Nuestro sitio  | Ayuda  | Mapa del sitio  | Archivo    
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
       LECTOR

  ORGANOS ESTATALES
  DIRIGENTES DEL ESTADO
  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO
 
Derechos de las minorías étnicas
China aplica la política de igualdad de todos los grupos étnicos, y las minorías étnicas gozan de protección especial. Los pueblos de las minorías no solamente gozan de los derechos civiles establecidos en la Constitución y las leyes, al igual que el pueblo de la etnia han, sino tambiÚn de los derechos especiales establecidos para ellos de acuerdo con la ley.

Los grupos étnicos minoritarios tienen derecho a participar en la administración de los asuntos del país y de sus propios diputados en la IX Asamblea Popular Nacional y representantes en el IX Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Las minorías étnicas con una población combinada que llega sólo al 8,98 por ciento del total nacional, tienen 428 diputados, 614,37 por ciento del total de la APN, y 257 miembros del Comité Nacional de la CCPPCh, es decir, 11,7 por ciento del total. China aplica la autonomía regional étnica en las zonas habitadas por grupos étnicos minoritarios. Desde 1978, China ha establecido 63 localidades de autonomía étnica nuevas. Ahora el país tiene cinco regiones autónomas, 30 prefecturas autónomas, 120 distritos o banderas autónomos, y más de 1.200 cantones autónomas de diferentes grupos étnicos minoritarios. De las 55 minorías étnicas de China, 44 cuentan con localidades autónomas propias. La población de autonomía regional conforma el 75 por ciento de la población total de dichas minorías. El sistema de autonomía étnica regional ha dado a todos los grupos étnicos minoritarios el pleno derecho a gobernar los asuntos de sus respectivas zonas autónomas y grupos. Según la Ley de Autonomía Etnica Regional, el presidente o vicepresidente del comité permanente de la asamblea popular de cada localidad; los grupos étnicos minoritarios de dicha localidad; los presidentes de todas las regiones y prefecturas autónomas y los jefes de los distritos autónomos deben ser ciudadanos de los respectivos grupos étnicos; y los otros miembros de los gobiernos populares de las localidades autónomas tambiÚn deben ser, en la medida posible, miembros de las minorías en cuestión. En la actualidad, China tiene un total de 2,5 millones de funcionarios con procedencia de minorías étnicas. En 1998, los funcionarios tibetanos llegaron al 74,9 por ciento del total de funcionarios de la región autónoma de Tibet.

El Estado aplica la política de ayuda para el desarrollo económico y social en las zonas de minorías étnicas y les presta apoyo en tÚrminos de fondos, tecnología y personal, promoviendo así el progreso económico y social en esas zonas y mejorando las condiciones de vida de los pueblos minoritarios. Las estadísticas muestran que el producto interno bruto de las zonas habitadas principalmente por las minorías étnicas se incrementó de los 32.400 millones de yuanes (3.900 millones de dólares) en 1978 a 708.700 millones de yuanes (85.000 millones de dólares) en 1997, lo que representa un aumento de 21 veces y una tasa de crecimiento anual de 10,9 por ciento, vale de decir, 1,1 por ciento superior a la tasa de crecimiento del país en su conjunto. En el mismo período, el PIB per cápita de esas zonas, 15 veces más que antes, se incrementó a 4.053 yuanes (488,3 dólares) partiendo de 247 yuanes (29,8 dólares). El ingreso promedio anual de los campesinos en dichas zonas aumentó en más de 11 veces, llegando a 1.482 yuanes (178,6 dólares) en 1997, desde los 120 yuanes (14,5 dólares) en 1978. Los ingresos disponibles de sus residentes urbanos aumentaron en casi 12 veces, llegando a 4.818 yuanes (580,5 dólares) en 1997, en marcado contraste con los 375 yuanes (45,2 dólares) en 1978.

En los últimos años, los subsidios fiscales fijos entregados a la región autónoma de Tibet por el Gobierno Central superaron los 1.200 millones de yuanes (144,6 millones de dólares) anualmente. El Gobierno Central invirtió más de 40.000 millones de yuanes (4.800 millones de dólares) en Tibet en el período de los años cincuenta a 1997. Al mismo tiempo se transfirieron a Tibet grandes cantidades de materiales. En 1984, nueve provincias y municipios ayudaron a Tibet al asumir 43 proyectos de construcción. Luego, en 1994, el Gobierno Central y varias zonas del país dieron ayuda gratuita a Tibet para 62 proyectos, con una inversión total de 4.000 millones de yuanes (482 millones de dólares). Hasta la fecha, se ha completado la construcción de 60 de los 62 proyectos. La ayuda y el apoyo del resto del país ha acelerado enormemente el desarrollo económico en Tibet y ha mejorado mucho la vida del pueblo local. En los últimos cinco años, según las estadísticas, la economía de Tibet se ha desarrollado con un crecimiento promedio anual de 12,9 por ciento, y la tasa de crecimiento económico de la región ha superado la del promedio nacional en los últimos dos años. En 1998 los campesinos y pastores locales tuvieron un ingreso de 1.150 yuanes (139 dólares) por persona, y el ingreso per cápita de los residentes urbanos superó por primera vez el promedio nacional y alcanzó a 5.130 yuanes (618 dólares). El espacio promedio de vivienda de los residentes urbanos de Tibet fue de 14 cuadrados, casi 5 metros cuadrados más que el promedio nacional, y en las zonas rurales la cifra fue de más de 20 metros cuadrados, aproximadamente la misma que existe en las otras zonas rurales del país. La población de Tibet aumentó a más de 2.400.000 en 1998, en lugar de sólo algo más de 1 millón registrado antes de la reforma democrática de hace cuatro dÚcadas. En este período, la esperanza de vida promedio se ha incrementado en 30 años.

Los derechos de las minorías étnicas a la educación y la cultura están garantizados. El nÜmero de maestros de las minorías étnicas se incrementó a 833.200 en 1997 en comparación con los 433.000 de 1978. En mismo período, el nÜmero de estudiantes de las minorías étnicas en las escuelas de diferentes niveles aumentó de 10.248.000 a más de 29.000.000. La proporción de estudiantes de las minorías étnicas es de 6,8 por ciento en los planteles de educación superior, 6,7 por ciento en las escuelas secundarias y 8,9 por ciento en las escuelas primarias. Un 97,6 por ciento de los niños en edad escolar van a la escuela primaria en la región autónoma de Mongolia Interior y otras 7 regiones y provincias de gran población minoritaria. Todos los 55 grupos étnicos minoritarios tienen estudiantes universitarios y más de 10 grupos étnicos tienen una cifra de estudiantes universitarios por cada 10.000 personas superior al promedio nacional. En el viejo Tibet no había escuelas en el sentido moderno de la palabra y la tasa de analfabetismo era de 97 por ciento. Hasta 1998 se habían establecido 4.365 escuelas de todos los niveles en la región de Tibet y la tasa de analfabetismo había bajado en 47 puntos porcentuales. La tasa de analfabetismo en la región autónoma uigur de Xinjiang está ahora por encima del 96 por ciento, 2 puntos porcentuales por encima del promedio nacional.

China enfatiza la protección de las culturas tradicionales de las minorías étnicas y de su libertad de creencias religiosas. En China los derechos de los grupos étnicos están garantizados por la tanto en lo que se refiere al uso y desarrollo de sus lenguas habladas y escritas como a la preservación o reforma de sus costumbres y hábitos, y a la profesión de creencias religiosas. Las estadísticas muestran que la educación bilingóe en chino y en una de las lenguas de las minorías se practica en más de 10.000 escuelas de todos los niveles. Actualmente se dan clase en más de 60 lenguas de las minorías. En Tibet tambiÚn hay educación bilingóe en los colegios primarios y secundarios y se han establecido facultades o cursos en lengua tibetana en los planteles superiores y escuelas especiales medias. Las finas tradiciones culturales tibetanas se han llevado adelante y desarrollado. Actualmente hay más de 50 entidades de investigación en China que estudian la cultura tibetana y que cuentan con miles de investigadores. En forma sistemática y a amplia escala se investiga, reúne, compila y publica la herencia cultural y artística del pueblo tibetano. Se han compilado y conservado numerosos clásicos antiguos en tibetano. La Editorial del Pueblo de Tibet ha compilado y publicado las escrituras budistas clásicas, la farmacología, el calendario y la historia tibetanos, así como biografías y obras de arte y literatura populares. Tan sólo la Biblioteca de Tibet ha reunido, compilado y conserva más de 100.000 volÜmenes de los clásicos tibetanos. El gobierno regional ha establecido una institución especial para rescatar y compilar la obra Úpica tibetana Rey Gesar en circulación verbal. Más de 50 millones de palabras de esta obra han sido compiladas y se han publicado más de 30 tomos de estudio de la misma. Numerosas reliquias culturales raras y valiosas sido puestas bajo protección. Luego de renovar el Palacio Potala, el gobierno regional destinó 26 millones de yuanes (3,13 millones de dólares) a completar un proyecto similar en el Palacio Gandain en octubre de 1997.

Las condiciones de salud han mejorado mucho en las zonas minorías étnicas. Una red básica de servicio médicos y sanitarios cubre ahora todas las áreas urbanas de Tibet. A fines de 1997, Tibet tenía 1.324 establecimientos de salud y atención médica, 6.246 camas clínicas (2,5 camas por cada 1.000 habitantes) y 10.929 profesionales médicos (1,84 doctores por cada 100.000 personas). La región autónoma hui de Ninxia tiene ahora 476 establecimientos médicos y de salud, lo que representa un promedio de 5.15 doctores por cada 1.000 personas. Los fondos públicos destinados a la salud por habitante son de 19,51 yuanes (2,35 dólares). Las tasas de crecimiento de establecimientos médicos. La reacción entre los médicos y los habitantes y los fondos públicos para la salud son 51,59 por ciento, 213,41 por ciento y 2.923,14 por ciento superiores en comparación con las cifras de 1957. Se ha erradicado totalmente la falta de médicos y medicinas en las zonas montañosas pobres.



Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea