Última hora:  
español>>China

Iniciativa Cinturón y Ruta, una gran historia del siglo XXI

Actualizado a las 10/05/2017 - 14:27
Palabras clave:Cinturón y Ruta
Iniciativa Cinturón y Ruta, una gran historia del siglo XXI

Robert Lawrence Kuhn

Beijing,10/05/2017(El Pueblo en Línea)-La iniciativa Cinturón y Ruta es la forma ideal de relacionarse con China y es un buen ejemplo para la cooperación económica internacional. También ofrecerá oportunidades más amplias para los negocios estadounidenses, dijo Robert Lawrence Kuhn, presidente de la Fundación Kuhn, en una entrevista con Diario del Pueblo pocos días antes de que de comienzo el Foro Cinturón y Ruta para la Cooperación Internacional.

Kuhn dijo que hay tres razones principales para la gran popularidad de la iniciativa Cinturón y Ruta de China entre muchas naciones de todo el mundo: primeramente, la infraestructura es una necesidad primaria de los países en vías de desarrollo y la iniciativa Cinturón y Ruta se centra en la construcción de infraestructura; en segundo lugar, las economías en la mayoría de los países, y del mundo, se han ralentizado, y la esperanza es que la iniciativa Cinturón y Ruta estimule la economía mundial; y por último, pero no por ello menos importante, para muchos países en vías de desarrollo, China es ano sólo un modelo a seguir sino también una fuente de experiencia, especialidad y capital. Cinturón y Ruta es la forma ideal de interactuar con China.

Durante los últimos tres años, Kuhn ha observado atentamente el desarrollo de la iniciativa Cinturón y Ruta, y dijo que el foro marca una transición del alto simbolismo en la gran visión del presidente Xi Jinping para una nueva era de la globalización “ganar-ganar” desde que se planeó la hoja de ruta hasta que se ha puesto en práctica, y desde los conceptos sobre el papel hasta los proyectos sobre el terreno.

"He sido testigo del progreso de una visión hacia la realidad", dijo Kuhn, que asistirá a la cumbre de Beijing. "Para mí, el logro más importante ha sido institucionalizar un proceso profesional de buenas prácticas constantes”: estructura de proyectos, financiamiento de proyectos, coordinación gubernamental, gestión internacional y sistemas de monitoreo entre otros.

Kuhn cree que la cumbre es un ejemplo perfecto para la cooperación económica internacional y la gobernanza mundial. La reunión de funcionarios gubernamentales y líderes empresariales de más de 100 naciones, incluyendo 28 jefes de Estado y líderes gubernamentales, muestra un gran deseo de trabajar juntos por el bien común de toda la humanidad, dijo Kuhn.

De manera más general, agregó Kuhn, la iniciativa también ejemplifica el nuevo pensamiento global del presidente Xi sobre un "compromiso activo": "Es un modelo de desarrollo incluyente guiado por el principio de crecimiento mutuamente beneficioso. La inclusión es la clave. Si bien el enfoque inicial es fortalecer la conectividad entre Asia, Europa y África, la gran visión es mantener un sistema multilateral de comercio basado en normas, transparente, no discriminatorio, abierto e inclusivo, con la Organización Mundial del Comercio como núcleo".

La iniciativa también beneficia a China, recalcó Kuhn. "Ayudará a China a reequilibrar sus propias zonas geográficas desfavorecidas porque las provincias de acceso a la iniciativa Cinturón y Ruta están en gran medida menos desarrolladas. También es bueno para la diplomacia del país, que requiere un matiz y una sensibilidad especial en el trato con algunos países y culturas".

Algunos medios han publicado que la iniciativa Cinturón y Ruta representa un desafío para Occidente. Kuhn rechaza esta idea y cita al ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, quien dijo que "debe ser visto como un círculo abierto de amigos de todos los países que comparten objetivos similares, en lugar de ser un club dirigido por China".

"Lo que sí está claro es que el mundo tiene una gran necesidad y China tiene un gran plan. La iniciativa Cinturón y Ruta es una de las historias más importantes de principios del siglo XXI", dijo Kuhn.

Kuhn también advirtió de los desafíos a los que China tendrá que hacer frente con sensibilidad. "Los riesgos de la iniciativa Cinturón y Ruta son reales: la inestabilidad económica, financiera, estructural, política, el riesgo político, el nacionalismo y el terrorismo. La inestabilidad política y el terrorismo están siempre presentes, y China debe integrar planes de contingencia y proporcionar mecanismos de seguridad para la cooperación con los otros países”.

Con décadas de experiencia en la consultoría de corporaciones multinacionales sobre las estrategias y transacciones de China, Kuhn es optimista sobre el papel de las compañías estadounidenses en la iniciativa Cinturón y Ruta. Dijo que la política estadounidense ha adoptado un enfoque más pragmático bajo el presidente Donald Trump. Con la creación de puestos de trabajo en Estados Unidos como prioridad, ya no existe "estigma" o problema para que las empresas estadounidenses participen en proyectos iniciados en China.

Noticias relacionadas:

PTV videoMás