiva.

En China, todos los poderes pertenecen al pueblo. El pueblo chino ejerce el poder estatal a través de la Asamblea Popular Nacional (APN) y de las asambleas populares locales en diferentes niveles.

Durante el lapso de 10 años de los períodos de la Octava y Novena APN, delegaciones y diputados presentaron 8.108 mociones y 26.384 propuestas, quejas y recomendaciones.

La APN y las asambleas populares locales han intensificado constantemente su supervisión sobre la aplicación de las leyes y sobre el trabajo gubernamental.

En sus esfuerzos para mejorar el sistema de democracia y legalidad, China ha acelerado el proceso de formulación de leyes durante los 13 años pasados. Con base en el principio de gobernar al país de acuerdo con la ley, la APN y el Comité Permanente de la APN han formulado 125 nuevas leyes, que constituyen el 62,5 por ciento del total actualmente en vigor.

Siempre se ha otorgado importancia a la protección de los derechos de los ciudadanos en el proceso de formulación de las leyes.

Una serie de leyes ha sido promulgada para este efecto, incluyendo la Ley Orgánica de los Comités de los Residentes Urbanos, la Ley Orgánica de los Comités de Aldeanos, la Ley de Sindicatos, la Ley sobre Asambleas, Procesiones y Manifestaciones y la Ley de Derechos de Autor.

La cooperación multipartidista y la consulta política bajo la dirección del Partido Comunista de China constituyen un sistema político básico de China. Fue incluido en la Constitución en 1993 para representar la voluntad del Estado.

La democracia de las unidades básicas en China ha experimentado un desarrollo sin precedentes. En el 2002, cuatro reelecciones de comités de aldeanos han tenido lugar en la mayoría de las provincias de China, con una afluencia de electores superior al 80 por ciento en general.

Este tipo de autonomía se caracteriza por la elección democrática de los dirigentes de las aldeas, la toma de decisiones a través de un proceso democrático, el manejo democrático de los asuntos públicos y la supervisión democrática del trabajo de los cuadros dirigentes de aldeas y de los presupuestos públicos. Esto ha llenado a la población rural de un entusiasmo político creciente y ha protegido los derechos democráticos de los campesinos.

También se está desarrollando la democracia en las unidades básicas urbanas. La autonomía de las comunidades en las ciudades y poblados chinos se ha vuelto especialmente popular desde 1998.

Los residentes de una comunidad urbana determinada son capaces no sólo de seleccionar a sus propios dirigentes a través de elección directa, sino también de comentar sobre el trabajo de los funcionarios públicos y de los departamentos gubernamentales en general. En resumen, la autonomía comunitaria ha enriquecido la democracia de las bases urbanas y ha diversificado sus modalidades.

En pocas palabras, los ciudadanos chinos de las ciudades o del campo están disfrutando de amplios derechos democráticos.

China es un país de múltiples religiones, con un total de 100 millones de creyentes religiosos. Sigue la política o principio que demanda el respeto a las creencias religiosas y la independencia de los creyentes religiosos en el desarrollo de los asuntos religiosos.

Las diversas religiones son iguales en estatus y sus respectivos creyentes son capaces de cooperar para alcanzar el desarrollo mutuo y se han presentado pocas diferencias entre religiones. Los creyentes religiosos y no creyentes ejercen el respeto mutuo y son capaces de vivir lado a lado en armonía.

El artículo también dice que China ha sido estricta en la aplicación de la ley y que sus órganos judiciales han estado llevando a cabo sus deberes de acuerdo con el principio de justicia y que ha logrado avance en la protección judicial de los derechos humanos.

En los últimos 13 años, los departamentos de seguridad y judiciales, con base en la ley, han asestado fuertes golpes a los crímenes y se ha lanzado una campaña nacional para consolidar el orden del mercado, y las fiscalías populares de diversos niveles han mejorado su trabajo relacionado con los procesos penales.

China continúa poniendo igual énfasis en el combate a los crímenes y en la salvaguarda de los derechos humanos, y ha alcanzado logros destacados en la reforma judicial bajo el principio de "justicia y equidad". Se han realizado esfuerzos para garantizar que la aplicación de las leyes administrativas sea llevada a cabo como una práctica institucional, a través del apego a los procedimientos establecidos en las leyes correspondientes y de acuerdo con las leyes aplicables a los casos específicos. También se logró mejora y desarrollo en el sistema de abogados y de asistencia jurídica en China.

El articulo indica que en los últimos 13 años, el gobierno chino ha considerado el empleo como vital para el nivel de vida del pueblo y siempre ha considerado la cuestión de garantizar el empleo y seguridad social como una tarea de importancia estratégica que debe ser cumplida a través del desarrollo económico y social nacional. Para este fin, se ha adoptado una serie de medidas y se han alcanzado éxitos destacados.

El empleo se ha incrementado rápidamente. La reforma del empleo de China se ha desarrollado sin contratiempos, junto con la formación de un nuevo tipo de relación laboral en el país.

Cerca de 650 millones de personas fueron empleadas en 1990 y hasta el 2001, la cifra ha crecido a 730 millones, un incremento total de 83 millones. El índice de desempleo urbano registrado fue de cerca de tres por ciento durante la mayor parte de estos años. En el 2002, el gobierno fue capaz de limitar el índice de desempleo urbano registrado a cuatro por ciento.

El Estado sigue una política de empleo proactiva bajo la cual se han realizado esfuerzos para reajustar apropiadamente la estructura de empleo. Como resultado, un sistema de empleo orientado al mercado ahora está en vigor en términos generales.

El Estado ha intensificado la reforma del sistema de seguro social para hacer que se adecue a las necesidades del sistema económico de mercado, ha fortalecido la administración de los fondos de seguro social y ha promovido la supervisión de su uso por parte de la sociedad, y ha introducido una amplia gama de medidas para incrementar la fuente de fondos de seguro social, junto con el establecimiento de un sistema de seguro social con peculiaridades chinas.

Hasta ahora, el sistema de garantía de subsistencia mínima para los residentes urbanos ha sido aplicado en todas las ciudades y poblados principales del país, lo que ha beneficiado a 19,85 millones de personas.

El artículo añade que China ha presenciado un rápido desarrollo de las tareas educativas y culturales y que los ciudadanos chinos han alcanzado una mejoría obvia en el aumento de sus niveles educativo y cultural.

En el 2001, China tenía un millón 350.000 escuelas de diferentes niveles, con una inscripción combinada de 320 millones de alumnos y estudiantes. Es decir, 26,6 por ciento de los chinos estaba estudiando en el año, 22,2 por ciento más que en 1990.

En el 2001, la duración de la educación básica alcanzaba un promedio de 7,7 años para los ciudadanos chinos de seis años para arriba, 2,4 años más que durante 1990.

De cada 100.000 ciudadanos chinos, 4.087 personas habían recibido enseñanza superior, casi tres veces la cifra de 1990.

El Estado ha incrementado en grandes márgenes su presupuesto para la educación. Los gastos del 2001 en la educación llegaron a 463.766 millones de yuanes, seis veces los gastos de 1990.

Los 13 años transcurridos también han presenciado el gran avance alcanzado por China en el desarrollo de los medios de comunicación masiva y en las actividades culturales. Los productos culturales se han incrementado en cantidad y han seguido mejorando en calidad.

Las condiciones en sedes culturales masivas han mejorado enormemente durante los 13 años pasados. La literatura, creaciones y espectáculos artísticos y teatrales han estado creciendo, y la cultura física y deportes de China están llenos de vigor. En resumen, los chinos de las áreas urbanas y rurales son capaces de disfrutar de una vida cultural cada vez más próspera y colorida.

El artículo indica que China ha entrado en una nueva etapa con una práctica efectiva de los derechos e intereses de discapacitados, y ha dado forma a un ambiente social en el que los discapacitados son comprendidos, respetados, atendidos y ayudados.

En los últimos 13 años, China ha introducido una serie de importantes medidas para que se logre un mejoramiento en el sistema de protección de los legítimos derechos de los discapacitados.

Se han logrado significativos resultados en la rehabilitación de discapacitados, y la educación especial se ha desarrollado rápidamente.

Antes de 1990, menos de 10 por ciento de los niños de discapacidad física o mental podían ir a la escuela, para el año 2000, la cifra ascendió notablemente a 77,2 por ciento.

El estado hace esfuerzos positivos para ayudar a los discapacitados a obtener empleo como parte del esfuerzo para proteger su derecho a trabajar.

La asistencia proporcionada a discapacitados está incluida en todos los planes gubernamentales sobre el alivio de la pobreza. De hecho, los ciudadanos discapacitados son considerados como un grupo prioritario en esos planes.

Con asistencia del gobierno y de la sociedad, a finales del 2001, 11,11 millones de residentes rurales discapacitados habían salido de la pobreza. Los discapacitados en las ciudades que viven por debajo de la línea de la pobreza cuentan con una asignación de subsistencia proporcionada por el Estado.

Alrededor de 2,01 millones de personas discapacitadas en ciudades y poblados reciben una asignación de subsistencia y otros 530.000 se han beneficiado de programas de seguro social.

El artículo menciona que China ha hecho mejorías particularmente espectaculares en la protección de los derechos de mujeres y niños. Hasta ahora, China ha establecido un sistema legal completo para la protección de los derechos de las mujeres y la promoción de su desarrollo, que toma a la Constitución con base y a la Ley sobre Protección de los Derechos e Intereses de las Mujeres como punto central.

Se ha obtenido progreso en el trabajo para garantizar la participación de las mujeres en las discusiones y manejo de asuntos de Estado. De los delegados al XVI Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), 382 eran mujeres, representando el 18 por ciento de los delegados.

Además, hay mujeres que dirigen organismos del PCCH y del gobierno en las 31 provincias, regiones autónomas y municipios de la parte continental de China (sin incluir a Hong Kong, Macao y Taiwán).

A finales del 2001, el número de funcionarias en el partido (PCCh) y en el gobierno ascendió a 14,88 millones, representando el 36,7 por ciento del total nacional. Dicho número fue de 4,06 millones más que en 1990, lo que significa un incremento proporcional de 5,8 puntos porcentuales.

El estado concede una mayor importancia a la protección del derecho igualitario de las mujeres al empleo y al acceso a recursos.

Los derechos e intereses de las mujeres en el trabajo son protegidos eficazmente.

El promedio de escolaridad de las mujeres chinas se incrementó a una tasa más acelerada que la de los hombres, y el analfabetismo entre mujeres disminuyó más rápido que entre los hombres. La salud de las mujeres chinas, en general, mejora constantemente.

El artículo señala que el gobierno chino siempre ha prestado mucha importancia a la protección de los derechos de igualdad de grupos de minorías étnicas en el país y de sus derechos e intereses, como parientes especiales de la mayoría Han.

Los grupos de las minorías nacionales y el grupo de la mayoría étnica Han tienen iguales derechos a participar en el manejo de los asuntos de Estado.

El Estado respeta plenamente y protege la libertad de los grupos de minorías étnicas en sus creencias religiosas, y protege todas las actividades religiosas legales que practica su población.

La protección de los derechos de grupos de minoría étnica se ha institucionalizado como parte de un sistema legal aún más completo en los últimos 13 años.

Algo que merece una moción especial es la revisión de febrero del 2001 a la Ley de la República Popular China sobre la Autonomía Etnica Regional.

La ley revisada, que mejora el sistema de autonomía étnica regional como parte del sistema político básico de China, tiene previsiones sobre el incremento en los insumos de capital para acelerar el desarrollo de las regiones bajo la autonomía de la gente de grupos de minorías étnicas.

La política estatal pide dar ayuda y asistencia en todos los aspectos como capital, tecnologías y talentos profesionales para las regiones autónomas con el fin de promover su desarrollo y mejorar los niveles de vida de su pueblo.

La educación en cinco regiones autónomas, además, se ha desarrollado rápidamente. El Estado estableció en 1990 un fondo para subsidiar esas regiones en el desarrollo de la educación.

En el 2001, un total de 560.000 estudiantes de minorías étnicas ingresaron a los centros docentes superiores, es decir, 189 por ciento más que en 1991. Jóvenes de los 55 grupos de minorías étnicas, incluyendo los de una pequeña población, actualmente pueden estudiar en las casas de estudios universitarios, y algunos de ellos incluso cuentan con cursos de postgraduado y doctorado.

Los grupos de minorías étnicas también han podido mantener sus tradiciones culturales. Desde 1990, se han asignado fondos especiales de los presupuestos gubernamentales tanto central como local para la construcción de bibliotecas, centros culturales, centros de arte étnicos, museos, teatros y cines. Se transmiten programas de radio y de televisión, películas dobladas, libros, periódicos y revistas en diversos idiomas de minorías étnicas, además de sitios web en el Internet en idioma tibetano y mongol.

El gobierno central ha destinado enormes cantidades de fondos para la restauración y reparación de sitios del patrimonio cultural de minorías étnicas. Entre ellos están el Palacio Potala en Lhasa, capital de la Región Autónoma del Tíbet, y el Monasterio Ta'er (Kumbum) en la provincia de Qinghai, que es el santuario más sagrado de la Secta Amarilla de la Escuela Tibetana del Budismo. Las tres piezas épicas, El Rey de Gesar, Tsangg'er y Manas han sido traducidas al chino y a varios idiomas extranjeros.

El Estado ha pasado dificultades para organizar la colección, compilación, traducción e investigación de esos y otros patrimonios culturales intangibles.

En los últimos años, las culturas tradicionales étnicas se han desarrollado a pasos más acelerados con la aplicación de la estrategia de Estado para la explotación de las áreas occidentales de China y por el desarrollo del turismo ahí (la mayoría de los habitantes de minorías nacionales viven en las áreas occidentales).

El artículo señala que la investigación teórica sobre los derechos humanos emprendida en China en los últimos 13 años ha registrado el más acelerado desarrollo en la historia de China y ha sido la más fructífera.

A través del trabajo en la década pasada, los investigadores chinos han construido un sistema teórico sobre los derechos humanos, que es completo en su naturaleza y tiene características típicas chinas, indica.

En esos años se han producido los más significativos resultados a través del diálogo y de los intercambios entre China y otros países en materia de los derechos humanos.

China ha asistido y organizado numerosos simposios y reuniones internacionales sobre los derechos humanos.

Para entender mejor y lograr una mayor cooperación, los dirigentes chinos han discutido en muchas ocasiones asuntos de derechos humanos con dirigentes y personalidades de otros países.

Desde 1999, se ha mantenido un diálogo sobre los derechos humanos, tanto bilateral como multilateral, a nivel gubernamental y no gubernamental, entre China y países como Gran Bretaña, Francia, Australia, Canadá, Noruega, Suecia, Brasil, Japón y Estados Unidos, la Unión Europea, y unas organizaciones internacionales.

Se han logrado resultados positivos a través de esos diálogos. China promovió el establecimiento de la Organización de Cooperación de Shanghai, y ha contribuido al fortalecimiento de la cooperación entre los países miembros en la lucha contra el terrorismo y la protección de los derechos humanos. (Xinhua)

04/04/2003




En esta sección
 

China ha logrado un avance enorme en su causa de derechos humanos durante los últimos 13 años, dijo en un artículo la revista "Derechos Humanos", publicada por la Sociedad para Estudios sobre los Derechos Humanos de China.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea