Nuestro sitio | Ayuda | Mapa del sitio | Archivo 
   CHINA
   ECONOMIA
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Actualizado a las 16:20(GMT+8), 02/02/2004
Opinión  

Comentario de Wall Street Journal: Economía china constituye un apoyo para economía norteamericana

El día 30 de enero Wall Street Journal publicó un comentario en su primera plana con grandes titulares señalando que el desarrollo acelerado de la economía china constituye un apoyo enérgico para la economía norteamericana.

El artículo afirmó que China está insertándose paso a paso en el orden económico global con EE.UU. a la cabeza. Como un eslabón de gran importancia en la cadena económica del conjunto, China contribuye a que muchas empresas extranjeras en el país salgan rentables. Al mismo tiempo, satisface las grandes demandas de EE.UU. por mercancías baratas y por un lugar donde puede colocar sus capitales.

Indicó que sin duda alguna China ha pasado a ser una de las fuerzas económicas de importancia primordial. Desde luego, para la economía norteamericana, que llega a una magnitud económica de 10.400.000 millones de dólares, y para la producción de Japón, que llega a 4.000.000 millones de dólares, el nivel económico de China, que ahora supone tan sólo 1.200.000 millones de dólares, no es muy alto, pero dentro de 20 años alcanzará incluso sobrepasará al Japón. La potencia económica de China, en constante aumento, incluida la gran demanda del país con respecto al crudo, ha permitido que Beijing desempeñe un papel de considerable importancia en la geopolítica, y la ha convertido en un nuevo centro de poder que EE.UU. tiene que encarar.

El artículo dijo que el ingreso mensual de los obreros chinos no pasa de 80 dólares, cifra que es inferior incluso al ingreso de dos días de los obreros norteamericanos en los niveles más bajos. Esto ha ocasionado la pérdida de puestos de trabajo en el sector manufacturero de EE.UU. En los últimos doce meses, la mano de obra barata de China ha permitido que el balance positivo de ese país en su comercio con EE.UU. alcanzara a 123.000 millones de dólares, lo que supone un aumento de cinco veces en comparación con lo registrado hace diez años.

Sin embargo, estas cifras encubren la complementariedad económica entre China y EE.UU. Según los cálculos del Banco Mundial, China depende en gran medida de la producción industrial, y el 51 por ciento de su PIB proviene del sector manufacturero, minería y otras industrias relacionadas. Pero en el PIB de EE.UU. el sector manufacturero sólo ocupa una cuota de 14%, en tanto que los sectores de servicio representan casi tres cuartas.

Stephen Roach, economista en jefe de la Morgan Stanley, sostiene que EE.UU. podrá forzar la apreciación de renminbi por medio de la elevación de aranceles aduaneros.

El comentario citó el ejemplo de la Logitech International para demostrar cómo China ha fortalecido el papel protagonista de EE.UU. en la economía global. Esta empresa, con su casa matriz en California de EE.UU., estableció una fábrica en Suzhou de China, y exporta anualmente 20 millones de ratones de computadores. El ratón de marca Wanda es uno de los productos estrella de Logitech, que se vende en EE.UU. por unos 40 dólares por unidad. En esta cifra 8 dólares son para Logitech, y 15 para los mayoristas y minoristas. Los proveedores de Logitech, como Motorola Inc. y Agilent Technologíes Inc. obtienen otros 15. Lo que le queda a China es tan sólo 3 dólares, y esta cifra debe emplearse con prioridad en pagar los salarios, el consumo de energía, transporte y otros gastos de administración. El ingreso total de los 450 vendedores de Logitech en California es mucho más alto que el volumen global de los 4.000 obreros chinos que trabajan en su fábrica de Suzhou.

Sucede igual en muchos otros casos: el grueso del ingreso es para los extranjeros. Las empresas extranjeras proveen materias primas, y sus fábricas en China las procesan y ensamblan para vender en el exterior. Entre las exportaciones de alta tecnología de China, las empresas extranjeras ocupan más de tres cuartas partes. Motorola Inc. y Seagate Technology, dos empresas norteamericanas, han sido catalogadas por el Ministerio de Comercio de China como dos de las 10 empresas más poderosas de la exportación china.

El artículo señaló que es muy difícil estimar cuánto han ganado las transnacionales de EE.UU. en China, porque muchas empresas declaran sus beneficios a través de Hong Kong y otras zonas litorales de baja tarifa aduanera. Pero los datos aportados por la Administración de Investigación Económica de EE.UU. pueden presentarnos una imagen en grandes líneas. En los años 80, las empresas norteamericanas funcionaron a grandes pérdidas en China, pero en la década 90, empezaron a ser rentables aunque sean en pequeña medida. Hasta 1999 las corporaciones norteamericanas declararon el beneficio neto de las empresas que les vinculan en China por un monto de 755 millones de dólares, y en los primeros tres trimestres de 2003, esta cifra se multiplicó por dos. Si incluimos los ingresos de las empresas que les vinculan en Hong Kong, en 2003 las corporaciones norteamericanas en la zona china en sentido amplio tuvieron un ingreso de 5.160 millones de dólares, algo equivalente a su ingreso obtenido en Japón en el mismo ciclo.

Huang Yasheng, profesor del Massachusetts Institute of Technology, señaló: " Son muy exitosos los negocios de los norteamericanos en China, produciendo una cantidad incalculable de artículos de bajo valor agregado. Es un milagro en el sentido de cantidad, y no de valor ... Al mismo tiempo que obtienen productos baratos, los norteamericanos han obtenido en China préstamos de interés sumamente bajo."



02/02/2004






En esta sección
 

El día 30 de enero Wall Street Journal publicó un comentario en su primera plana con grandes titulares señalando que el desarrollo acelerado de la economía china constituye un apoyo enérgico para la economía norteamericana.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea