Portada | China | Economía | Mundo | Iberoamérica | Opinión | Ciencia Deportes | Cultura | Sociedad | Viaje | Fotos | PTV | Tips

español>>América Latina

Países de América Latina hacen grandes esfuerzos para garantizar acceso a vacuna contra COVID-19

Xinhua  2020:10:19.08:53

MEXICO, 18 oct (Xinhua) -- Países de América Latina han hecho grandes esfuerzos para garantizar el acceso a la vacuna contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) y comenzar su aplicación, de ser posible, en este mismo año.

A través de la consolidación de acuerdos internacionales, los gobiernos de los países más afectados por la COVID-19 como Brasil, México y Argentina, han logrado asegurar la próxima inmunización de millones de personas.

En esta misma semana, México anunció que destinará unos 1.659 millones de dólares para la adquisición de vacunas contra la COVID-19, que aplicará a unos 116 millones de habitantes hacia el 2021.

De acuerdo con el secretario (ministro) de Hacienda, Arturo Herrera, antes de que termine este año, México pagará anticipos por 321,21 millones de dólares para la vacuna.

Los recursos se concentran en tres acuerdos de precompra concretados el martes pasado con las firmas AstraZeneca del Reino Unido, Pfizer de Estados Unidos y CanSino Biologics de China, además del mecanismo COVAX que lidera la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que además de los contratos de precompra, se han entablado negociaciones con siete laboratorios para que la fase III de los ensayos clínicos de ciertas vacunas se realice en México.

En tanto, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, expresó su deseo de aplicar las vacunas en el país entre diciembre de este año y el primer trimestre de 2021, aunque todo está sujeto a su efectividad.

Según López Obrador, el país será de los primeros en contar con la vacuna y aplicarla de manera universal y gratuita.

En Brasil, el país más afectado por la pandemia, la empresa Janssen-Cilag, división farmacéutica de la estadounidense Johnson & Johnson, interrumpió temporalmente el estudio clínico sobre la seguridad y eficacia de su vacuna contra la COVID-19, de acuerdo con la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Janssen-Cilag notificó a la Anvisa que "el estudio se interrumpió temporalmente debido a un acontecimiento adverso grave en un voluntario en el exterior".

Según la Anvisa, el estudio seguirá interrumpido en Brasil hasta que haya una investigación de causalidad por parte del Comité Independiente de Seguridad, como parte de los procedimientos de buenas prácticas clínicas.

En Argentina, tras un acuerdo histórico con México, se producirán entre 150 y 250 millones de vacunas contra la COVID-19 que la Universidad de Oxford y AstraZeneca distribuirán a casi toda América Latina, con excepción de Brasil, que tendrá su propia producción.

Los ensayos ya superaron varias pruebas y se encuentran en fase III, por lo que los especialistas ya prometen que entre noviembre y principios de 2021 podrían tener la vacuna lista, de acuerdo con el presidente argentino, Alberto Fernández.

En tanto, el gobierno de Uruguay reservó ante la OMS, el martes pasado, unas 750.000 dosis de una eventual vacuna contra la COVID-19 que servirá para inmunizar, en primer lugar, a la población de riesgo.

De acuerdo con el secretario de la presidencia, Alvaro Delgado, el país ingresó a una lista de prioridad de la OMS para adquirir estas vacunas una vez que sean autorizadas, para lo cual invertirá 2,5 millones de dólares.

Por su parte, Ecuador mantiene conversaciones con todas las farmacéuticas para acceder a la vacuna contra la enfermedad, aunque "hay exigencias difíciles de cumplir, como el pago de una cuota inicial", de acuerdo con el ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos.

"Son consideraciones difíciles de cumplir. Estamos haciendo todo lo posible para que el Ecuador no quede rezagado en términos de recibir las vacunas y a precios razonables", dijo Zevallos a una televisora local.

De acuerdo con el ministro de Salud, una de las exigencias para acceder a la vacuna es pagar una cuota inicial que no es reembolsable, "independientemente de cómo resulte la vacuna".

"Nos pone en una situación difícil en términos de compromiso de pago", dijo el ministro, quien agregó que ello dificulta acceder a la vacuna de manera "oportuna y a precios razonables".

El gobierno ecuatoriano, que prevé vacunar a 10 millones de personas en una primera fase de inmunización, mantiene conversaciones con productores de la vacuna como AstraZeneca, la Universidad de Oxford, la iniciativa mundial COVAX y la farmacéutica estadounidense Pfizer.

(Web editor: 周雨, 赵健)

Comentario

Noticias

Fotos