Nuestro sitio  |Ayuda  |Mapa del sitio  |Archivo  
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  lA VOZ DEL
       LECTOR

  ORGANOS ESTATALES
  DIRIGENTES DEL ESTADO
  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO

Situación del Trabajo y la Seguridad Social en China

Oficina de Información del Consejo de Estado de la República Popular China

Abril de 2002, Beijing

I. La situación del empleo se mantiene estable en general

Debido a una población numerosa, la abundancia de recursos de fuerza de trabajo, la reestructuración económica y otros factores, China afronta una enorme presión de empleo. El Gobierno chino siempre ha considerado el fomento del empleo como una tarea estratégica para el desarrollo económico y social, ha incluido el control de la tasa de desempleo como un objetivo principal en la macrorregulación de la economía nacional, ha racionalizado la estructura del empleo, ha establecido un mecanismo de empleo con orientación al mercado y ha promovido enérgicamente el volumen total del empleo, manteniendo de este modo básicamente estable la situación del empleo. Al cierre del 2001, China tenía una población total de 1.276.270.000 personas (sin incluir a los habitantes de las Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong y Macao y de la provincia de Taiwan), 730.250.000 trabajadores en servicio y una tasa de participación de 77,03% de la mano de obra; los trabajadores en las zonas urbanas representaban el 32,8% del total de empleados y los trabajadores en las zonas rurales representaban el 67,2% del total; y la tasa de desempleados registrados en las zonas urbanas era del 3,6%.

Implementar la política de promoción activa del empleo

Al persistir en tomar la construcción económica como centro de gravedad e impulsando el incremento del empleo a través del crecimiento económico, el Gobierno chino implementa la política de empleo activa, adopta diversas medidas eficaces y promueve con dinamismo el empleo.

Racionalizar la estructura del empleo. Adaptándose al reajuste de la estructura sectorial, se imparte guía al desarrollo de los sectores y las empresas propicios al aumento de oportunidades de empleo. A la par de incrementar la inversión en la construcción básica, ampliar activamente la demanda interna y mantener el rápido desarrollo de la economía nacional, por medio del reajuste de la política industrial se atribuye importancia al desarrollo de las empresas intensivas en mano de obra dotadas de ventajas comparativas y de potencial de mercado, en especial las empresas de servicio y las empresas de mediano y pequeño tamaño que pueden dar un mayor número de empleos. Se desarrolla activamente la economía de variadas formas de propiedad tales como la colectiva, la privada y la individual, se practican modalidades de empleo diversas y flexibles, se aumentan los puestos de empleo y se ensanchan los canales de empleo.

Establecer un mecanismo de empleo con orientación al mercado. El Gobierno chino aplica el principio de empleo que consiste en que "el trabajador busca empleo por cuenta propia, el mercado regula el empleo y el gobierno promueve el empleo", estimula a los trabajadores a obtener puestos de empleo mediante la competencia leal, apoya a las entidades empleadoras a decidir de manera independiente el número de personas a emplear y su calidad, y recurre a toda clase de medidas para fomentar la formación del mecanismo de empleo con orientación al mercado. La red de información del mercado de trabajo, que ha comenzado a desempeñar su papel, ha promovido el intercambio de información sobre la oferta y demanda de mano de obra y ayuda a los trabajadores a realizar empleo y reempleo a través del mercado de trabajo. Con el propósito de establecer un mercado de trabajo dotado de un mecanismo sano, una operación reglamentada, un servicio perfecto y una supervisión eficaz, el Gobierno chino ha construido puntos pilotos en 100 ciudades para crear un mercado de trabajo científico, reglamentado y moderno. En años recientes, el Gobierno chino ha procedido a explorar sobre cómo crear un mecanismo de fijación de precios en el mercado de trabajo y poner en juego el papel de regulación básica del mecanismo de mercado en la distribución de recursos de trabajo, la fijación de salarios y el flujo de mano de obra.

Elevar la cualidad de los trabajadores. Con el objeto de elevar la cualidad cultural y la habilidad técnica de los trabajadores, el Gobierno chino ha recurrido a diversos canales para desarrollar activamente la educación de modalidades variadas y poner en práctica el sistema de igual importancia para certificados de estudios académicos y certificados de calificación profesional. Actualmente, la educación obligatoria de nueve años es popular y cubre el 85% de la población nacional y la tasa de analfabetismo ha bajado al 5% en los jóvenes y adultos, en tanto que el país tiene 1.225 centros de enseñanza superior común con 7.190.000 estudiantes matriculados, 686 centros de enseñanza superior para adultos con 4.560.000 estudiantes matriculados; y 80.400 escuelas de enseñanza secundaria común con 79.190.000 estudiantes matriculados. Además, China desarrolla escuelas de formación profesional superior, escuelas de formación profesional secundaria, escuelas técnicas especializadas de enseñanza secundaria, escuelas de obreros técnicos, centros de capacitación de empleo, organismos de capacitación de empleo no públicos y centros de capacitación de trabajadores de las empresas, en un esfuerzo por conformar un sistema de educación y capacitación profesional y técnica omnidireccional y de múltiples niveles, con el fin de fortalecer la capacitación de la nueva fuerza de trabajo, los trabajadores en servicio, los trabajadores desplazados de sus puestos y los desempleados. Tomando en cuenta la necesidad de la nueva fuerza de trabajo, a los graduados de la enseñanza secundaria inferior e superior que no han podido pasar a centros docentes de niveles más altos, se les aplica la capacitación integral de uno a tres años como reserva de mano de obra; se reajustan y reorganizan las escuelas de obreros técnicos y los centros de capacitación de empleo y se establecen bases de capacitación integral; se implementa en todos los sentidos el sistema de certificados de calificación profesional, y se ha creado el sistema de calificación profesional para los trabajadores desde los obreros de categoría inferior hasta los técnicos de categoría superior. En el momento, más del 80% de los nuevos trabajadores en servicio en las zonas urbanas del país han alcanzado el nivel de educación secundaria superior o más alto o han recibido capacitación de habilidad profesional, y cerca de 35 millones de personas han obtenido certificados de calificación profesional pertinente.

Desarrollar el sistema de servicio de empleo. Partiendo de los años 1980, China ha instaurado y perfeccionado de continuo el sistema de servicio de empleo, el cual abarca la recomendación de empleo, la capacitación de empleo, el seguro de desempleo y las empresas de servicio de trabajo y empleo. A través de este sistema, se ofrecen servicios de guía, asesoramiento y recomendación a los trabajadores en busca de empleo y a las empresas empleadoras, se imparten la capacitación previa al empleo a los aspirantes principiantes al empleo y la capacitación de cambio de profesión a los desempleados y se proporciona el seguro de desempleo, con miras a dar plazas de empleo a los grupos vulnerables. El gobierno estimula el desarrollo de las entidades de recomendación de empleo no públicas e impulsa la extensión del servicio de empleo a las comunidades, para formar de este modo una red de servicio de empleo de múltiples niveles.

Coordinar y atender a la vez el empleo en las zonas tanto urbanas como rurales. El agro chino abunda en mano de obra, pero se aqueja del serio problema de empleo no pleno. El Gobierno chino presta suma atención al problema de empleo de la fuerza de trabajo rural y, en combinación con la estrategia de construcción de poblados y ciudades pequeñas y la de explotación del oeste del país a gran escala, brega por explorar nuevos caminos para el empleo coordinado en las zonas urbanas y rurales, de suerte que se ha formado una política básica en dos aspectos. Primero, estimular a la mano de obra rural a conseguir empleo en sus propias localidades. Se aprovecha plenamente la ventaja de los recursos locales del campo, se reajusta activamente la estructura de la agricultura y de la economía rural, se desarrollan la agricultura rentable y la agricultura intensiva en trabajo, se fomentan los sectores no agrícolas en el campo, se da guía a la combinación del desarrollo de las empresas de cantón y poblado con la construcción de poblados y ciudades pequeñas, se expande la envergadura de construcción de las obras hidráulicas, el transporte y las comunicaciones, las redes eléctricas y otras instalaciones infraestructurales en las zonas rurales y se promueven la educación básica y la capacitación de habilidad profesional en el agro. Segundo, conducir a la fuerza de trabajo rural a moverse a otras regiones en busca de empleo. Como el éxito de la reforma rural ha elevado grandemente la eficiencia de la producción agrícola, el excedente de la fuerza de trabajo rural ha empezado a fluir hacia las zonas urbanas y del interior del oeste del país hacia las zonas costeras del este. Al conducir activamente el flujo transregional racional de la mano de obra rural y potenciando la construcción de las redes de información y el servicio intermediario de empleo, el Gobierno chino despliega la capacitación previa a la salida de la mano de obra rural, organiza el flujo ordenado de la misma, eleva la tasa de empleo de los trabajadores rurales que salen a otros lugares, y ha creado un mecanismo de flujo en doble sentido, para el empleo de la fuerza de trabajo rural emigrante y para su regreso al campo a crear sus propias empresas. En el presente se han establecido 1,000 puntos de supervisión del empleo flotante de la mano de obra rural en 100 distritos y ciudades del país, dedicados a analizar el flujo de esta fuerza de trabajo y su demanda, emitir información oportunamente y orientar el flujo racional de dicha fuerza.

Escala de empleo ampliada y estructura optimizada

Gracias a los esfuerzos concertados del gobierno y las diversas capas sociales, el volumen total del empleo en China se ha incrementado perceptiblemente. Desde 1978, el número de personas empleadas ha aumentado en 328,73 millones en las zonas urbanas y rurales y en 144,26 millones en las ciudades y los poblados.

La estructura del empleo ha experimentado cambios grandes. En el 2000, los sectores primario, secundario y terciario tenían el 50%, el 22,5% y el 27,5% del total de trabajadores empleados, respectivamente. En comparación con el pasado, el porcentaje de empleo generado por el sector primario había descendido notablemente, los correspondientes a los sectores secundario y terciario habían crecido en gran medida y, en particular, el correspondiente al sector terciario había aumentado más rápido que el del secundario. La proporción de los empleados de las entidades de propiedad estatal y colectiva había caído del 99,8% en 1978 al 37,3% en el 2001 en el total de empleados urbanos, a la vez que el número de empleados de las empresas privadas, individuales y de inversión foránea se había acrecentado considerablemente. En el campo, el empleo agrícola sigue concentrado en las familias; pero conforme se aplica la estrategia de construcción de poblados y ciudades pequeñas y se desarrolla el sector no agrícola, el empleo en este sector y el traslado de la fuerza de trabajo progresan con celeridad. Hacia finales del 2000, las empresas en los cantones y poblados del país empleaban 128.195.000 personas; de este número, las empresas colectivas empleaban 38,328 millones de personas, las empresas privadas 32,525 millones, y las empresas individuales 57,342 millones. A partir de los años 90 del siglo XX, más de 80 millones de trabajadores rurales se han desplazado a las zonas urbanas y han encontrado empleo allí.

Promover el reempleo de los trabajadores desplazados de sus puestos y de los desempleados

Junto con la aceleración de la reestructuración económica, se han tornado cada vez más evidentes las contradicciones largamente acumuladas, incluido el mecanismo de gestión empresarial, y ha aparecido un nutrido número de trabajadores desplazados por la redundancia del personal. En general, los desplazados de las empresas estatales son de mayor edad, tienen cualidades culturales bajas y carecen de una segunda habilidad técnica, por lo cual les resulta difícil encontrar plazas nuevas. Para solucionar el problema de estos trabajadores y de los desempleados, el Gobierno chino ha elaborado una serie de políticas de reempleo y ha tomado muchas medidas, a la par que garantiza su manutención básica.

Adoptar medidas activas de servicio de empleo. Generalmente se han creado centros de servicio de reempleo en las empresas estatales que tienen trabajadores desplazados. Una vez que éstos pasan a dichos centros, el organismo de servicio de empleo público del gobierno les proporciona cada seis meses un curso de guía profesional, tres servicios de información de empleo y un curso de capacitación profesional gratuito. En 1998, el gobierno inició la primera fase del programa de capacitación de reempleo dedicado a capacitar a diez millones de desplazados y desempleados en tres años, movilizó la fuerza de capacitación de toda la sociedad y adoptó medidas eficaces tales como la compra de los logros de capacitación, para promover así la incorporación de los desplazados y desempleados a la capacitación de reempleo. En el trienio 1998-2000, en todo el país fueron capacitados más de 13 millones de desplazados y desempleados, y la tasa de reubicación llegó al 60% para quienes habían recibido capacitación por seis meses. En el 2001, el gobierno emprendió la segunda fase del referido programa. Aparte, se ha puesto en marcha ya el programa de "capacitación para la creación de empresas" en 30 ciudades, para beneficiar a aquellos desplazados y desempleados dispuestos a abrir empresas pequeñas. Una vez capacitados, se les ayuda a registrarse en las administraciones de industria y comercio y a obtener préstamos de sumas modestas para que puedan establecer empresas pequeñas susceptibles de dar empleo a otros desplazados y desempleados.

Perfeccionar e implementar la política preferencial para el reempleo. Con las medidas como la simplificación del registro en las administraciones de industria y comercio, el arreglo de locales, la exención total o parcial de los impuestos y las tarifas y el ofrecimiento de créditos, se ayuda a los desplazados  y desempleados a crear entidades económicas de autoauxilio u organizaciones de trabajo, a buscar empleo por cuenta propia o a ser organizados para el empleo. Se toma el empleo en las comunidades residenciales como el rumbo de recolocación principal para los desplazados y desempleados y se desarrollan con dinamismo las empresas pequeñas y las empresas de servicio de trabajo y empleo que tienen una mayor capacidad de absorber la fuerza de trabajo.

Desplegar la "acción de ayuda al reempleo". Con el propósito de resolver adecuadamente las dificultades reales surgidas después de la salida de los desplazados de los centros de servicio de empleo, el gobierno ha organizado y emprendido la "acción de ayuda al reempleo" y ha tomado diversas medidas de ayuda, para dar servicios oportunos y eficaces a los desplazados salidos de dichos centros, comprendidos la garantía de la manutención básica, la reubicación y el seguro social entre otros.

En 1998-2001, en toda China más de 25,5 millones de trabajadores de las empresas estatales fueron desplazados de sus puestos y 16,8 millones de ellos encontraron empleos nuevos.

Garantizar el derecho de empleo de la mujer

El empleo de la mujer recibe atención especial en China. La Constitución de la República Popular China, la Ley del Trabajo y la Ley de Garantía de los Derechos e Intereses de las Mujeres contienen estipulaciones especiales en relación a la garantía del derecho de empleo de la mujer. El Estado protege la igualdad del derecho de trabajo de la mujer frente al hombre, practica igual remuneración por trabajo igual entre ambos sexos y garantiza la protección especial de la mujer en los períodos de menstruación, parto y lactancia. El Gobierno chino y los círculos sociales desarrollan activamente la capacitación de habilidad profesional para la mujer, desarrollan y amplían los campos y los sectores apropiados al empleo de la mujer e introducen modalidades de empleo más flexibles, a objeto de proporcionar oportunidades de empleo a las mujeres que tienen necesidades de empleo diferentes.

Ayudar a los minusválidos y otros grupos especiales a encontrar empleo

El gobierno dispensa suma importancia al derecho de empleo y trabajo social de los minusválidos. China adopta el principio de combinar el empleo concentrado con el empleo disperso y de estimular a buscar empleo por cuenta propia con el fin de promover el empleo de este grupo. Las empresas de bienestar constituyen una importante forma de empleo concentrado para los minusválidos. Con la política preferencial de exención total o parcial de los impuestos, el gobierno alienta a desarrollar empresas de bienestar para que den empleo a un mayor número de minusválidos. Al propio tiempo, se aplica la política de empleo de minusválidos a razón de cierto porcentaje, es decir, todas las entidades empleadoras deben aceptar a minusválidos según porcentajes establecidos y, en caso de no alcanzar tales índices, la empresa o entidad debe pagar el fondo de garantía en promoción del empleo de esas personas. En el período 1996-2000, los diversos círculos sociales utilizaron las asignaciones del gobierno y el fondo de garantía de empleo de los minusválidos para capacitar y colocar a más de 1.100.000 de ellos, de manera tal que la tasa de empleo de los minusválidos se elevó del 70% al 80,7%.

Consciente de la dificultad de empleo que padecen los habitantes pobres y sin trabajo, los desplazados de mayor edad y los desempleados en las zonas urbanas, el gobierno ha implantado el sistema de servicio de empleo y ha financiado y apoyado las organizaciones de empleo con carácter de beneficencia pública en las comunidades y ha desarrollado, entre otros, programas de mantenimiento del entorno limpio, de seguridad comunitaria y de servicios comunitarios para colocar a las personas más difíciles, y también ha desarrollado de manera organizada servicios de empleo gratuitos, todo lo cual ha surtido buenos resultados.



Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en lea