I. Pinturas

 

1)    Las primeras pinturas de China

 La pintura es parte importante del patrimonio cultural de una nación y valiosa riqueza de la civilización humana.

 La pintura china tiene una larguísima historia y, sin embargo, su antigüedad aún no ha sido fechada directamente mediante la arqueología. Las piezas de barro basto policromas descubiertas en tumbas y otras ruinas arqueológicas de cinco o seis mil años de antigüedad en las cuencas de los ríos Huanghe y Changjiang contienen pinturas de la sociedad primitiva en China..

 La piezas de barro cocido policromas de la cultura de Yangshao muestran que los dibujos de figuras de ranas, hombres y reptiles eran reproducciones gráficas de animales. Las de Banshan, provincia Gansu, tienen en sus partes más destacadas líneas que imitan plantas, tejidos y figuras geométricas, producto de continuas reproducciones de la naturaleza.

 Esas pinturas, cuyo autores ya tenían bastante capacidad de síntesis plástica, simbolizaban la lucha de la humanidad contra la naturaleza en la sociedad primitiva. Podría decirse que ellas fueron las primeras pinturas de China.

2) El paisaje de mayor antigüedad que se conserva en China

El paisaje Paseo por la primavera, que se encuentra en el Museo del Palacio Imperial de Beijing, es el más antiguo de su tipo.

Su autor fue Zhan Ziqian, de la dinastía Sui, quien tuvo cierta influencia en la historia de las bellas artes de China. Era experto en pintar personajes y caballos, paisajes y pabellones. El Paseo por la primavera ofrece un paisaje de sol hermoso, montes elegantes y aguas ondulantes de la primavera y actividades de aristócratas que salen de excursión. En este paisaje, el pintor usó razonablemente las bebidas proporciones entre hombres y montañas en los distintos planos; en otras palabras, había superado la etapa infantil de que ‘los hombres son más grandes que las montañas”, “las aguas no pueden ser ondulantes” y las ramas de los árboles parecen brazos en cruz y manos extendidas.

La obra de Zhan Ziqian demuestra que el paisaje en la dinastía Sui había dejado de ser el fondo de la pintura de figuras, había entrado en una nueva etapa y se había convertido en un género independiente.

3)      Las más antiguas pinturas en tela de seda que se conservan en China

a.      La más antiguas pintura en tela de seda que se ha descubierto en China fue la de una mujer acompañada por un dragón y un ave fénix, hallada en febrero de 1949 en una tumba de Chu del Período de los Reinos Combatientes en Chenjiadashan de los suburbios de Changsha. En la pintura, de 30 centímetros de alto y de 20 centímetros de ancho, se ve una mujer aristócrata con faldas arrastrándose por el suelo y las manos unidas a la altura del pecho en actitud de rezo; en la parte superior izquierda se ve un dragón y un ave fénix. La mujer de la pintura quizás era la dueña de la tumba. Las líneas hechas con pincel son firmes y energéticas y relativamente exacta la plástica. La pintura comprueba que la tradición de usar las líneas como recurso principal para la plástica viene del Período de los Reinos Combatientes por lo menos.

b.      En mayo de 1973 se halló una pintura en tela de seda en una tumba de Chu del Período de los Reinos Combatientes en Zidanku, Changsha. La obra, de 37,5 centímetros de alto y de 28 centímetros de ancho, presenta un hombre aristócrata con sombrero alto, ropa holgada y espada larga, montado en una barca en forma de dragón por encima de cuya cola está de pie una grulla y debajo de cuya cabeza se ve una carpa. La pintura refleja la mentalidad supersticiosa de los aristócratas de aquella época que querían subir al cielo después de su muerte.

c.       En 1971 se descubrió una pintura en tela de sda de la dinastía Han del Oeste en la tumba Núm.1 de Mawangdui, Changsha. La pintura, hecha en el año 168 a.n.e., fue un pendón puesto por encima del ataúd. La obra en forma de T está dividida en tres secciones. La sección superior presenta el mundo en el cielo: a la derecha se ven el sol, el ave dorada y el Fuasnag; a la izquierda están la luna, la liebre, la diosa Chang’é y el sapo; en el centro se encuentra el emperador Fuxi, con cabeza humana y cuerpo de serpiente, y debajo de él una bestia divina y dos espíritus guardianes de la puerta celeste. La sección media presenta a la dueña de la tumba caminando con ayuda de un bastón y seguida pro varios servidores, hombres y mujeres. La sección inferior muestra a un grupo de personajes preparando un banquete. En las distintas secciones también se ven hombres emplumados y animales monstruosos. La imagen del ama del cuadro cuidadosamente pintada, es idéntica al cadáver de la mujer, que se conserva muy bien en la tumba. Esta pintura, de plástica cabal, de buen contraste en su composición, demuestra con plenitud los destacados aciertos en el arte de la pintura de la dinastía Han.

Estas tres pinturas en tela de seda no son solamente importantes testimonios para el estudio de la historia de la pintura antigua china, sino también valiosos datos para el estudio de la cultura e ideología antigua en general.

     Arbol fabuloso que crecía donde sale el sol.

     Las tres eran seres fabulosos en la luna; chang’e era mujer de un arquero famoso, que robó a su marido el brebaje de la inmortalidad y se refugió en la luna convirtiéndose en sapo.

     Personaje legendario considerando como el primer soberano de China e inventor de los diagramas para la adivinación.

4)      La pintura en papel más antigua que se conserva en China

En 1964 se descubrió una pintura en colores hecha en papel en una tumba de la dinastía Jin en Astana del distrito de Turpan, Xinjiang. Esta pintura, de 106,5 centímetros de largo y 47 centímetros de alto, está compuesta pro seis hojas de papel unidas. En la parte superior de la obra se ven el sol, la luna y la Osa Mayor; abajo, en el centro, se ve al dueño de la tumba apreciablemente sentado en la cama con un abanico redondo en la mano y, detrás de él, está de pie una sirvienta con algo en las manos; a la izquierda, un caballo con silla y todo, y detrás del animal permanece de pie un palafrenero con un látigo en la mano; y a la derecha se ve una cocina.

Esta pintura, reflejo de la vida real de un terrateniente, es la pintura en papel de mayor antigüedad que se ha descubierto en China, razón por la cual tiene gran valor.

 

5)      La pintura en mueble de madera más antigua que se conserva en China.

La pintura en mueble de madera que se descubrió en una tumba de la dinastía Shang en la aldea de Houjiazhuang de Anyang, Henan, es la de mayor antigüedad que se conserva en China. A pesar de que la madera ya está podrida, se aprecian con nitidez los dibujos.

 

6)      La pintura mural más antigua de China

La pintura mural en colores descubierta en una tumba de la dinastía Han del Este en Beiyuan, distrito de Liaoyang, provincia de Liaoning, es la de mayor antiguedad de China. Esta pintura, de colores frescos, de 23 chi de largo y de 20 chi de alto, se halla en perfecto estado de conservación y es una de la obras más valiosas descubiertas en tumbas antiguas.

 

7)      El mayor muro de nueve dragones de China

El muro de nueve dragones de Datong, Shanxi, fue el mayor de estas características en China. Fue construido hace unos 600 años durante la época de Zhu Yuanzhang, el primer emperador de la dinastía Ming. Se dice tradicionalmente que fue el muro de adorno frente al palacio del príncipe Zhu Gui, décimo tercer hijo de Zhua Yuangzhang.

El muro tenía 45,5 metros de largo de este a oeste, 8 metros de alto y 2,02 metros de grueso y estaba completamente revestido de ladrillos esmaltados de colores. En la cara frontal se veían nueve enormes dragones alargando las garras para coger bolas, jugando con el viento y produciendo lluvias, serpenteando en espiral y mostrándose sumamente expresivos, lo que reflejaba la plenitud del estilo de solemnidad y esplendor propio de la nación china.

El impresionante muro de nueve dragones, situado en la calle Diongdajie de la ciudad de Datong, se inclinó parcialmente en 1954 y, además, por necesidad de la construcción urbana, se levantó otro muro de nueve dragones, de 28 metros de largo, a cierta distancia de la cara posterior del muro original. 

 

8)      El único muro de nueve dragones en ambas caras que se conserva en China

En el parque Beihai de Beijing hay un muro de nueve dragones muy famoso. El muro, de 27 metros de largo, 6,65 metros de alto y 1,42 metros de grueso, está construido con ladrillos esmaltados de siete colores y tiene en cada una de las dos caras nueve dragones enrollados en distintas formas, jugando con bolas en medio de olas y nubes; todos ellos, de colores claros y alegres y de plástica vívida, son expresivos en sumo grado. El muro, aún en buen estado, atrae todos los días a gran número de turistas.

 

9)      La cueva de piedra con mayor número de pinturas murales

La Cueva de Mil Budas de Dunhuang, Gansu, cuenta con tres tipos de tesoros: pinturas murales, estatuas y libros canónicos, todos los cuales son de fama mundial. Las pinturas de la cueva son particularmente impresionantes. Si se unieran todas esas pinturas murales, cubrirían una distancia de 25 kilómetros.

La Cueva de Mil Budas cuenta con el mayor número de pinturas murales tanto en China como en el mundo.

10)      La mayor pintura rupestre en precipicio en China

En los precipicios a ambas orillas del río Zuojiang, en el sur de la Región Autónoma Zhuang de Guangxi, se conservan más de cincuenta pinturas rupestres de los zhuang antiguos. Entre ellas, la de Huanshan en el distrito de Ningming tiene más de cien metros de largo y 40 metros de alto y es la más grande en magnitud y la que más figuras tiene (unas 1.300 personas). El contenido principal de la obra son figuras humanas, las más grandes de las cuales pasan de los tres metros de altura y las figuras tienen las manos hacia arriba y los pies en posición de horca; en el centro de cada grupo de figuras suele haber una de mayor tamaño, con una espada ( y en algunos casos con un sable de guarnición en forma de anillo) al cinturón. A veces se intercalan imágenes de animales, tambores de cobre y gongs, todos de color ocre y con estilo sencillo y vigoroso. Se trata de la pintura rupestre más grande de la China antigua.

Estas pinturas tienen gran valor para el estudio de la historia y cultura de los zhuang.

 

11)      La primera estampa en caja de fósforo que se hizo en China

La estampa en caja de fósforo ya tiene una historia de 150 años en el mundo. La primera de su tipo en China apareció el 7 de noviembre de 1894. Es una estampa en colores titulada “Divino Cumpleaños” que un mercader de fósforos ofreció a la emperatriz Cixi (1835-1908) con motivo de su sexagésimo cumpleaños. Esta estampa, la única en el mundo, es un retrato de la emperatriz.