Nuestro sitio  | Ayuda  | Mapa del sitio  | Archivo    
   Tian'anmen
   El Monumento a los Héroes del Pueblo
   Palacio Imperial
   Palacio de Verano
   Templo del Cielo
   Parque Beihai y la Ciudad Redonda
   Palacio Yonghe (Eterna Armonía)
   Gran Muralla
   Las Trece Tumbas Ming

   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
       LECTOR

  ORGANOS ESTATALES
  DIRIGENTES DEL ESTADO
  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO
 
Parque Beihai y la Ciudad Redonda
En el nordeste de la isla, se yergue la lápida "Sombra Primaveral de la Isla de las Maravillas", construida en 1751. En sus alrededores predomina una belleza pintoresca, antiguamente muy conocida como uno de los ocho paisajes de Beijing. Los Cinco Pabellones de Dragón, construidos en 1602, que están en la orilla septentrional del lago, fueron miradores donde los emperadores pescaban y contemplaban fuegos artificiales. La Pared de los Nueve Dragones fue construida en 1756 con ladrillos y tejas esmaltados, de 5 metros de altura, 23 de longitud y 2 de espesor. A ambos lados de la pared se ven nueve dragones encorvados con diversas posturas expresivas, lo que constituye un testimonio del talento creador del pueblo trabajador de nuestro país. La Pared de la Sombra Férrea es una de las reliquias de la dinastía Yuan.

Se abrió como parque para el público desde el año 1925. Sin embargo, durante la dominación de los reaccionarios kuomintanistas, el lago permanecía obstuido, las malezas crecían silvestres y se veía desolación por doquier como consecuencia del prolongado descuido. DespuÚs de la Liberación, el Parque Beihai ha recuperado su aspecto juvenil una vez que se ha dragado el lago, restaurado las antiguas obras de construcción, aumentado los servicios y comodidades y plantado árboles frutales y flores.

En la zona sur del Beihai, hay una construcción a 5 metros de altura sobre el nivel de las tierras circundantes y rodeada por el muro circular: es la Ciudad Redonda. Ella ocupa una superficie de 4.500 metros cuadrados, su altura se debe a las tierras extraídas para formar el lago adyacente. Data la Ciudad Redonda del siglo XII, cuando fue lugar de descanso y contemplación de los emperadores. Su construcción principal la presenta la Sala Cheng Guan (de la gloria), de la dinastía Yuan. Allí se admira un buda de jade blanco, de 1,5 metros de altura, totalmente esculpido. Esta es una preciosa joya de la escultura china. En él hay incrustaciones de rubíes y esmeraldas. El buda, según se dice, fue trasladado de Birmania en tiempos del reinado del emperador Guang Xu, de la dinastía Qing. La cicatriz en su brazo izquierdo, la debe a la espada invasora de las ocho potencias.

Allí en la Ciudad Redonda, en uno de sus pabellones se conserva un vaso de jade, de 0,66 metros de altura y 1,5 de diámetro. Este objeto decoraba originalmente la Sala del Gran Frío en la Isla de las Maravillas. Luego, Kubilai Khan, el primer emperador de la dinastía Yuan, lo utilizó para conservar su vino. En tiempos Ming, cuando la Sala del Gran Frío se derrumbó, el vaso fue trasladado al Templo Zhen Wu donde los taoístas lo usaron como vasija para las legumbres saladas. El año 1749, el vaso fue encontrado de nuevo y llevado a la Ciudad Redonda y se construyó una sala para él. El vaso fue esculpido de un jade negro. En sus padres exteriores se observan tallas con motivos de azabaches, peces, dragones y otros animales marinos sobre el oleaje y, en su interior, un poema, inscripción del emperador Qian Long.



Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea