Nuestro sitio | Ayuda | Mapa del sitio | Archivo 
   CHINA
   ECONOMIA
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Actualizado a las 15:01(GMT+8), 18/01/2004
Opinión  

Experto se refiere a prohibición estadounidense de entrada de malversadores

En la Cumbre Extraordinaria de 34 países americanos celebrada el día 12 en la ciudad mexicana de Monterrey, el presidente de EE.UU. George W. Bush anunció la orden de que no estará permitido a ninguna "persona beneficiaria de la corrupción" ni a sus familiares entrar en el territorio estadounidense.

Bush precisó en su declaración que EE.UU. dejará de aprobar "la solicitud de entrada de inmigrantes o no inmigrantes que hayan cometido malversación en funciones públicas, hayan participado en ella o se hayan beneficiado de la misma, actos éstos de corrupción ejercen serios efectos negativos sobre las operaciones de las compañías estadounidenses en ultramar, el plan de EE.UU. de ayuda exterior, sus actividades contra la delincuencia a través de la frontera y contra el terrorismo, y la estabilidad de las organizaciones y países democráticos".

Es una medida adoptada por la comunidad internacional

"Se trata de una medida tomada por la comunidad internacional contra la globalización de la corrupción", dijo a la prensa el señor Li Yongzhong, reputado experto chino en la anticorrupción institucional.

Destacó que la corrupción se está globalizando, pero la comunidad internacional no se da cuenta en lo suficiente de este problema, dejando a los malversadores resquicios para aprovechar.

Li Yongzhong señaló que en años recientes los funcionarios malversadores generalmente dan tres pasos: primero, instalar en el extranjero a sus cónyuges, hijos, parientes o amigos por medio de estudio, emigración o negocios comerciales a fin de preparar alojamiento para ellos mismos en el futuro; segundo, comprar viviendas u otras propiedades inmuebles o hacer inversiones en el extranjero transfiriendo allí por distintas vías el dinero desfalcado; tercero, huir al extranjero cuando percibe algún indicio de ser descubierta su delincuencia.

La huida de funcionarios malversadores denota la intensificación de la lucha anticorrupción en China

Li Yongzhong expresó que "en los últimos años los funcionarios malversadores chinos huidos al extranjero han sido numerosos". Describió la relación entre los malversadores y la lucha anticorrupción como la que existe entre los peces y la red.

La huida de malversadores demuestra la intensificación de la resolución del Comité Central del Partido y de su Comité de Control Disciplinario en la lucha contra la corrupción, así como de los departamentos funcionales en esta lucha. Los últimos años se ha recogido cada vez más la red de la anticorrupción. "Con la red recogida y estrechada, los peces capturados tratan desesperadamente de salir de las mallas".

Por supuesto, la huida de los malversadores también revela las lagunas que existen en nuestro sistema de supervisión, pues de otro modo no hubieran podido escapar tantos malversadores. "Si la red se recoge con suficiente estrechez, los peces difícilmente pueden salir".

Los malversadores huidos a EE.UU. perjudican la sociedad estadounidense

Li Yongzhong puntualizó que los problemas surgidos en la etapa inicial de la lucha de la comunidad internacional contra la globalización de la corrupción también se manifiestan parcialmente en la huida de los malversadores. Dentro de la comunidad internacional faltan la comunicación oportuna y la ayuda necesaria; algunos países, partiendo únicamente de sus propios intereses temporales, no corresponden activamente a la anticorrupción global; y muchos países realizan consultas y coordinación entre sí de modo bastante limitado en la lucha conjunta contra la corrupción.

"Según mi análisis, EE.UU. ha dado la orden precisamente porque en práctica se ha percatado de que muchos malversadores huidos a EE.UU. han perjudicado y están perjudicando su sociedad en detrimento de los intereses estatales". Dijo que si EE.UU. se convierte en un refugio de los funcionarios malversadores, la imagen internacional de EE.UU. será, sin lugar a dudas, adversamente afectada.

La prohibición desempeñará un papel de disuasión y advertencia

Li Yongzhong afirmó que la orden de prohibición producirá un gran efecto disuasivo sobre los malversadores que han huido al extranjero y los que están listos a hacerlo.

Los malversadores que se destinan a salir de China se verán obligados a calcular los costes de su corrupción y sus riesgos, ya que es una incógnita la seguridad en EE.UU. de su persona y de su dinero que se arriesgarán tanto en llevar a ese país. Y los malversadores que ya están en EE.UU. pasarán los días llenos de alarma al enterarse de la orden, porque el grupo de acciones especiales estadounidense ha empezado a inventariar los bienes de los malversadores. Es muy posible que sean expulsados de EE.UU. y, de regreso en su país, estarán incapaces de devolver todo el dinero ilícito gastado por ellos y enfrentarán castigos aún más severos.



18/01/2004






En esta sección
 

En la Cumbre Extraordinaria de 34 países americanos celebrada el día 12 en la ciudad mexicana de Monterrey, el presidente de EE.UU. George W. Bush anunció la orden de que no estará permitido a ninguna "persona beneficiaria de la corrupción" ni a sus familiares entrar en el territorio estadounidense.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea