Nuestro sitio  |Ayuda  |Mapa del sitio  |Archivo  
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  lA VOZ DEL
       LECTOR

  ORGANOS ESTATALES
  DIRIGENTES DEL ESTADO
  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO

Situación del Trabajo y la Seguridad Social en China

Oficina de Información del Consejo de Estado de la República Popular China

Abril de 2002, Beijing

III. Establecimiento inicial del sistema de seguridad social

Con el fin de promover el desarrollo económico y la estabilidad social y elevar gradualmente el nivel de vida de las masas populares y su trato de seguridad social, el Gobierno chino se empeña en crear un sistema de seguridad social sano y adecuado al sistema de economía de mercado socialista. Tras muchos años de exploración y práctica, se ha constituido en lo preliminar un sistema de seguridad social que toma el seguro social, el socorro social, el bienestar social, el trato preferencial y colocación de las personas especiales y la ayuda mutua social como contenidos principales, que reúne fondos de seguridad por múltiples canales y cuya administración y servicio se socializan paso a paso.

Reformas del sistema de seguridad social

A partir de inicios de la década del 80, el Gobierno chino ha llevado a cabo una serie de reformas, con el objetivo de establecer un sistema de seguridad social independiente de las empresas y las instituciones públicas, y con la diversificación de las fuentes de fondos, la reglamentación de los estatutos y la socialización de la administración y el servicio. Este sistema se caracteriza principalmente por una seguridad básica, una cobertura amplia, una multiplicidad de niveles y una unificación gradual. En correspondencia con el nivel de desarrollo económico, la seguridad básica establecida de forma coercitiva por el Estado se dedica principalmente a satisfacer las necesidades de vida básicas del pueblo; la seguridad social debe ser amplia y cubrir gradualmente a todos los ciudadanos; aparte de la seguridad básica, el Estado impulsa activamente el desarrollo de otras formas de seguros, se esfuerza por configurar un sistema de seguridad social de múltiples niveles; y a través de la reforma y el desarrollo se va implantando un sistema de seguridad social unificado en todo el país. Luego de más de diez años de esfuerzo, han sido elaboradas, promulgadas e implementadas sucesivamente las políticas básicas de seguridad social, las cuales cubren a la gran mayoría de los empleados y los jubilados y retirados de las zonas urbanas, y en algunas localidades también cubren a los campesinos que han emigrado a trabajar a las ciudades; y en éstas se ha implantado en general el sistema de garantía del mínimo nivel de vida para los residentes. En el 2001, el Gobierno chino empezó a experimentar en toda la línea con el perfeccionamiento del sistema de seguridad social urbana en la provincia de Liaoning.

Desde mediados de la década del 90, el Gobierno chino ha realizado una serie de reformas del sistema de administración de la seguridad social, destinadas a fortalecer la planificación unificada de las diversas modalidades de sistema de seguridad social y la administración y supervisión de sus fondos. En lugar de la anterior administración separada por parte de muchos departamentos administrativos, la seguridad social ha pasado a ser administrada de modo unificado por los departamentos administrativos de trabajo y seguridad social, a la vez que estos departamentos de las diversas instancias han creado organismos de trabajo de la seguridad social correspondientes, a cargo de la administración de los asuntos concretos. Los asuntos del seguro social, asumidos previamente por las empresas, han estado cambiando a ser administrados por los organismos sociales, es decir, se socializa el pago de este seguro y sus beneficiarios son administrados en las comunidades donde viven. El Gobierno chino ha intensificado la supervisión administrativa y social sobre los fondos de seguridad social, que han sido incorporados a la cuenta fiscal especial, se administran en dos líneas, la de ingresos y la de egresos, y se usan para propósitos especiales. Los departamentos de trabajo y seguridad social de los diversos niveles han creado en especial organismos supervisores de estos fondos, con la responsabilidad de examinar y supervisar su recaudación, administración y pago y de investigar y castigar las transgresiones de la ley y las estipulaciones. Adicionalmente, al adoptar una serie de medidas tales como la intensificación del cobro de fondos y la elevación del porcentaje de los gastos de seguridad social en los egresos fiscales, el Gobierno chino se esfuerza por ampliar las fuentes de fondos de seguridad social. Tan sólo en el año 2001, la hacienda central destinó 98.200 millones de yuanes para los gastos de seguridad social, lo que significa 5,18 veces la cifra de 1998. El Gobierno chino ha establecido en especial el Consejo Nacional del Fondo de Seguridad Social,  a cargo de poner en operación y administrar los fondos obtenidos de la disminución de las acciones estatales, los fondos invertidos por la hacienda central y los fondos de seguridad social reunidos bajo otras formas.

Desde el año 1998, el Gobierno chino ha tomado la medida de "asegurar dos cosas". La primera se refiere a asegurar la manutención básica de los trabajadores desplazados de las empresas estatales. En éstas se han establecido generalmente centros de servicio de reempleo para los trabajadores desplazados. Dichos centros se encargan de emitirles el pago para su manutención básica y pagar por ellos las cuotas de seguro social, y sus fondos requeridos (principalmente el fondo de seguro de desempleo) son sufragados por la hacienda gubernamental, las empresas y la sociedad. Al mismo tiempo, estos centros responden de impartir guía profesional y capacitación de reempleo a los desplazados y de conducirlos y ayudarles a realizar la reubicación. La segunda cosa se refiere a asegurar la manutención básica de los jubilados y retirados y a asegurarles el pago puntual e íntegro de la pensión de vejez básica. A fin de implementar efectivamente la medida de "asegurar dos cosas", el Gobierno chino ha planteado la política de "tres líneas de garantía" en conexión con la citada medida: Los trabajadores desplazados de las empresas estatales pueden recibir el pago de manutención básica de los centros de servicio de reempleo durante tres años seguidos como máximo; vencido este plazo y sin conseguir empleo nuevo, pueden recibir el pago del seguro de desempleo durante dos años seguidos como máximo; y vencido este plazo y sin conseguir empleo nuevo, pueden solicitar el pago de garantía del nivel mínimo de vida para los residentes urbanos. En el 2001, la absoluta mayoría de los desplazados de las empresas estatales percibieron el pago para la manutención básica y los jubilados y retirados percibieron en lo básico el pago puntual e íntegro de la pensión de vejez. La implementación de la medida de "asegurar dos cosas" ha jugado un importante papel en la salvaguarda de los derechos e intereses legales de los desplazados, los jubilados y los retirados y de la estabilidad social.

Sistema de seguro de vejez

En 1984, las diversas localidades de China reformaron el sistema de seguro de vejez. En 1997, el Gobierno chino dio a luz la Decisión acerca del Establecimiento de Un Sistema de Seguro de Vejez Básico Unificado para los Trabajadores de las Empresas, para proceder a aplicar este sistema en todas las zonas urbanas del país.

En China el sistema de seguro de vejez básico adopta el modo de combinar la coordinación social con la cuenta individual. Su alcance llega a los trabajadores de los diversos tipos de empresas de las zonas urbanas; todas estas empresas y sus trabajadores tienen la obligación de pagar las cuotas del seguro de vejez básico. En el presente, la proporción del pago de la empresa es de alrededor del 20% del monto salarial total y la del individuo se aproxima al 8% del salario personal. Una parte de las cuotas pagadas por las empresas se destinan a la formación del fondo de coordinación, y el resto pasa a las cuentas individuales; las cuotas pagadas por los individuos entran en las cuentas individuales. La pensión de vejez básica se compone de la pensión de vejez base y la pensión de vejez abonada en la cuenta individual. La pensión de vejez base se paga del fondo de coordinación social, la pensión de vejez base mensual equivale al 20% del salario medio social de los trabajadores, y la pensión de vejez mensual que entra en la cuenta individual equivale a 1/120 del monto acumulado del fondo en esta cuenta. La cuenta de pensión de vejez individual puede ser heredada. Además, se paga adicionalmente la pensión de vejez transitoria a las personas que empezaron a trabajar antes de la implantación del nuevo sistema pero que se jubilaron después de su introducción.

Al cabo de varios años de práctica, los trabajadores abonados en el seguro de vejez básico aumentaron a 108.020.000 a finales del 2001 desde el número de 86.710.000 registrado a finales de 1997; los receptores de la pensión de vejez básica se incrementaron de 25.330.000 a 33.810.000, y la pensión de vejez básica mensual media se elevó de 430 a 556 yuanes. En años recientes, a objeto de garantizar el pago puntual e íntegro de la pensión de vejez básica, el Gobierno chino se ha esforzado por elevar el nivel de coordinación del fondo de seguro de vejez básico, ha venido introduciendo la coordinación a nivel provincial y ha incrementado de continuo la inversión fiscal en el susodicho fondo. Entre 1998 y 2001, tan sólo la hacienda central gastó 86.100 millones de yuanes en concepto de subvenciones fiscales para el seguro de vejez básico. Actualmente se ha realizado en lo básico el pago de la pensión de vejez básico a través de los organismos de servicio social (por ejemplo, bancos y oficinas de correo). En el 2001 el pago de esta pensión fue socializado en el 98%. Por otro lado, se continúa aplicando el sistema de garantía de la vejez original para los trabajadores, los jubilados y los retirados de los organismos oficiales y las instituciones públicas.

En 1991 se dio curso al experimento del sistema de seguro de vejez en las zonas rurales del país. En estas zonas el sistema se atiene al principio básico de que "el individuo paga la mayor parte, la colectividad paga el resto y el gobierno presta apoyo en cuestión de política", y adopta el modo de cuentas individuales para la acumulación de fondos.

III. Establecimiento inicial del sistema de seguridad social

Con el fin de promover el desarrollo económico y la estabilidad social y elevar gradualmente el nivel de vida de las masas populares y su trato de seguridad social, el Gobierno chino se empeña en crear un sistema de seguridad social sano y adecuado al sistema de economía de mercado socialista. Tras muchos años de exploración y práctica, se ha constituido en lo preliminar un sistema de seguridad social que toma el seguro social, el socorro social, el bienestar social, el trato preferencial y colocación de las personas especiales y la ayuda mutua social como contenidos principales, que reúne fondos de seguridad por múltiples canales y cuya administración y servicio se socializan paso a paso.

Reformas del sistema de seguridad social

A partir de inicios de la década del 80, el Gobierno chino ha llevado a cabo una serie de reformas, con el objetivo de establecer un sistema de seguridad social independiente de las empresas y las instituciones públicas, y con la diversificación de las fuentes de fondos, la reglamentación de los estatutos y la socialización de la administración y el servicio. Este sistema se caracteriza principalmente por una seguridad básica, una cobertura amplia, una multiplicidad de niveles y una unificación gradual. En correspondencia con el nivel de desarrollo económico, la seguridad básica establecida de forma coercitiva por el Estado se dedica principalmente a satisfacer las necesidades de vida básicas del pueblo; la seguridad social debe ser amplia y cubrir gradualmente a todos los ciudadanos; aparte de la seguridad básica, el Estado impulsa activamente el desarrollo de otras formas de seguros, se esfuerza por configurar un sistema de seguridad social de múltiples niveles; y a través de la reforma y el desarrollo se va implantando un sistema de seguridad social unificado en todo el país. Luego de más de diez años de esfuerzo, han sido elaboradas, promulgadas e implementadas sucesivamente las políticas básicas de seguridad social, las cuales cubren a la gran mayoría de los empleados y los jubilados y retirados de las zonas urbanas, y en algunas localidades también cubren a los campesinos que han emigrado a trabajar a las ciudades; y en éstas se ha implantado en general el sistema de garantía del mínimo nivel de vida para los residentes. En el 2001, el Gobierno chino empezó a experimentar en toda la línea con el perfeccionamiento del sistema de seguridad social urbana en la provincia de Liaoning.

Desde mediados de la década del 90, el Gobierno chino ha realizado una serie de reformas del sistema de administración de la seguridad social, destinadas a fortalecer la planificación unificada de las diversas modalidades de sistema de seguridad social y la administración y supervisión de sus fondos. En lugar de la anterior administración separada por parte de muchos departamentos administrativos, la seguridad social ha pasado a ser administrada de modo unificado por los departamentos administrativos de trabajo y seguridad social, a la vez que estos departamentos de las diversas instancias han creado organismos de trabajo de la seguridad social correspondientes, a cargo de la administración de los asuntos concretos. Los asuntos del seguro social, asumidos previamente por las empresas, han estado cambiando a ser administrados por los organismos sociales, es decir, se socializa el pago de este seguro y sus beneficiarios son administrados en las comunidades donde viven. El Gobierno chino ha intensificado la supervisión administrativa y social sobre los fondos de seguridad social, que han sido incorporados a la cuenta fiscal especial, se administran en dos líneas, la de ingresos y la de egresos, y se usan para propósitos especiales. Los departamentos de trabajo y seguridad social de los diversos niveles han creado en especial organismos supervisores de estos fondos, con la responsabilidad de examinar y supervisar su recaudación, administración y pago y de investigar y castigar las transgresiones de la ley y las estipulaciones. Adicionalmente, al adoptar una serie de medidas tales como la intensificación del cobro de fondos y la elevación del porcentaje de los gastos de seguridad social en los egresos fiscales, el Gobierno chino se esfuerza por ampliar las fuentes de fondos de seguridad social. Tan sólo en el año 2001, la hacienda central destinó 98.200 millones de yuanes para los gastos de seguridad social, lo que significa 5,18 veces la cifra de 1998. El Gobierno chino ha establecido en especial el Consejo Nacional del Fondo de Seguridad Social,  a cargo de poner en operación y administrar los fondos obtenidos de la disminución de las acciones estatales, los fondos invertidos por la hacienda central y los fondos de seguridad social reunidos bajo otras formas.

Desde el año 1998, el Gobierno chino ha tomado la medida de "asegurar dos cosas". La primera se refiere a asegurar la manutención básica de los trabajadores desplazados de las empresas estatales. En éstas se han establecido generalmente centros de servicio de reempleo para los trabajadores desplazados. Dichos centros se encargan de emitirles el pago para su manutención básica y pagar por ellos las cuotas de seguro social, y sus fondos requeridos (principalmente el fondo de seguro de desempleo) son sufragados por la hacienda gubernamental, las empresas y la sociedad. Al mismo tiempo, estos centros responden de impartir guía profesional y capacitación de reempleo a los desplazados y de conducirlos y ayudarles a realizar la reubicación. La segunda cosa se refiere a asegurar la manutención básica de los jubilados y retirados y a asegurarles el pago puntual e íntegro de la pensión de vejez básica. A fin de implementar efectivamente la medida de "asegurar dos cosas", el Gobierno chino ha planteado la política de "tres líneas de garantía" en conexión con la citada medida: Los trabajadores desplazados de las empresas estatales pueden recibir el pago de manutención básica de los centros de servicio de reempleo durante tres años seguidos como máximo; vencido este plazo y sin conseguir empleo nuevo, pueden recibir el pago del seguro de desempleo durante dos años seguidos como máximo; y vencido este plazo y sin conseguir empleo nuevo, pueden solicitar el pago de garantía del nivel mínimo de vida para los residentes urbanos. En el 2001, la absoluta mayoría de los desplazados de las empresas estatales percibieron el pago para la manutención básica y los jubilados y retirados percibieron en lo básico el pago puntual e íntegro de la pensión de vejez. La implementación de la medida de "asegurar dos cosas" ha jugado un importante papel en la salvaguarda de los derechos e intereses legales de los desplazados, los jubilados y los retirados y de la estabilidad social.

Sistema de seguro de vejez

En 1984, las diversas localidades de China reformaron el sistema de seguro de vejez. En 1997, el Gobierno chino dio a luz la Decisión acerca del Establecimiento de Un Sistema de Seguro de Vejez Básico Unificado para los Trabajadores de las Empresas, para proceder a aplicar este sistema en todas las zonas urbanas del país.

En China el sistema de seguro de vejez básico adopta el modo de combinar la coordinación social con la cuenta individual. Su alcance llega a los trabajadores de los diversos tipos de empresas de las zonas urbanas; todas estas empresas y sus trabajadores tienen la obligación de pagar las cuotas del seguro de vejez básico. En el presente, la proporción del pago de la empresa es de alrededor del 20% del monto salarial total y la del individuo se aproxima al 8% del salario personal. Una parte de las cuotas pagadas por las empresas se destinan a la formación del fondo de coordinación, y el resto pasa a las cuentas individuales; las cuotas pagadas por los individuos entran en las cuentas individuales. La pensión de vejez básica se compone de la pensión de vejez base y la pensión de vejez abonada en la cuenta individual. La pensión de vejez base se paga del fondo de coordinación social, la pensión de vejez base mensual equivale al 20% del salario medio social de los trabajadores, y la pensión de vejez mensual que entra en la cuenta individual equivale a 1/120 del monto acumulado del fondo en esta cuenta. La cuenta de pensión de vejez individual puede ser heredada. Además, se paga adicionalmente la pensión de vejez transitoria a las personas que empezaron a trabajar antes de la implantación del nuevo sistema pero que se jubilaron después de su introducción.

Al cabo de varios años de práctica, los trabajadores abonados en el seguro de vejez básico aumentaron a 108.020.000 a finales del 2001 desde el número de 86.710.000 registrado a finales de 1997; los receptores de la pensión de vejez básica se incrementaron de 25.330.000 a 33.810.000, y la pensión de vejez básica mensual media se elevó de 430 a 556 yuanes. En años recientes, a objeto de garantizar el pago puntual e íntegro de la pensión de vejez básica, el Gobierno chino se ha esforzado por elevar el nivel de coordinación del fondo de seguro de vejez básico, ha venido introduciendo la coordinación a nivel provincial y ha incrementado de continuo la inversión fiscal en el susodicho fondo. Entre 1998 y 2001, tan sólo la hacienda central gastó 86.100 millones de yuanes en concepto de subvenciones fiscales para el seguro de vejez básico. Actualmente se ha realizado en lo básico el pago de la pensión de vejez básico a través de los organismos de servicio social (por ejemplo, bancos y oficinas de correo). En el 2001 el pago de esta pensión fue socializado en el 98%. Por otro lado, se continúa aplicando el sistema de garantía de la vejez original para los trabajadores, los jubilados y los retirados de los organismos oficiales y las instituciones públicas.

En 1991 se dio curso al experimento del sistema de seguro de vejez en las zonas rurales del país. En estas zonas el sistema se atiene al principio básico de que "el individuo paga la mayor parte, la colectividad paga el resto y el gobierno presta apoyo en cuestión de política", y adopta el modo de cuentas individuales para la acumulación de fondos.



Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en lea