Nuestro sitio  |Ayuda  |Mapa del sitio  |Archivo  
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  lA VOZ DEL
       LECTOR

  ORGANOS ESTATALES
  DIRIGENTES DEL ESTADO
  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO

Situación del Trabajo y la Seguridad Social en China

Oficina de Información del Consejo de Estado de la República Popular China

Abril de 2002, Beijing

II. Se ha conformado en lo básico una relación de trabajo de nuevo tipo

En el proceso de establecimiento y perfeccionamiento del sistema de economía de mercado socialista, la relación de trabajo ha tendido a ser compleja y variada en China. Consagrada a mantener una relación de trabajo armoniosa y estable, China ha conformado en lo preliminar un sistema de leyes y reglamentos legales reguladores de esta relación basado principalmente en la Ley del Trabajo de la República Popular China, y ha establecido el sistema de contrato laboral y contrato colectivo, el mecanismo de coordinación tripartita, el sistema de normas de trabajo, el sistema de tratamiento de litigios laborales y el sistema de supervisión de la garantía del trabajo, de suerte que se ha instaurada en lo básico una relación de trabajo de nuevo tipo adecuada a la economía de mercado socialista.

Implementación del sistema de contrato laboral

Este sistema de China, introducido de modo experimental en puntos seleccionados a mediados de los años 1980, fue popularizado enérgicamente en la década del 90, y ahora se está implementando ampliamente en las empresas de diversos tipos en las zonas urbanas. La ley de China estipula: La entidad empleadora y el trabajador establecen relación de trabajo según la ley, y deben suscribir contrato laboral por escrito con plazo fijo, sin plazo fijo o con plazo previsto para cumplir un determinado trabajo; en el proceso de suscribir el contrato laboral, ambas partes de la relación de trabajo deben observar el principio de igualdad, voluntariedad y acuerdo mediante consulta. Por la práctica del contrato laboral se vuelven claros los derechos y los deberes tanto del trabajador como de la entidad empleadora, de modo que quedan garantizados el derecho del trabajador a elegir la profesión por sí mismo y el de la entidad empleadora a aceptar personal.

Establecimiento del sistema de contrato colectivo

El Gobierno chino estimula a las empresas a fortalecer constantemente las atribuciones de la asamblea de trabajadores y del sindicato para mejorar el sistema de participación democrática de los trabajadores. Con miras a formar el mecanismo de autocoordinación de la relación de trabajo en las empresas, China ha comenzado a explorar el establecimiento del sistema de contrato colectivo mediante la consulta sobre la base de la igualdad y ha venido difundiendo este sistema. Según las leyes y reglamentos legales de China, los trabajadores de cada empresa pueden desarrollar la consulta sobre la base de la igualdad y suscribir contratos colectivos con la empresa por medio de los representantes del sindicato o de los representantes directamente recomendados por ellos, con respecto a las remuneraciones de trabajo, el horario de trabajo, el descanso, las vacaciones, la seguridad y sanidad laborales, el seguro y el bienestar entre otros asuntos. La consulta en pie de igualdad tiene muchas formas y el contrato colectivo es rico en contenidos. La mayoría de las empresas adoptan la forma en la cual el sindicato de la empresa suscribe contrato colectivo con ésta mediante consulta.

En los últimos años, el sistema de contrato colectivo no solamente ha sido popularizado en las empresas no estatales, sino que también lo ha sido gradualmente en las empresas estatales en el proceso de la reforma de éstas. Hasta fines del 2001, las empresas de todo el país habían suscrito y entregado 270 mil contratos colectivos para su registro en los departamentos administrativos de trabajo y seguridad social.

Establecimiento del mecanismo de coordinación tripartita

China implanta activamente el mecanismo de coordinación tripartita entre el gobierno, el sindicato y la empresa a tenor de las condiciones nacionales propias. En el marco de este mecanismo, los departamentos de trabajo y seguridad social de los gobiernos de las diversas instancias, las organizaciones sindicales y las organizaciones empresariales envían representantes para constituir organismos de coordinación, encargados de hacer comunicación y consulta sobre los asuntos importantes que atañen a la relación de trabajo y presentar sugerencias sobre los reglamentos legales de trabajo y seguridad social a ser elaborados y sobre los importantes proyectos de reforma y medidas políticas concernientes al reajuste de los intereses de las tres partes.

En agosto de 2001, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la Federación Nacional de Sindicatos y la Federación Nacional de Empresas establecieron conjuntamente el sistema estatal de reuniones tripartitas para la coordinación de la relación de trabajo y convocaron la primera reunión tripartita de coordinación de la relación de trabajo a nivel nacional. De ahí que nació un mecanismo de trabajo relativamente reglamentado y estable para la coordinación de esta relación en todo el país. En la actualidad, más de diez provincias y municipios bajo jurisdicción central como Beijing, Tianjin, Hebei, Shanxi y Jiangsu, así como las ciudades de Shenzhen y Dalian, han creado mecanismos locales de coordinación tripartita de la relación de trabajo. Entre dichas localidades, las provincias de Shanxi y Jiangsu han implantado además mecanismos de esta índole en tres niveles: de provincia, prefectura (municipio) y distrito común (o distrito urbano).

Perfeccionamiento del sistema de normas de trabajo

El Gobierno chino presta atención a fijar de manera racional las normas de trabajo, promulgarlas según la ley y reajustarlas en tiempo oportuno, con el propósito de garantizar los derechos e intereses legales de los trabajadores e impulsar el desarrollo económico y social. En la actualidad, China ha configurado en lo preliminar un sistema de normas de trabajo centrado en la Ley del Trabajo de la República Popular China y cuyos contenidos comprenden el horario de trabajo, el descanso y las vacaciones, el salario, la prohibición del empleo de obreros niños, la protección laboral especial de las trabajadoras y de los trabajadores no mayores de edad, las cuotas de trabajo, la seguridad y sanidad profesional, etc., y lo reajusta y perfecciona constantemente según el desarrollo económico y social.

Para garantizar los derechos de trabajo normal, descanso y vacaciones de los trabajadores, China practica actualmente el sistema de no más de ocho horas de trabajo diarias y de un promedio de no más de 40 horas de trabajo por semana. Si es necesario prolongar el tiempo de trabajo, la entidad empleadora debe consultar con el sindicato y los trabajadores. En general, el trabajo extra no debe pasar de una hora diaria y, en caso especial, no pasar de tres horas diarias, y no pasar de 36 horas por mes. En cuanto al descanso y las vacaciones, según la ley el trabajador tiene derecho a disfrutar las fiestas y los días de asueto establecidos por la ley y a descansar al menos un día cada semana.

El Estado prohíbe el empleo de los menores sin cumplir 16 años e investiga y castiga con rigor casos de empleo ilegal de obreros niños. Con respecto a las trabajadoras y los trabajadores no mayores de edad (de 16 años cumplidos a 18 años no cumplidos), el Estado prohíbe que la entidad empleadora los dedique a los trabajos explícitamente prohibidos por él. China ha elaborado normas estatales, normas por ramas de actividad y normas locales en materia de la seguridad y sanidad profesional. En 1999, con el fin de perfeccionar el sistema de administración de la seguridad y sanidad profesional, el Gobierno chino promulgó el mencionado sistema y emprendió el trabajo de certificación. Hasta la fecha, China ha formulado más de 200 normas de cuotas de trabajo y de plantillas de personal del Estado y de las ramas de actividad y ha publicado las normas de clasificación de profesiones y las normas de habilidad profesional, así como otras normas de trabajo.

Para asegurar lo científico y racional de las normas de trabajo y su implementación sin inconvenientes, el Estado recoge ampliamente las observaciones de las organizaciones sindicales, las organizaciones empresariales y los expertos y eruditos durante el proceso de elaboración, publicación y reajuste de esas normas. El Gobierno chino siempre ha sido de la opinión de que las normas de trabajo deben estar en consonancia con el nivel de desarrollo económico y social del propio país, garantizar los derechos humanos fundamentales, promover el desarrollo de la economía nacional y el progreso social y, sobre esta base, elevar gradualmente su nivel. China atribuye importancia a las experiencias de la comunidad internacional en la elaboración y aplicación de las normas de trabajo y, en combinación con la realidad de su propio desarrollo económico y social, se incorpora en tiempo oportuno a las convenciones internacionales de trabajo pertinentes.

Mejoramiento del sistema de tratamiento de litigios de trabajo

El Gobierno chino aboga por tratar oportunamente los conflictos de trabajo según la ley y salvaguardar los derechos e intereses legales de las dos partes involucradas, propone y apoya a éstas a resolver las disputas a través de la consulta por iniciativa propia. Las leyes y reglamentos legales pertinentes de China estipulan en términos explícitos el procedimiento y los organismos de solución de litigios de trabajo según la ley. De acuerdo con lo estipulado, cuando se produce una disputa entre el trabajador y la empresa, una de las dos partes puede solicitar mediación al comité de mediación de litigios de trabajo en el seno de la empresa, y si fracasa la mediación o si el interesado no la acepta, éste también puede solicitar arbitraje al comité de arbitraje de litigios de trabajo de la localidad; si el interesado no está convencido del laudo de este comité, puede pedir proceso judicial ante el tribunal popular.

Hasta el cierre del 2001, en China se habían establecido 3.192 comités de arbitraje de litigios de trabajo de nivel distrital y superior, con cerca de 20 mil árbitros de litigios de trabajo a tiempo completo o parcial. Desde el 1 de agosto de 1993, fecha en que se promulgó el Reglamento de la República Popular China sobre el Tratamiento de los Litigios de Trabajo en las Empresas, hasta finales del 2001, los comités de arbitraje de litigios de trabajo de las diversas instancias de todo el país encausaron y vieron 688 mil casos de litigio de trabajo, con la involucración de 2.360.000 trabajadores, y los concluyeron en más del 90%. Aparte de ello, dichos comités  atendieron 503 mil litigios de trabajo a modo no constitucional.

Establecimiento del sistema de garantía y supervisión del trabajo

Desde 1993, China ha establecido paulatinamente el sistema de garantía y supervisión del trabajo. La Ley del Trabajo, la Ley de Sanciones Administrativas y otras leyes y reglamentos legales de la República Popular China tienen establecidos las funciones y el procedimiento de trabajo de los organismos de garantía y supervisión del trabajo. Los departamentos administrativos de trabajo y seguridad social supervisan y examinan según la ley la observación de las leyes y reglamentos legales de trabajo y seguridad social por parte de las entidades empleadoras, tienen el poder de detener sus actos de violación de estas leyes y reglamentos y de ordenarles la corrección, y también pueden aplicarles advertencias, multas y otras sanciones administrativas según la ley. Cualquier organización e individuo tienen derecho a delatar y acusar los actos de violación de dichas leyes y reglamentos. Cuando la persona interesada considera que el departamento administrativo de trabajo y seguridad social ha infringido sus derechos e intereses legales en el proceso de supervisión y aplicación de la ley, puede exigir reconsideración administrativa o procedimiento administrativo.

Con sujeción al principio de administración según la ley y de aplicación estricta de la ley, los departamentos administrativos de trabajo y seguridad social de las diversas instancias de China intensifican constantemente el rigor de la aplicación de la ley al respecto, y han establecido y mejorado las organizaciones supervisoras de la garantía del trabajo. Hasta finales del 2001, China había establecido 3.174 organismos supervisoras de la garantía del trabajo, dotados de 40 mil supervisores.

Reforma del sistema de distribución de los ingresos salariales

El Gobierno chino persiste en el sistema de distribución según el trabajo como forma principal y de coexistencia de otras formas de distribución, con el fin de encarnar el principio de prioridad a la eficiencia y de consideración simultánea de la equidad. Por medio de la reforma del sistema salarial se pone en juego el papel de regulación del mecanismo de mercado para permitir que el nivel de ingreso salarial de los trabajadores se eleve constantemente a medida del desarrollo económico y del crecimiento de la rentabilidad de las empresas. La Ley del Trabajo de la República Popular, las Disposiciones sobre el Salario Mínimo de las Empresas, las Disposiciones Provisionales sobre el Pago del Salario y otras leyes y reglamentos legales contienen estipulaciones explícitas para la reglamentación de la conducta de distribución salarial. Conforme a la ley, el Gobierno chino formula y reajusta oportunamente el estándar de salario mínimo, reglamenta los métodos de pago salarial, publica a plazos fijos ante la sociedad la información sobre la línea de guía salarial, los precios de salario guía aplicables en el mercado de trabajo y el costo de trabajo humano, estimula a las empresas a experimentar con el sistema de consulta colectiva sobre el salario, las conduce a adoptar sistemas salariales y formas de distribución variados y flexibles, y salvaguarda el poder autonómico de las empresas para la distribución salarial y el derecho de los trabajadores a obtener remuneraciones por el trabajo según la ley. En la actualidad, a lo ancho del país se ha establecido el sistema de salario mínimo en lo básico, más de 10 mil empresas han desarrollado el experimento de la consulta colectiva sobre salarios, 26 provincias, regiones autónomas y municipios bajo jurisdicción central han publicado la línea de guía salarial, y 88 ciudades han publicado precios de salario guía aplicables en el mercado de trabajo.

A raíz de la reforma y la apertura del país, junto con el rápido desarrollo de la economía, el ingreso salarial de los empleados urbanos ha aumentado sin cesar. Hasta finales del 2001, el salario monetario medio por empleado urbano había ascendido a 10.870 yuanes por año, lo que significa 16,3 veces la cifra de 1978, y, deducido el factor de los precios, el incremento anual real fue de 5,5% en términos medios.



Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en lea